Salud y Bienestar

Seis mitos que sus hijos deben saber sobre las drogas

Es importante hablar a los muchachos desde que son niños sobre las drogas. Es recomendable comentarles sobre los tipos de sustancias que existen y sus efectos en la salud, así como alertarles sobre lo que el entorno social a veces utiliza como mecanismo de presión para convencerlos y convertirlos en consumidores.

A continuación algunos mitos sobre las drogas:

1.- “Las dejo cuando yo quiera”

Esto es imposible saberlo, lo que sí sabemos es que son altamente adictivas, por lo que es un riesgo que no se debe correr.

2.- “La marihuana no hace daño”

Muchos dicen que la marihuana no es dañina con la excusa de que es natural y como frase común usan: “es natural es como si tomaras unas cervezas o fumaras un cigarro”. Las personas normalmente creen que el daño proviene de drogas únicamente sintéticas o con un gran componente de elaboración químico. La marihuana posee gran contenido de alquitrán. Al quemarse y fumarse, sin el filtro del cigarrillo, la hace más dañina para los pulmones y adicionalmente, los alcaloides que contiene afectan el cerebro y a mediano plazo las neuronas.

3.- “Eres cobarde, ¿vas a decir que no?”

Los jóvenes deben saber que siempre los llamarán “cobardes” si no prueban las drogas y deben estar preparados para decir que “no”. El hecho de que el entorno consuma drogas no obliga a los relacionados a hacer lo mismo. Si los compañeros obligan a consumir drogas lo mejor es buscar otros amigos con los mismos intereses que tú, es preferible estar sano y tener un futuro exitoso que unirse a un grupo con pocas posibilidades de vida.

4.- “El sexo se hace mejor consumiendo drogas”

Estudios científicos han comprobado que las drogas terminan a la larga disminuyendo la potencia sexual, lo que llevará cada vez más a consumir más y peligrosas drogas, pensando que le harán tener un mejor sexo o una mejor diversión.

5.- “Mis situaciones familiares son las culpables de que yo consuma drogas”

La conducta equivocada que a veces tienen los padres hacia los hijos los hace responsables de esta situación, más no serán nunca culpables de que el joven decida suicidarse al lanzarse al mundo de las drogas. El camino seleccionado es una decisión personal.

6.- “No hay nada en el mundo que te divierta más que esto”

Los jóvenes están constantemente sometidos a diversiones y experiencias extremas. Desean sentir, vivir y experimentar. Por eso, siempre habrá alguien en el grupo que induzca a otros a experimentar el consumo de las drogas con la idea de que no hay nada más divertido y el que no lo haga es un aburrido o no está en nada. Tal vez en un principio se han divertido, pero luego de estar muy contentos, al tiempo habría que preguntarles si el síndrome de la abstinencia, los dolores físicos, la pérdida de contacto con el mundo, los dolores de cabeza, la falta de concentración y la inactividad siguen siendo divertidos.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba