Salud y Bienestar

Investigadores aseguran que técnicas de enfriamiento son seguras contra ictus

Las técnicas de enfriamiento del cerebro que se aplican para reducir el riesgo de muerte y posibles daños cerebrales en pacientes que han sufrido ictus son «seguras», según los resultados desvelados por los investigadores del proyecto EuroHYP-1.

Las investigaciones llevadas a cabo han confirmado la «seguridad y alto nivel de tolerabilidad» de estas técnicas, una eficacia que, de ser confirmada, podría beneficiar a cientos de miles de pacientes, según EuroHYP-1, un consorcio europeo en el que participa el Hospital Vall d’Hebron (Barcelona) y que recibe fondos de la UE.

Las pruebas, que comenzaron en agosto de 2013, mostraron que el enfriamiento cerebral durante las seis horas posteriores a un episodio de ictus son seguras y no suponen riesgos para la salud de los pacientes.

La hipotermia terapéutica, que ya se utiliza con éxito tras paradas cardiacas, busca provocar un efecto de hibernación del cerebro con el fin de reducir la necesidad de oxígeno y reducir los posibles daños derivados del ictus, como por ejemplo casos de discapacidad total o parcial.

El principal investigador, el neurólogo Bernd Kallmunzer, explicó en rueda de prensa que el 89 % de los pacientes «no sufrieron ningún dolor con el tratamiento», que el 79 % de los mismos lo recomendarían y que, según sus expectativas, el 40 % de los pacientes sometidos al tratamiento sufrirían efectos positivos.

«Hemos demostrado que no existen riesgos de seguridad y que por tanto, es altamente recomendable continuar con la captación de pacientes para la investigación», apuntó el investigador, quien aseguró que 31 centros de siete países diferentes están abiertos a la captación de nuevos pacientes.

A pesar de que los resultados presentados invitan al optimismo según los investigadores, sigue habiendo muchos retos y preocupaciones que resolver.

«El tratamiento podría incrementar el riesgo de infección, requiere más personal y puede llevar a estancias más largas en el hospital e incrementar su coste», afirmó en rueda de prensa el investigador finlandés Risto Roine, profesor y presidente de la División de Neurociencias Clínicas.

Además, el proyecto busca conseguir nuevos avances para conseguir un mayor grado de tolerabilidad del tratamiento.

Los científicos prevén conseguir durante los próximos tres años 730 pacientes más para poder determinar definitivamente los beneficios del enfriamiento cerebral contra el ictus.

En Europa se registran al año 1,8 hospitalizaciones por ictus, de las cuales 1,1 millones derivan en muertes, un problema que supone la segunda mayor causa de defunción en el continente, sólo superada por los episodios cardiacos.

«Que el tratamiento sea seguro y altamente tolerado es una excelente noticia para los pacientes y nos permite continuar nuestra investigación para evaluar la efectividad de esta nueva técnica» aseguró en un comunicado Malcolm Macleod, profesor de neurología en la Universidad de Edimburgo y uno de los principales investigadores del proyecto.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba