Salud y Bienestar

Un 20% de la población mundial sufre de infertilidad

Los avances en medicina reproductiva amplían las posibilidades de lograr un embarazo

La Infertilidad en la mayoría de los casos se da de forma natural, pero puede estar asociada con la ovulación: falta de producción de óvulos, movilización incorrecta, falta de adherencia a las paredes del útero, entre otras. 

Sin embargo, en otras ocasiones puede verse afectada por la edad, estrés, alimentación, ejercicio y hasta el peso corporal, lo importante es conocer las posibles causas asistiendo al médico adecuado, con conocimientos amplios y plenos en el área para el diagnóstico y tratamiento ideal según sea el caso.

Junio está designado como el mes internacional de la fertilidad o del cuidado de la misma. La infertilidad es una enfermedad reconocida por la Organización Mundial de la Salud que afecta a las parejas que no consiguen concebir naturalmente tras 1 año de relaciones sexuales frecuentes sin utilizar métodos anticonceptivos, se dice que afecta aproximadamente el 20% de la población mundial.

El Dr. Jesús Castellano, especialista en Fertilidad y Reproducción Asistida comenta: “Si una mujer tiene más de once meses buscando un embarazo sin protección y no lo ha conseguido debe de ir a un especialista en fertilidad, de hecho si tiene menos de 35 años y 6 meses intentándolo debería acudir a consulta especializada para hacerle chequeo y seguimiento a su aparato reproductor y fertilidad.”

Claves en el tratamiento:

Comenzar un tratamiento de fertilidad cambia la vida de la paciente y su pareja, tiene implicaciones físicas, emocionales y económicas. Durante este proceso las mujeres pasan momentos álgidos, presión, incertidumbre, ansiedad, así que es de vital importancia saber controlar estos aspectos psicológicos ya que pueden influir negativamente en el proceso, incluso se dice que por esta causa o la falta de acompañamiento psicológico, entre el 15% y el 45% de las parejas abandonan los tratamientos.

A este respecto el Dr. Castellano señala: “Es normal que durante el tratamiento de fertilidad las parejas sientan nervios, inseguridad, ansiedad, estrés y hasta sentimiento de culpa, por lo que siempre el apoyo psicológico profesional es indispensable; además, es fundamental la confianza en el médico tratante, esa es una de las principales claves, conocer su trayectoria, y confiar en que lo que se indica según el caso, sea lo idóneo”.

Gracias a los grandes avances en medicina reproductiva muchos de los casos de infertilidad consiguen la solución con ayuda de técnicas de reproducción asistida, como la Inseminación Artificial y la Fertilización In Vitro (FIV).

 “la preservación de órganos pélvicos es vital en mujeres que desean ser madres, lo he visto en repetidas oportunidades, que a pacientes por Endometriosis, Miomas, y otras enfermedades ginecológicas, le son extraídos órganos pélvicos sin razón de peso para hacerlo, solo por desconocimiento de tratamiento en esas patologías, y eso afecta la fertilidad.” indica Castellano

La clave, es contar con un especialista en el área, buscar información y hacer cambios en el estilo de vida: ejercitándose, manteniendo un peso saludable, evitando el alcohol y el tabaquismo. Para conocer más sobre este y otros temas de interés @drjesuscastellano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba