Salud y Bienestar

MSF critica negocio mundial de las vacunas

Un informe publicado por la ONG Médicos Sin Fronteras (MSF) reveló que vacunar a un niño en un país pobre cuesta hoy 68 veces más que en 2001. Para aquél entonces, un paquete completo de vacunación costaba 0,67 dólares (0,57 euros) y protegía contra seis enfermedades. Ahora cubre doce males y alcanza los 45,59 dólares (39,25 euros).

El aumento del precio del paquete se debe, fundamentalmente, a la introducción de nuevas vacunas, como las que protegen frente al neumococo, el rotavirus y el virus del papiloma humano. Estas tres están controladas por tres empresas —GlaxoSmithKline (GSK), Merck y Pfizer—, las cuales mantienen precios “astronómicos”.

“Las grandes farmacéuticas justifican los altos precios de su inversión en investigación para desarrollar las vacunas, pero este dinero ya lo han recuperado con creces”, denunció al diario español El Mundo Kate Elder, asesora de políticas de vacunas de MSF.

El informe, titulado La mejor vacuna: por un acceso sin barreras a vacunas asequibles y adaptadas, calcula que Merck invirtió entre 144 y 438 millones de euros en investigación y desarrollo para lograr su vacuna contra el rotavirus, alcanzando unas ventas de 3.700 millones de euros entre 2010 y 2013. El rotavirus es la principal causa de diarrea grave en bebés y niños pequeños. Cada año, mata aproximadamente a medio millón de menores de cinco años, pese a ser una enfermedad prevenible. La otra vacuna disponible contra el virus, comercializada por la británica GSK, requirió una inversión similar a la de Merk y generó un volumen de ventas de 2.600 millones de euros.

Las críticas también llueven contra Pfizer y Merck por su vacuna contra el neumococo –el microbio que es el principal responsable de la neumonía bacteriana que mata a más de 800.000 niños al año, según las últimas estimaciones de la Organización Mundial de la Salud–. El alto precio de la inyección representa un tercio del total de un paquete de vacunación para un niño. Pfizer generó un volumen de ventas de 13.700 millones de euros, entre 2010 y 2013, gracias a esta vacuna.

 

 

Secretismo en precios
El documento también rompe con la falta de información sobre los precios de las vacunas. “La ocultación de precios es habitual y se hace con el fin de tener desinformados a los gobiernos y a las organizaciones donantes, para que paguen más en sus negociaciones con las farmacéuticas”, explica Elder. Así, MSF ha detectado “situaciones irracionales”, como que Marruecos y Túnez paguen más que Francia por la vacuna contra el neumococo de Pfizer: 55 y 58,5 euros frente a 50.

Además, alerta Elder, muchos países se encuentran ahora en la coyuntura de “tener que elegir la enfermedad por la que morirán sus niños”, al no poder pagar todas las vacunas. La Alianza Global para las Vacunas y la Inmunización (GAVI) ha abaratado las vacunas en los países más pobres, mediante el mecanismo de subvenciones de donantes de fondos, pero esta medida no beneficia a los países de renta media, donde vive más del 75% de la población más pobre del planeta.

Además, a partir del año que viene, más de una cuarta parte de las naciones beneficiadas perderán apoyo de la organización. Sin la ayuda de GAVI, Angola e Indonesia pagarán un 1.500% más por las nuevas vacunas; Congo, un 800% más; Bolivia, un 700% más; y Honduras, un 300% más, según MSF.

En vísperas de una conferencia de donantes para vacunación que se organizará en Berlín (Alemania) el 27 de enero, MSF exige a GSK y a Pfizer que reduzcan el precio de la vacuna contra el neumococo a 4,35 euros por niño en los países en desarrollo.

El documento de MSF hace un llamamiento a los gobiernos y a los fabricantes a publicar los precios que negocian. Así, los países podrán comparar y llegar a mejores acuerdos. La ONG también exhorta a los gobiernos a que hagan pedidos conjuntos, para ganar músculo en las negociaciones de precios con las farmacéuticas. MSF destaca el caso de éxito del Fondo Rotatorio de la Organización Panamericana de la Salud, que ha logrado precios reducidos y únicos para toda la región.

Finalmente, la ONG pide que se facilite la entrada en el mercado internacional de nuevos y baratos fabricantes de vacunas, señalando directamente a China. “Las vacunas que salvan la vida de niños no pueden ser un gran negocio”, remacha Elder.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba