EntretenimientoEspectáculos

Caramelos de Cianuro le puso el ritmo a la Gatorade Caracas Rock

La agrupación venezolana, Caramelos de Cianuro, llenó de ritmo y rock el show posterior a la XVII edición de la carrera Gatorade Caracas Rock este domingo, con al menos 10.000 personas presenciando el espectáculo.

La banda inició el show aproximadamente a las 9:00 am y entonaron sus más recordadas canciones y también algunas nuevas. Mantuvieron al público animado y enérgico, a pesar de que acababan de correr al menos 10 km.

Caramelos de Cianuro se paseó por sus más grandes éxitos. Iniciaron cantando “Sanitarios” ante el ferviente grito de los fanáticos, quienes coreaban el nombre de la banda para que esta saliera a llenar de rock la Plaza Alfredo Sadel.

Asier Cazalis, vocalista de la banda le relató al público que mientras entonan la canción “La Casa” en sus conciertos en el extranjero, muchos venezolanos exiliados no pueden evitar romper en llanto, por la analogía de la letra de la canción con la migración venezolana.

Cazalis aclaró que la canción fue compuesta para su esposa, pero que la situación del país y el éxodo de connacionales le han dado un nuevo sentido a la canción, la cual cantaron con mucho sentimiento y energía.

Canciones como “El Martillo”, “El Último Polvo”, “Las Estrellas”, “No Eres Tú”, “2 Caras, 2 Corazones”, “Asunto Sexual”, “Verónica” y “Rubia Sol Morena Luna” el público las coreó a todo pulmón.

Asier manifestó que estaba feliz de tocar nuevamente en Venezuela y específicamente en Caracas, debido a que la banda tenía tiempo sin tener una presentación en el país. Aseguró que en el sitio en donde más le gusta dar conciertos es en la capital venezolana.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba