Salud y Bienestar

La dieta que cuida tu corazón

Las causas de las ECV, como la hipertensión y el colesterol elevado, están estrechamente relacionadas con factores de riesgo bien conocidos. Algunos de ellos, por ejemplo los ligados a la genética, la edad o el sexo, no son modificables. Sin embargo otros, como la mala alimentación, la inactividad física o el tabaquismo, pueden ser modificados.

(%=Image(7126316,»C»)%)

Recuerda que una alimentación inadecuada y la falta de actividad física contribuyen al aumento de la tensión arterial y del colesterol en la sangre, además de favorecer el sobrepeso y la obesidad. Y pese a que la innovación tecnológica ha permitido avances realmente considerables para el diagnóstico y tratamiento de los trastornos coronarios, el mejor instrumento para disminuir el riesgo de padecer este tipo de enfermedades sigue siendo la prevención, que debe instaurarse desde la infancia.

Recomendaciones dietéticas

Si comes moderadamente, ajustando la ingesta energética a la energía gastada en la actividad diaria, evitarás el sobrepeso y la obesidad. ¿Cómo conseguirlo?

* Debes consumir frutas y verduras a diario y tomar cereales (pan, pasta, arroz etc.) integrales, siempre que se pueda.

* Elige mayoritariamente carnes blancas (pollo, pavo o conejo), aunque esporádicamente se pueden consumir carnes grasas (ternera, cerdo), si seleccionamos las partes más magras.

* Es aconsejable consumir frecuentemente pescado blanco y azul.

* Los productos lácteos deben ser desnatados o, al menos, semidesnatados.

* Utiliza preferentemente aceite de oliva virgen y reduce el consumo de productos con grasas saturadas o hidrogenadas (presentes en la bollería industrial y en los alimentos precocinados e industriales).

* Debes moderar la ingesta de sal y de bebidas alcohólicas. Si tienes costumbre, puedes tomar un poco de vino tinto en las comidas.

Si te fijas bien en estas sugerencias, verás que encajan perfectamente con lo que conocemos como «dieta mediterránea». De hecho, era el tipo de alimentación tradicional de nuestros padres y abuelos. Sería conveniente recuperar estos buenos hábitos a la hora de alimentarnos.

Y además es conveniente practicar ejercicio físico como caminar, nadar, o hacer gimnasia por lo menos tres días a la semana.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba