Salud y Bienestar

Sociedad Americana contra el Cáncer estima para 2022 la cifra de 81.180 casos de cáncer de vejiga

Para este 2022, los cálculos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer en los Estados Unidos son: Alrededor de 81,180 casos nuevos de cáncer de vejiga, de los cuales 61,700 serán hombres y 19,480 serán mujeres. Alrededor de 17,100 personas morirán a causa del cáncer de vejiga (alrededor de 12,120 hombres y 4,980 mujeres)

Durante los últimos años, las tasas de casos nuevos y de muertes relacionadas con los cánceres de vejiga han estado disminuyendo ligeramente en las mujeres. En los hombres, las tasas de nuevos casos han disminuido, pero las tasas de mortalidad se han mantenido estables.

El cáncer de vejiga es más frecuente en hombres que en mujeres, su aparición generalmente ocurre a partir de los 50 años de edad. Se trata de un tumor originado en las células de la superficie que recubre las vías urinarias conocida con el nombre de Urotelio.

Explica el Dr. Ricardo Soto-Rosa, urólogo “Entre los factores de riesgo para sufrir este mal está en primer lugar el consumo de tabaco, bien sea de manera activa o pasiva, otro factor es el contacto con sustancias presentes en los tintes que al tener contacto directo pueden ingresar por la piel o también por las vías respiratorias, debido a los olores que estas desprenden, otro es  la aplicación frecuente sobre la piel de repelentes para la plaga,  desde donde se absorben algunos de sus componentes cancerígenos”.

En el cáncer de vejiga también encontramos cierta disposición genética donde hay mayores probabilidades de padecerlo si alguno de nuestros familiares directos lo ha sufrido.

El Cáncer de vejiga puede dar diferentes manifestaciones, siendo la más común la presencia de sangre en la orina conocida con el término de Hematuria, la cual puede ser macroscópica, es decir que la podemos observar a simple vista y estar o no acompañada de coágulos o también puede ser microscópica, donde solo será identificada en un examen de laboratorio.

 Otro síntoma es el aumento de la frecuencia miccional con urgencia para orinar así como sensación que la vejiga no se vació completamente. La sangre en la orina aparece de manera intermitente cursando con períodos asintomáticos donde el paciente se puede conformar y pensar que aquello que sangro ya pasó y que todo “está bien” cayendo  en el grave error de posponer o diferir su consulta al médico especialista.

“El diagnóstico del cáncer de vejiga se realiza con un estudio endoscópico que consiste en progresar a través de la vía urinaria una fina sonda flexible dotada de un sistema óptico al cual se adapta una cámara que permite la visualización interna del órgano donde se puede apreciar el tumor que generalmente tiene el aspecto de unas algas, que se mueven suavemente al vaivén de la corriente de líquido” puntualiza Soto-rosa.

 Estos tumores se resecan en quirófano, por esta misma vía bajo anestesia, permitiendo eliminar estas lesiones y hacer estudios de patología para determinar si el mismo solo afecta la superficie de la vejiga o ha invadido las capas musculares de la misma en cuyo caso está indicada una operación de mayores dimensiones donde a veces es necesario remover por completo el órgano y sustituirlo por una nueva vejiga hecha a partir del intestino. 

  Para más información sobre este tema visita las redes sociales @Drsotorosa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba