Salud y Bienestar

La menopausia ni la andropausia pueden impedir su vida sexual

Llegar a la «edad dorada» no es un impedimento para interrumpir la vida sexual, ya que se puede obtener la misma vitalidad y frecuencia que se tuvo durante la juventud, según afirma el doctor Antonio Casaubón, presidente de la Federación Española de Sexología, en uno de sus estudios, sobre esta inquietud que angustia tanto a hombres como a mujeres.

El especialista asegura que estamos frente a un hombre nuevo, con actitud más positiva y menos egoísta en cuanto a la búsqueda del placer, el cual no sólo busca satisfacerse él como hombre sino también a su pareja.

El doctor Antonio Casaubón, quien es profesor del Master en Gerontología en España, siempre les recuerda a sus alumnos que la función sexual no se acaba con la jubilación, sino que continúa hasta el final de sus días, obviamente con características diferentes, las cuales necesariamente no tienen que ser negativas.

«Se debe vivir la relación sexual íntima a cualquier edad y con visión de búsqueda de placer, bienestar y comunicación. Para nosotros, es una realidad que las personas de la tercera edad disfruten su sexualidad como la vivieron en las etapas anteriores de la vida, según su personalidad. Si alguien mantuvo una vida sexual poco activa, obviamente entra en la tercera edad y no busca el placer. Pero quienes disfrutaron una sexualidad activa en las distintas etapas de la vida podrán también mantener esa actitud al llegar a la tercera edad».

El doctor Casaubón recomienda que en primer lugar, es importante, tanto para el hombre como la mujer ver la sexualidad como algo global y que está en todas las células de nuestro cuerpo, en todos los centímetros de nuestra piel. “Es verdad que al llegar a cierta edad la respuesta sexual queda sujeta a las propias limitaciones físicas de los individuos”. Entonces, hay varones que empiezan a tener algunos problemas de disfunción eréctil por lo cual es recomendable siempre, antes que renuncien a vivir plenamente su sexualidad, se pongan en manos de profesionales para que les ayude con un fármaco, que actualmente hay muchos en el mercado farmacéutico.

Destaca que no hay una edad específica a la cual acudir a la consulta. Pueden ir personas de 20 años de edad si lo creen necesario. Es necesario solicitar la ayuda del especialista cuando la persona encuentra que su respuesta sexual no es la adecuada.

Casaubón distingue patologías físicas que pueden dificultar el normal desenvolvimiento sexual, así como el uso de ciertos medicamentos, digamos algunos psicofármacos, hipertensivos y ansiolíticos, entre otros. Explica que hay otros factores psicógenos, «muchas veces hay pacientes que presentan angustia de anticipación; es decir, sienten temor a no ser capaces de rendir sexualmente como se espera y sufrir disfunción eréctil. Otro factor que puede influir es una mala alimentación y una baja actividad física».

Señala además que el afán de producir nuevos encuentros sexuales genera también en algunos hombres y mujeres niveles de angustia importante que no les permite tener respuesta sexual satisfactoria y por eso recomienda consultar primero a un especialista que realizar cualquier acto con resultados negativos para la salud en general.

De interés

Los especialistas sostienen que cualquier adulto de tercera edad puede llevar una vida sexual activa, tal y como lo hicieran en sus días de juventud. Una encuesta realizada, con 5 mil hombres europeos, revela que muchas personas  no están dispuestas a perder su vida sexual a causa de la vejez En Venezuela existen pocos estudios al respecto, pero hay muchos especialistas en la materia que tienen esta misma apreciación.

@elizaraujo

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar