Entretenimiento

Clausura el Primer Festival de Cine Ruso de la Cinemateca Nacional

La Agonía

(%=Image(8877439,»R»)%)Estamos en la Rusia de 1916, un país dividido, desgarrado por las contradicciones de un régimen que solo ha traído hambre, ruina y guerra entre hermanos. Sin embargo, dentro de este caos social, a la familia imperial sólo le preocupan las fiestas, la pompa y la salud del pequeño heredero al trono. El Zar y sus allegados confían en que sucederá un milagro, que hará cambiar todo este malestar.

Es entonces cuando hace su aparición un personaje estrafalario, medio loco, borracho y mujeriego: Grigori Rasputín. Un autoproclamado monje, campesino siberiano casi analfabeto, que se dice y cree ser el emisario de Dios para sacar a Rusia del atolladero a que la había conducido la política ambigua del Zar.

La AGONÍA de un régimen se siente fuertemente en esta recreación histórica de uno de los personajes más extraños que produjo la convulsión de una Revolución en ciernes. La autocracia zarista, deseaba conservar el poder a todo trance, Rasputín deseaba conservar su influencia sobre los Zares a ultranza, y el pueblo, que no tenía ya nada que perder, deseaba un cambio.

Y el cambio vino. Al año siguiente: 1917. Se lo llamó la Revolución de Octubre, y no sólo acabó con el Monje loco, con los Zares y su familia, con las clases acaudaladas, sino que casi también acaba con el pueblo que clamaba justicia y pan. Pero ya esa es otra historia.

ELEM KLIMOV, el director de esta extraordinaria y minuciosa revisión de este personaje tantas veces llevado al cine, contó con la particularidad de haber podido filmar su película en los escenarios reales donde se sucedió este drama histórico. Y con la maravillosa actuación de LEONID BRONEVOY, MIKHAIL DANILOV y ALISA FREINDLIKH.

AGONÍA es una buena oferta de cine histórico ruso, que se exhibirá únicamente este sábado 24 de junio en la Sala de la CINEMATECA NACIONAL, dentro del FESTIVAL DE CINE RUSO que se está celebrando en dicho recinto. Es una oportunidad única de acercarnos a una cinematografía que después de la Perestroika ha encontrado nuevos rumbos y nuevos temas de interés.

Travesía Infernal

(%=Image(3205747,»L»)%)Esta es la típica película de espionaje, que durante la “guerra fría” se produjeron en el mundo. Lo insólito es que esta vez, se cambian los roles y los “malos” son de la CIA y los buenos de la URSS.

La historia se teje alrededor de un grupo de marinos (super héroes, por supuesto) que hacen fracasar una operación de provocación en territorio soviético. Este plan malévolo, concertado por la CIA y ciertos empresarios del complejo militar-industrial americano, tiene el visto bueno del Pentágono.

El Plan consiste en lanzar un misil desde el Océano Pacífico, para destruir una escuadra soviética. La respuesta de estos hará que se desencadene una guerra con los Estados Unidos, y así los empresarios podrán fabricar, vender y sobre todo cobrar por nuevas armas a medida que los combatientes incrementen sus hostilidades.

Pero esa TRAVESÍA INFERNAL, que lleva al misil a su punto de disparo, se verá sorprendida por estos marinos que salvarán a su país y al mundo de una conflagración mundial. Estamos pues ante una cinta de acción y aventuras, donde el ingenio supera a la fuerza bruta, y donde los “buenos” vencen a los “malos”, como en las buenas películas de Hollywood. Sólo que en esta cinta, los papeles están trastocados.

Dirigida por MIJAIL TUMANISHVILI y protagonizada por MIJAIL NOZHKIN, SERGUEI NASIBOV y ALEXANDR FIATUSHIN, TRAVESIA INFERNAL se estará proyectando en la CINEMATECA NACIONAL el próximo Domingo 25, como cierre de este interesante y variado FESTIVAL DE CINE RUSO que se ha presentado por vez primera en Venezuela.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar