Entretenimiento

Content muestra de Andrés Michelena en la Galería Artepuy

 

 

 

 

 

 

 

La Galería Artepuy -vinculada al circuito de las artes en Las Mercedes-, expondrá durante el mes de mayo la obra más reciente del artista venezolano Andrés Michelena (Caracas, 1963), quien reside actualmente en la ciudad de Miami. La muestra lleva por nombre Content, palabra del idioma inglés que significa en su acepción original dos movimientos distintos: contenido y contento, derivación conceptual e irónica bajo la cual el creador des-estructura las estrategias formales y percepciones tradicionales imbricadas en el desarrollo del arte actual.

La exhibición, a inaugurarse el domingo 22 de mayo a las 11 de la mañana, estará por espacio de un mes en la galería, bajo la asesoría curatorial de Lorena González y con texto de Roc Laseca.  La muestra está conformada por  veinte dibujos en grafito y tinta archival sobre papel Arches, seis dibujos de sombra en plexiglás, nylon y papel artesanal japonés, tres objetos encapsulados en plexiglás, un dibujo readymade y un video arte de dos minutos.  

Exhibida en diciembre del 2010 en la Galeria Hardcore Contemporary Art Space en la ciudad de Miami, el conjunto de piezas seleccionadas para esta ocasión, reflejan en el trabajo del artista una perspicaz indagación sobre su propio proceso artístico y las relaciones de éste con lo real. Como lo indica el título de la exposición, Michelena usa la contención como método principal en el desarrollo de la obra, encapsulando objetos, trazos y palabras. Al respecto el escritor y curador Roc Laseca comenta en su texto curatorial que “el lápiz en Content no marca el papel: apenas deja un rastro implorando que veamos y nos detengamos en lo extra sutil”.

Content permanecerá en las salas de la Galería Artepuy hasta el domingo 19 de junio, en la urbanización Las Mercedes, calle California c/calle Jalisco y en horario expositivo de lunes a viernes de 10:00 a.m. a 1:00 p.m. y de 3:00 a 7:00 p.m.; sábados de 10:00 a.m. a 4:00 p.m., y los domingos de 11:00 a.m. a 3:00 p.m.



 

La escritura de lo visible, o variaciones sobre la cosa.

Roc Laseca

No hay tal consagración del lugar. Y sin duda eso es algo que parece molestarnos de un modo traumático cuando la tradición occidental-dominante se ha empeñado en encapsular cuanto discurso profería en estamentos bien ordenados, pautados y circunscritos. Sin lugar, la identidad se ha quedado huérfana y desterrada, como si hubiera dado un repentino giro ontológico, y dejara de ser la cuota de sentido y significado, para ahora vaciarse y flotar como una mínima analogía, como si ella misma se supiera cadáver semiótico expatriado. Y quizá el examen lingüístico sea uno de los más eficaces a la hora de potenciar lecturas críticas en torno a la serie Content que presenta Andrés Michelena.

La gravedad rítmica con la que opera, y que da como resultado una cadena monstruosa de papeles desplegados, no puede ser fruto sino de una liturgia, una suerte de oración anónima que no sólo ha vaciado al sujeto que la repite, sino que ha conducido hasta la nada al propio dios al que predica. Así es como parece que esta oración adquiere su sentido más trascendental –en su paradoja des-deificada- como un gesto lingüístico vaciado, llevado al límite de su mínimo, concebido como un catálogo de valiosos relicarios que adquieren su sentido más prospectivo como cadena significante extirpada de significado. Celebración del gesto, apología del vacío. Y sin embargo, a pesar de esta construcción epigenética, la cosa no puede sino venir a nombrarse diagrama, pues responde a una suerte de asociación sutil –como dijera Jakobson-, una simple relación, y no exhaustivamente analógica, entre la letra y el mundo. Pues, de facto, el papel nos significa y nos zarandea de un modo violento ante su visión, como si una vez vaciado, alcanzase su real sentido.

Cuando los dibujos infraleves se han liberado de su rol lingüístico, la letra puede llegar a decirlo todo, y no sólo como apuntara Roland Barthes, “en esa zona barroca en la que el signo es aplastado por el símbolo, una letra puede referirse a dos contrarias entre si”, sino fundamentalmente debido a que esa letra-grafía sintomatiza la conducta desviada. En el seno de cada gesto de grafito existe una compleja relación entre los elementos que integran y (des)dibujan el papel, pero son asociaciones y migraciones objetuales extravagantes –algunas con un marcado guiño a la vanguardia surrealista-, que nos invita a reconocer que, a pesar de ello, la letra-gesto ya no es, pues ha dejado de ser el origen de la imagen y la metáfora, para devenir periferia ella misma de ese enunciado, como un término flotante que pulula por entre los tejidos vegetales del papel. Y ante esa lectura, devenimos huérfanos nosotros mismos al advertir que la cosa carece de centro, y que la desarticulación consagrada al supuesto lugar ha sido sustituida por la vindicación humilde de sus periferias, del gesto litúrgico desinteresado, que llega a enunciar precisamente por esa voluntad propia de dejar de decir de un modo coherente y nuclear. ¿Habrá sustituido Michelena el hombre por la letra?

 Y todo ello ocurre, además, sin pretensiones ni prisas, permitiendo el error en cada caso, dejando que el ritmo de la oración marque las grietas y fugas que jamás deberán ser corregidas y re-asignadas; muy al contrario, se potencian desde el propio valor diciente del gesto, se permiten y se aman, pues parece conocedor del hecho que la cosa es irrepresentable. Por cuantos intentos se persigan, la oración de Michelena permite evidenciar lo relativo de todo anhelo por dejar constancia de su discurso y voluntad, quizá por ello el lápiz en Content no marca el papel, tan sólo deja huella, convidándonos a ver y detenernos en lo extrasutil, el hedonismo mismo que se parece a lo que queda en la arena cuando hemos dejado de pisarla.

Ése es el vacío pretendido, el círculo cerrado en el que hay en hueco; como si de una cueva móvil se tratara, dispuesta e identificada por la hoquedad que la integra y la define.

Parece que la periferia es lo más central que tenemos, el recordador del vacío primitivo y original…

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba