Salud y Bienestar

El edema macular diabético es curable si se diagnostica a tiempo

Existen muchos tratamientos y medicamentos, pero aún no se tiene cura definitiva para la diabetes, enfermedad asociada a un conjunto de trastornos metabólicos, relativos a los niveles de glucosa en la sangre. Esta patología puede generar diversas consecuencias en varios órganos; según la Organización Mundial de la Salud, es una causa importante de ceguera, amputación e insuficiencia renal. Una de los efectos que puede conllevar la diabetes es el edema macular diabético.

“Una de las primeras causas de mala visión en los pacientes diabéticos es cuando la mácula se afecta. Y el edema es sencillamente líquido en el ojo. La diabetes se puede complicar con cataratas; por ejemplo, pero la primera causa de visión deficiente en estos pacientes, es el edema macular diabético”, señala el Doctor Kenton Perret, Ex Presidente de la Sociedad Venezolana de Oftalmología.

Los daños por el edema macular diabético pueden ser reversibles, señala el especialista, dependiendo del momento en el cual se detecte y comience a ser tratado, pues si no se emplea la terapia adecuada de manera oportuna, el paciente percibirá como cada día su visión es más borrosa y defectuosa, pues el deterioro irá en aumento.

“Si la persona pasa mucho tiempo con este edema sin ser tratado, entonces le será cada vez más difícil recuperar su visión. Por eso es importante que los pacientes sean tratados con su oftalmólogo y sobre todo con el especialista en retinas, porque la gente generalmente cuando tiene problemas de visión, se va muchas veces a un establecimiento donde venden lentes, sin hacerse las pruebas o exámenes requeridos, sobre todo, el de fondo de ojos”, destaca Perret. El fondo de ojo es una prueba que realiza el oftalmólogo y consiste en hacer una exploración para visualizar a través de la pupila la porción posterior e interior del ojo.

Hoy en día hay medicamentos que pueden hacer que estos daños por el edema macular diabético sean reversibles, indica Perret. “El ranibizumab hace que ese edema se reabsorba y disminuye la permeabilidad de los vasitos retinianos. Anteriormente, lo único que se utilizaba para eso era rayos láser y esto siempre dejaba cicatrices. Hoy en día, se aplican unas inyecciones de ranibizumab dentro del ojo, que actúan para hacer que el edema disminuya y se mejore la condición. Estos medicamentos no están curando la diabetes, solo están curando una consecuencia de la diabetes, que es el edema macular”, destacó Perret.

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba