Cultura

Aníbal Nazoa estaría cumpliendo 88 años

Durante años, Aníbal Nazoa, destacado humorista, poeta y periodista venezolano, quien nació en Caracas el 12 de septiembre de 1928, llevó un mensaje claro a través del poder de su palabra: la defensa de manera insaciable de los derechos sociales y culturales del pueblo.

Su relación con las masas populares comenzó, tal vez, desde sus primeros años de vida, tiempo que pasó al lado de sus padres Rafael Nazoa, de oficio jardinero, y Micaela González, en un hogar humilde ubicado en la barriada El Guarataro.

La difícil situación económica que afectó a la familia hizo que Nazoa se formara de manera autodidacta. A la edad de 12 años, ya laboraba en diferentes oficios, tales como carpintero, ayudante en pequeñas bodegas de expendio de alimentos, hasta llegar a trabajar como empaquetador en el diario El Universal, donde aprendió desde tipografía hasta idiomas como el inglés y el francés, hecho que lo llevó a involucrarse con el mundo de las artes y la comunicación.

A partir de estos conocimientos, y a la edad de 20 años, Nazoa publica diferentes artículos en su columna Por la misma calle, publicada en El Universal. Sin embargo, nunca se desprendió de su pasión por el humorismo, que asumió como una herramienta para criticar a los gobiernos de turno.

Fue a través del humorismo que el periodista venezolano se expresó siempre contra toda censura y represalia, “y permaneció a lo largo de su vida como un agudo crítico de la dura realidad nacional, un defensor inquebrantable de la cultura y de las causas populares”. Nazoa siempre fue “un afinadísimo humorista comprometido con la dignidad”, refiere el prólogo publicado en el libro Aníbal Nazoa, La palabra de hoy, publicado en 2014 por el Centro Nacional del Libro (Cenal).

Siempre valoró los diferentes modismos y expresiones coloquiales que durante años se han mantenido entre los venezolanos. Con frecuencia expresaba el asombro que le causaba un fenómeno al que le gustaba llamar “Misterios de la lexicografía y la semántica venezolana”, del cual se pronunció en su artículo La imprecisión del venezolano.

“Cualquier extranjero que nos visite por primera vez enloquecería si oyera, como se oye corrientemente a un electricista, plomero o cualquier técnico venezolano ordenando a su asistente: ‘Tráeme la vainita esa de bichar los perolitos del coroto’. Lo asombroso no es la terminología en sí, lo increíble es que el ayudante comprenda perfectamente bien la orden y traiga exactamente lo que se le está pidiendo”, escribió el periodista en el referido artículo.

Entre sus obras destacan Aquí hace calor, publicado en 1969; Las artes y los oficios, libro publicado en 1973 y en el que Nazoa reinventa cada una de las profesiones conocidas hasta ahora en la sociedad, para darle un nuevo concepto; y La palabra de hoy, 1981.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba