Salud y Bienestar

Lorena Benarroch: «El autismo puede revertirse»

En 32 años como médico e inmunólogo Lorena Benarroch ha dedicado 17 de ellos a tratar niños con diferentes «espectros de autismo». Esta experiencia le permite asegurar que estos pacientes pueden ser recuperados.

Durante su carrera han sido tratados más de 1.500 pacientes con todos los tipos de autismo y la mayoría ha logrado recuperarse e insertarse al mundo social. «El autismo puede revertirse».

La especialista asegura que la recuperación no se produce con una varita mágica. Se requiere de un «tratamiento de persistencia», en el cual se combinan varias intervenciones que ayudarán a revertir el autismo y regresar a la persona a una vida normal. «Se necesita la constancia de los padres, además de la intervención de un equipo multidisciplinario».

Benarroch afirma que un gran porcentaje de autistas no son genéticos y su condición puede ser revertida adoptando medidas como evitar el consumo de aguas contaminadas, dietas, vitaminas y nutrientes.

«Son niños perfectamente normales que hacen una regresión a causa de infecciones virales o que han entrado en contacto con tóxicos agudos y metales pesados», destaca la doctora del Hospital de Clínicas Caracas.

Es un trabajo de rescate personalizado, en el cual mientras más temprana es la intervención mayor es la posibilidad de que el trastorno se pueda revertir. «De los más de 1.500 niños que hemos tratado, yo puedo contar con los dedos de mis manos los niños que todavía no hablan, esa es una de las metas más importantes».

Diagnósticos errados 

No todo lo que es clasificado como autismo lo es, ni todos los autismos son iguales, aclara Benarroch.

En el rango figuran los afectados por los tóxicos y la contaminación. En Venezuela existen zonas muy álgidas como son las mineras y petroleras. También está muy afectada la población del estado Carabobo a causa de la contaminación del agua.

«Hay un caso que me hizo abrir los ojos. Se trata de una mamá que fue a pasar vacaciones en Estados Unidos con su bebé de tres años de edad. Se dio cuenta que el niño en 15 días empezó a hablar, se le curó la piel y empezó a comer. Cuando regresó a Valencia el niño retrocedió. Decidió mudarse a Estados Unidos y me escribió que su hijo ya no tiene rasgos autistas y que está escolarizado. El niño está normal y sólo hizo las terapias para recuperar lo tardío del habla», resalta la especialista.

Además de la influencia de la contaminación y la dieta, otro factor que se ha agregado en los últimos 10 años es la exposición temprana de los niños a electromagnéticos (computadoras, teléfonos inteligentes, tablet ).

Los chicos ahora saben de todo sobre computadoras, pero son incapaces de hablar, socializar o comer. «Los estudios dicen que no debes exponer nunca una mujer embarazada ni a un bebé, hasta los tres años de edad, a películas ni videos rápidos. Tampoco deben ver televisión ni estar expuestos a teléfonos inteligentes o tablet; pero lamentablemente eso es lo que hacen los padres», advierte.

En el caso de Venezuela, y las exposiciones a la contaminación del agua y aire, Benarroch afirma que lleva más de 15 años advirtiendo sobre la epidemia que podría venir, «porque no estamos haciendo nada para prevenir el autismo en el país. Si seguimos así, entre la contaminación y la alimentación, todos los niños van a tener características autísticas».

Leer también: 

-Siete puntos que debe conocer sobre el autismo

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba