Salud y Bienestar

Libro ‘Mi Marido Bebe Demasiado’

Tango y copas

El alcoholismo en el Río de la Plata a través de una de sus manifestaciones folklóricas

Artículo publicado en el diario
«El Universal», de Caracas.

Este estudio intenta describir cual es el clima sociológico a través del cual se piensa, se actúa y se siente con relación al consumo de alcohol en el Río de la Plata, lo cual es también aplicable a Venezuela. . Y para ello hemos recurrido a una fuente que vive alimentando permanentemente el Cono Sur, las letras de tango.

Este estudio se basa en las letras de tango mencionados en el libro. «Tangos» de Idea Vilarino, Montevideo, 1969.

La imagen que los médicos tenemos de la ingestión de alcohol es distinta de la del consenso popular, distinta de la que tienen los propios alcoholistas y distinta de la que se da en esa expresión popular tan importante que es la letra de los tangos.

Cuando entre las versiones popular y científica de un mismo hecho hay una discrepancia importante, la tarea médica que a él concierne se ve sumamente dificultada.

Esto no sucede en el momento actual en casos tales como la vacuna o la tuberculosis; lo que el pueblo siente y sabe coincide con lo que la ciencia afirma, y eso ayuda a resolver los problemas prácticos.

Para ambos casos, en las primeras etapas históricas, no fué realmente así y ello implicó importantes dificultades en su manejo.

Otros dos casos que queremos citar, dentro de nuestra especialidad, de discrepancias entre la imagen popular y el conocimiento científico es en la epilepsia y en la enfermedad mental.

La imagen que se tiñe de la epilepsia es que se trata de una enfermedad que produce ataques; pero los psiquiatras comprobamos que un gran número de epilépticos no padecen ataques, sino de importantes trastornos de carácter.

Hemos intentado señalar hasta que punto es importante, para resolver un problema médico, que la imagen popular coincida con los hechos que la ciencia afirma.

Y esto no se da en el alcohol.

La imagen que las letras de tango dan de él es muy distinta de tenemos los médicos que atendemos la enfermedad.

Y sin embargo, es posible que los tangos tengan su razón.

Los médicos atendemos el alcoholismo ya en estado de enfermedad, es decir, el 5% de las personas que ingieren habitualmente alcohol.

Y la imagen que el tango da se basa en el 95% restante, el de aquellas personas que inquieren licor como un momento de sus vidas sin llegar a caer en la enfermedad.

Este hecho cierto, acarrea la grave consecuencia de que el 5% de enfermos basa sus conceptos en la ideología que es correcta para el 95% de los sanos.

Entonces, la imagen se perturba y se aplican argumentos de una actividad similar normal para comprender otra fundamentalmente patológica

Es decir, la enfermedad alcohólica se basa, para defenderse, en los argumentos que defienden la ingestión normal de la bebida.

Queremos hacer un esfuerzo en este trabajo para construir la imagen que del alcohol se da en las letras de tangos y señalar como ella dificulta la comprensión del alcoholismo-enfermedad.

Veamos algunas conclusiones, que podemos llamar numéricas (aunque aún no estadísticas) significativas y conceptuales de este estudio del tango.

En el libro citado, de entre 379 letras, 16 títulos se refieren al alcohol.

Champagne tango
Aquella cantina de la ribera.

Esta noche me emborracho
La última curda (borrachera)
Cafetín de Buenos Aires.

Tal Vez será mi alcohol
La borrachera del tango.

Tomo y obligo
Mi vino triste
Con cuatro copas encima
Gotas de Veneno
Viejo curda.

Trago amargo
Tango y copas.

La copa del olvido.

Es decir, un 4%, número que recuerda la proporción de los alcoholistas enfermos entre los bebedores de alcohol.

Nuestro estudio se refiere a los 191 tangos que desarrolla Idea Vilariño en su libro.

De esos 191 tangos hay menciones al alcohol en 23. Es un número sumamente elevado Con toda probabilidad, fuera de las penas de amor, la madre, el barrio y otras reminiscencias localistas, sea de los más frecuente de todos.

En la mayoría de los casos (14) en cada tango se hace una sola mención al alcohol. Dos menciones por tango en 4 casos. En un caso tres menciones. Y en los demás cuatro menciones o más.

Es decir que en general el alcohol no es tema total del tanto, pero es un matiz, una pincelada, un recuerdo, un rasgo, y podría ser considerado tema central en tres letras, las que tienen más de cuatro menciones.

Estudiando el contenido de estas menciones, hemos separado referencias a los siguientes hechos.

1. Lugar donde se bebe
2. Nombre con que se designa a la persona alcoholizada.

3. Ocasión en que se bebe.

4. La causa
5. Las consecuencias
6. La bebida que se consume. Y, finalmente, la significación que tiene el acto de beber.

1. El lugar donde se bebe puede ser el bodegón, el cabaret, el cafetín y el boliche. Ninguno de estos lugares es predominante.

2. El nombre genérico del bebedor es, en 8 de 12 canciones, curda; borracho en 3 casos y mareado en uno.

3. La ocasión en que se bebe es en primer lugar la noche (8 en 16 menciones) en segundo lugar la farra y en tercer lugar bailando.

4. Las causas por que se bebe pueden interpretarse como de tipo nostálgico y depresivo. «Para mi ya no hay consuelo»,« una mina lo amuró» «porque ya no volveremos a vernos más »por la «amargura del alcohol» o por «una pena sensiblera».

5. Las consecuencias buscadas son poca. Se bebe empujado por algún motivo, pero buscando pocos efectos; «pa’ olvidarme de tu amor» o «pa’ no pensar»

6. En las cuarenta y tres menciones se nombran treinta y dos bebidas o su símbolo (la copa) La más frecuente es, con mucho, el champagne. Luego el alcohol, el ron, el licor, la capa y el vino.

Es decir que en general, el alcohol no es un tema total, del tanto, pero es un matiz, una pincelada, un rasgo, en uno de cada cuarto, y podría ser considerado tema central en tres tantos, los que tienen más de 4 menciones.

La elección de la denominación alcohol ya implica cierto grado de conceptualización, igual que el término copas. Nos apartamos de una bebida; el champagne, la caña, el ron, el vino, para abstraer su componente común.

El lugar es variado. Se bebe dentro de la alegría del cabaret (4 casos) para lograr olvido (3) por alegría (3) para confesarse, para aturdirse, para buscar confianza, por tristeza o pena.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba