Salud y Bienestar

Premian la recuperación de una tradición andina para combatir anemia en Perú

La organización Acción contra el Hambre fue premiada por recuperar una técnica precolombina utilizada por las culturas andinas para conservar la carne, con el objetivo de combatir la anemia entre los niños menores de tres años en la sierra central de Perú.

El proyecto «Anemia No», desarrollado en la provincia de Huanta, Ayacucho, ganó el premio de la Fundación Mapfre a la mejor iniciativa en promoción de la salud, con una dotación de 30.000 euros (33.800 dólares al cambio actual), que será entregado el próximo 6 de junio por la reina Sofía.

La intervención, que se desarrolló entre 2012 y 2015, permitió reducir la anemia en doce puntos porcentuales, del 74 al 62 %.

La anemia infantil, que afecta a un 46 % de los niños en Perú, provoca debilidad, falta de atención, retraso en el desarrollo psicomotriz, dificultades de aprendizaje y otros problemas de salud a largo plazo.

Ante esta situación, Acción contra el Hambre rescató un método ancestral de conservación de la carne, conocido como «charqui», que es socioculturalmente aceptado por las familias, fácil de preparar y al que pueden tener acceso en su cesta de la compra por su costo.

El director de Acción contra el Hambre en Perú, Iván Baztán, explica a Efe que el «charqui», que consiste en sangre, vísceras o carne deshidratadas, se había perdido en Ayacucho debido a los desplazamientos de población derivados del conflicto interno entre el Estado y el grupo armado Sendero Luminoso, que se prolongó desde 1980 hasta 2000.

Baztán destaca las propiedades del «charqui» de sangre, preparado de acuerdo con la receta tradicional andina, y precisa que una cucharadita del polvo de la sangre seca distribuida en la papilla del bebé permite satisfacer sus necesidades diarias de hierro.

La organización trabajó con el personal sanitario de los centros de salud para fortalecer su capacidad de medir el nivel de hemoglobina en la sangre de un millar de menores de 3 años, así como con familias beneficiarias de programas de protección social, «los más pobres, entre los pobres».

Identificó a madres líderes dentro de su comunidad para que contribuyeran a difundir buenas prácticas de alimentación, higiene y estimulación temprana de los niños en el hogar.

Al mismo tiempo, en coordinación con las autoridades sanitarias de Perú, se desarrolló una estrategia de comunicación, de la que se beneficiaron más de 20.000 personas, por la que se difundieron mensajes a través de las radios comunitarias y se distribuyó información impresa en los centros de salud en dos idiomas (quechua y español).

El proyecto contó con dos fuentes de financiación, 400.000 euros (452.000 dólares) de la Unión Europea y otros 150.000 euros (170.000 dólares) del gobierno regional de Valencia (este), y supuso la movilización de siete personas, entre técnicos de salud, un antropólogo y el coordinador del programa.

La iniciativa se está replicando en el departamento peruano de Puno (sur), en el distrito de Ajoyani, con el apoyo de una empresa privada, y también se aplicará en Bolivia, que tiene unas características similares a Perú.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba