Salud y Bienestar

Paz interna beneficia a la persona con cáncer de mama

La espiritualidad de por sí, no tiene un concepto único, pero se podría decir que en ella radica el encuentro con uno mismo, y que entre sus fines están la paz interior y el fortalecimiento del espíritu, a través de la religión o creencia que se tenga. Es una prueba de fe, que ayuda mantener una mentalidad positiva, razón por la cual la ansiedad, depresión e incomodidad van siendo superadas progresivamente.

Un ejemplo de ello son las personas que han sido diagnosticadas con una enfermedad crónica, como el cáncer de mama, especialmente si evoluciona hacia etapas avanzadas. Su vida y forma de ser cambian totalmente, debido a que dicha patología afecta profundamente su proyecto de vida, dejándola en ocasiones a la deriva.

Así lo explica Psicóloga y Presidenta Fundadora de la Sociedad Venezolana de Psicooncología, Gissell Luna. “Es importante resaltar que todas las pacientes le temen a la palabra metástasis, debido a que tienen la creencia de que al padecer una mayor cantidad de lesiones tumorales u otras células cancerosas en el cuerpo, es inminente el fin de la vida. Es por ello que la primera reacción al momento de escuchar el diagnóstico es de miedo y desesperanza, pues el paciente puede vislumbrar el proceso por el cual pasará, desde quimioterapia y radioterapia, hasta estudios de extensión”.

“El objetivo de la intervención psicológica es preparar a las pacientes de forma emocional y espiritual, dándoles las herramientas necesarias que le permitan aceptarse con su enfermedad e ir haciendo cambios en su vida, de acuerdo con su nueva condición, sin tener que abandonar su bienestar y calidad de vida”, apuntó la especialista.

Este proceso es lento y de mucha tolerancia, pero es ahí cuando la espiritualidad y la serenidad deben juntarse para lograr los resultados que se desean. “En estudios realizados en pacientes oncológicos, se demuestra que la espiritualidad juega un papel fundamental en la aceptación y asimilación de la enfermedad. Incluso, en algunos estudios se ha hallado que la sensación de sentido de la vida y de estar en paz, puede tener mayor importancia que el bienestar físico para pacientes en cuidados paliativos”, afirmó Luna.

“Es fundamental ir al ritmo del paciente y en congruencia con sus creencias. Apoyarlo y acompañarlo en su fe religiosa y respetar sus decisiones, aún si fueran diferentes a las propias”, recomendó la Psicóloga.

En una persona atea o no creyente, también aplica la necesidad de un apoyo del entorno. “La no creencia es igualmente un creer y el paciente debe ser respetado por las personas que lo rodean”, apuntó la especialista.

Entonces, ¿cómo se podría encontrar esa espiritualidad? “La espiritualidad no surge con un diagnóstico. Las creencias espirituales se fortalecen, debilitan o cambian dependiendo de la aparición de la enfermedad y  la voluntad del paciente, porque es él quien a su ritmo va a ir encontrando con el tiempo su propia espiritualidad”, afirma la Presidenta de  la Sociedad Venezolana de Psicooncología.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar