Salud y Bienestar

Epidural durante el parto podría prevenir futuros problemas de incontinencia

El uso de la anestesia epidural durante el parto podría ayudar a reducir el efecto de la dilatación en el músculo elevador del ano, que mantiene la firmeza del suelo pélvico y que, cuando queda dañado, puede provocar un prolapso del órgano pélvico (desprendimiento de útero y vejiga), una de las causas más comunes de la incontinencia urinaria femenina, según los resultados de un estudio realizado por la Universidad de Sidney (Australia).

(%=Image(2952609,»R»)%)

La investigación, publicada en el ‘British Journal of Obstetrics and Gynaecology’, contó con la participación de 488 mujeres que tuvieron su primer hijo entre mayo de 2005 y febrero de 2008 con el objetivo de determinar si existía algún factor de riesgo durante el parto que provocara algún trauma en este músculo, ya fuera un macrotrauma (desgarros) o microtraumas (daños en el tejido muscular como distensiones irreversibles del suelo pélvico).

En este sentido, todas las participantes tuvieron un parto simple, vaginal, y sin complicaciones significativas, tenían más de 18 años y dieron a luz entre las 34 y las 36 semanas de gestación. Para evaluar su progreso, los investigadores fueron sometidas a un escáner de ultrasonidos después del parto y a los tres o cuatro meses después de dar a luz.

De este modo, los científicos australianos detectaron distensiones en el músculo elevador en el 13 por ciento de las mujeres (el 9% utilizó ventosas y el 35% fórceps). Así, se comprobó que el parto con fórceps multiplicaba entre tres y cuatro veces las probabilidades de una distensión muscular en el suelo pélvico.

En la asistencia postparto se evidenció asimismo que la mayoría de los problemas reflejados fueron mircrotraumas y que las mujeres que habían recibido anestesia epidural presentaron una incidencia significativamente menor de este trastorno. A este respecto, los científicos australianos apuntan que la anestesia reduce estas distensiones porque relaja los músculos y evita su parálisis, lo que podría proteger frente a la aparición del microtrauma.

Mejorar la práctica clínica

Según explica la co-autora del estudio, la doctora Clara Shek, «en el estudio, el nacimiento con fórceps originó un mayor número de desgarros, pero en la segunda revisión se asoció con mayor frecuencia a una sobredistensión del hiato elevador». «La anestesia epidural fue la única que demostró tener un efecto protector frente a estos microtraumas», comenta esta experta.

«Las lesiones en el músculo elevador del ano –apunta– podrían ser el vínculo no identificado entre el parto y el prolapso del órgano pélvico». «La identificación de los factores durante el parto que están asociados con la lesión del elevador podría ayudar a los obstetras a reducir la futura prevalencia de este trastorno», añade.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba