Salud y Bienestar

Evento cardíaco no discrimina edad ni sexo

Tras sufrir un Síndrome Coronario Agudo (SCA) –obstrucción súbita de la arteria coronaria–, Amelia, de 70 años, no supo qué hacer. Inmediatamente se tomó cuatro aspirinas, pensando que su subida de tensión y sus grandes dolores de cabeza eran el resultado de una mala digestión.

Pero no fue así: al llegar al hospital, a Amelia le diagnosticaron un ataque del corazón, que como dice el doctor Arturo Ponte, «había sido, ya sea parcial o total».

Pero según el doctor Ponte, las drogas antiplaquetarias, en conjunto con otros medicamentos, han demostrado ser indispensables para disminuir la mortalidad y el riesgo de repetir un evento cardíaco. “El tratamiento farmacológico debe ser constante, riguroso y por un tiempo prolongado. Además, tiene que estar acompañado obligatoriamente por un cambio en el estilo de vida del paciente. De esta manera se reduce hasta un 70% la probabilidad de sufrir de nuevo un infarto o una angina inestable”.

Son cuatro los fármacos utilizados para contrarrestar y disminuir los efectos de un SCA, así como su posible repetición en el futuro: los antiplaquetarios, siendo el más reciente en el mercado el ticagrelor, que, junto con la aspirina, tiene una acción efectiva con un menor riesgo de sangrado o de efectos adversos sobre el tracto digestivo; los betabloqueantes, empleados para disminuir la intensidad de los latidos del corazón; las estatinas, para controlar los niveles de colesterol y triglicéridos; y las drogas destinadas a inhibir el sistema renina-angiotesina-aldosterona.

“Según los estudios clínicos como PLATO, ticagrelor es el un antiplaquetario que reduce los índices de mortalidad total y cardiovascular luego de un evento cardíaco”.

No es una panacea

No obstante, tal como lo sostiene el doctor Ponte, el tratamiento farmacólogico no es la panacea universal. Luego de un SCA, es necesario que el paciente asuma hábitos de vida saludable; de otra manera, cualquier terapia estaría destinada al fracaso.

“La persona debe tener una alimentación balanceada, en la que predominen las frutas, los vegetales y las carnes blancas. Disminuir el consumo de sal, alcohol, frituras y grasas, así como aumentar la ingesta de ácidos grasos omega-3. Además, con la guía del médico tratante, se recomienda realizar al menos 30 minutos de ejercicio diario”.

El tabaquismo tiene que ser erradicado, pues es considerado el factor de riesgo que al ser corregido tiene mayor efecto beneficioso sobre la salud cardiovascular.

“Lo peor que puede hacer una persona que tuvo un infarto es fumar, así sea un solo cigarrillo”. Es importante recordar que un evento cardíaco no discrimina por edad o sexo, es decir, la persona que esté expuesta a las condiciones predisponentes del SCA (hipertensión arterial, colesterol y triglicéridos elevados, diabetes, tabaquismo, obesidad y sedentarismo) tiene elevadas probabilidades de sufrir de un infarto o angina inestable en cualquier momento de su vida.

Prevenga un primer infarto

A fin de prevenir un primer evento cardíaco, los cardiólogos recomiendan realizar un despistaje de enfermedad aterosclerótica, el cual debe incluir: la evaluación por parte del especialista, un estudio Doppler de carótidas, exámenes de laboratorio y prueba de esfuerzo después de los 45 años en los hombres y 50 años en las mujeres. Si se tiene familiares que han sufrido de un SCA antes de los 50 años, este despistaje se debe realizar antes.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar