Salud y Bienestar

Medicina israelí da esperanza a los hombres con problemas en la próstata

Dos tratamientos prometedores israelíes se dirigen a las condiciones comunes que afectan a millones de hombres en todo el mundo.

Si usted es un hombre de más de 50 años, la probabilidad de que padecerá Hiperplasia Prostática Benigna (HPB) es del 50 por ciento. Eso no lo va a matar, pero puede hacerle la vida incómoda cuando la glándula prostática se expande y comienza a apretar la uretra y empujar sobre la vejiga. Millones de hombres en todo el mundo sufren de HPB.

Sin embargo, dos startups israelíes se propusieron encontrar un mejor método para el tratamiento de la HPB, que hasta ahora implicaba fármacos o cirugía, ambos de los cuales pueden tener efectos secundarios no deseados.

El dispositivo desarrollado en Israel puede tratar la HPB en 10 minutos en un consultorio de un urólogo, no requiere sedación y no hay complicaciones que afectan el desempeño sexual.

Un catéter de alta tecnología, llamado cistoscopio, se inserta en la uretra. Cuando se llega a la próstata, se infla un globo en el área donde la próstata está obstruyendo el flujo de la orina.

El sistema realiza una incisión de dos segundos y luego inserta dos implantes, de sólo un par de milímetros de ancho, en la próstata para moverla más lejos de la vejiga. Dado que se no elimina ningún tejido, la zona de corte se cura rápidamente alrededor del implante, manteniéndolo en su lugar. Y si alguna vez tienes un problema, los implantes pueden ser sacados de la misma forma en que entraron.

Además de invadir menos que la cirugía, dura más tiempo.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar