Cultura

Culmina la exposición «Intervenciones Noctámbulas» de Manuel Lebon

El gastro bar y espacio expositivo Casa 22 culmina su primer proyecto artístico de 2017 este sábado 18 de febrero desde las 5:00 pm con proyecciones, cóctel y buena música, celebrando la individual del periodista, selector de ambiente sonoros y creador visual Manuel Lebon Anzola,

ntervenciones Noctámbulas de Manuel Lebon llega a su fin en la Casa 22 Lebon tiene una amplia trayectoria en los medios de comunicación impresos y radiofónicos, además de su larga presencia en la escena musical electrónica venezolana pero su faceta plástica es la más íntima y personal, donde ha elaborado y luego desarmado una serie de cuadernos realizados a la manera de libros-arte, durante largas noches y más de dos décadas. Estos cuadernos han sido ilustrados profusamente con diversos pigmentos y ensamblados con collages sobre papel donde predominan atmósferas cromáticas y formas esféricas cuyo simbolismo se pierde en la noche de los tiempos y aluden al arquetipo del huevo cósmico como germen del misterio inefable de la vida.

Fascinado por los libros-arte que había visto en diversos países, Manuel Lebon se embarcó a crear los suyos propios durante un extenso período de tiempo y nunca ha cesado en retocar y enriquecer estos cuadernos, herederos de una larga tradición artística. Hay una miríada de posibilidades concernientes a lo que puede ser un libro-arte, esto según Dick Higgins, uno de los autores del libro Artists Books, A critical Anthology and Sourcebook (EEUU, 1985). Para este autor, el libro-arte es «uno que ha sido realizado como un objeto en si mísmo y no por la información que contiene. No es que presenta una serie de trabajos, poemas o ilustraciones. Es una obra en sí mismo y su diseño y formato reflejan el contenido. Este libro puede ser de cualquier tipo de arte: un libro-arte podría ser música, fotografía, artes gráficas o literatura.»

Del más de un centenar de hojas del más extenso libro-arte se han seleccionado treinta páginas que han sido montadas en varios formatos, unas originales en el tamaño de las hojas del cuaderno y otras más grandes, scanneadas e impresas en papel de calidad artesanal, todo esto calculado con gran precisión por la meticulosa diseñadora Ivoly Noguera, que gracias a su cuidadosa y tesonera labor, se pudo desmontar y scannear sin daños el libro-arte para proceder a su exhibición.

El periodista orientado a las artes visuales Edgar Alfonzo Sierra ha escrito tras hojear estos cuadernos y sus imágenes, un texto de nombre «Ovum» donde desgrana su visión arquetípica de la obra pictórica de Manuel Lebon: «he aquí el paraje más reservado de un creador extrovertido. Se lo conoce como autor contemporáneo en términos colectivos, difusores: DJ, personaje radial, periodista, fiera nocturna y esteta voraz. Pero en las lejanías de su interior, en la franca soledad, conserva un reducto de ejercicios recoletos, ensimismamientos visuales, extrañas experiencias meditativas de corporalidad pictórica y proceso poético, incubadas hace unos años, recuperadas hoy. Manuel Lebón es un devoto clásico. En las hojas de sus cuadernos, algunas de ellas aquí desplegadas, se apuntan los pormenores de un recorrido espiritual que pocos sospechan, expresados con alegorías y simbolismos, a la usanza antigua, con tradiciones y arquetipos. De los aires, auras, aureolas y mantos cromáticos que destila con sus pinceles, emergen almendras primarias, cigotos y mandalas, cunas ovoides, núcleos que invocan los inicios inconscientes, el refugio imperdible y más seguro, el descanso germinal y el deleite. Son nostalgia.»

Por su parte, la curadora María Teresa Govea-Meoz, artífice de su primera individual en una institución museística de avanzada como lo es el Museo de Arte Contemporáneo del Zulia, MACZUL, de Maracaibo (septiembre 2016) ha escrito en el catálogo de su muestra que la laboriosa creación de estos libros-arte “conlleva de parte del artista un proceso íntimo de descubrimiento que es fundamental para darle una forma. Desde sus muchas funciones diarias hasta su existencia metafórica, el libro tiene un potencial que ofrece un espacio privado para la comunicación e intercambio a través de vastos espacios de tiempo y geografía, para entrever o vislumbrar la expresión de experiencias reveladas o comunicadas, a través del espacio y del tiempo. Siempre entendido desde una forma altamente mutable bajo la visual nocturna de Manuel Lebón”.

Los esperamos este sábado 18 de febrero a partir de las 5:30 pm en el número 22 de la calle Sucre de El Hatillo para disfrutar las “Intervenciones Noctámbulas” de Manuel Lebon amenizado por sesiones musicales, videos y un cóctel.

Acerca de Manuel Lebon

La formación artística de Manuel Lebon se remonta a mediados de los años ochenta, cuando compartía sus estudios universitarios de Comunicación Social con su asistencia a diversos cursos matutinos en la Academia de Arte Federico Brandt, institución privada situada en San Bernardino. En aquellos tiempos previos a la fundación de la escuela Armando Reverón había un tremendo vacío en el ámbito de la formación artística y esta pequeña escuela privada logró aglutinar a numerosos artistas y docentes de larga trayectoria, esto gracias al esfuerzo de sus miembros fundadores Sol Ponte de Bendayán y Yolanda Chirinos Carnevalli. Entre los docentes regulares de esta escuela se hallaban Onofre Frías, Samuel Baroni, Ricardo Benaím, Abilio Padrón, Victor Hugo Irazabal, Walter Margulis y Edgar Moreno. Entre los cursos que Manuel Lebon realizó en la escuela se encuentran dibujo con Susana Amundarain por tres años; y otros tres años de pintura con Walter Margulis, Carlos Sánchez Vega y Luis Lizardo (este último egresado de Central Saint Martins School of Arts de Londres). Además realizó c ursos de verano con el artista germano Jorg Bachhofer, Jean Schiff (EEUU) y pintura y técnicas mixtas con la especialista y creadora norteamericana Nancy Busch. Con esta última, los cursos veraniegos se terminaron extendiendo a dos años completos de instrucción junto a un grupo de estudiantes de la escuela. Durante el resto de los años noventa, Manuel Lebon se enfocó en labores periodísticas y musicales aunque nunca descuidó del todo la veta artística con regulares visitas a museos y galerías en diversas partes del mundo, en especial durante su larga estadía en Londres, donde se hizo asiduo participante de los cursos de apreciación artística del British Museum o la Tate Gallery.

A finales de la década el curador Jesús Fuenmayor lo invita a participar en la primera edición de Jóvenes con FIA (1998) y en el catálogo el curador divide   a los participantes en géneros como la pintura, instalación, video, fotografía y collage: «en el grupo de los pictóricos se reúnen Emilia Azcárate, Manuel Lebon y Carlos Julio Molina. En fotografía caben Muu Blanco, Dulce Gómez, Andrés Manner, Luis Molina Pantín y Alfredo Sosa. En collage, Mariana Bunimov, Beatriz Inglessis, Diana López. El colectivo de Daniela Lovera y Juan Nascimento, así como Leonardo Cayuela y Edmundo de Marchena se ubican en la categoría de video…Cabría insistir que estos artistas, como señala Simon Sheikh son libres de transitar como un nómada entre diversos medios en sus búsquedas de objetivos y metas artísticas. El medio específico, continúa Sheikh es formalmente una cuestión agotada.»

Lebon ha participado en los eventos Happening Extremo I, II, V con intervenciones sonoras, proyecciones de imágenes intervenidas y muestra de pinturas (1999-2000). En el Happening Extremo V, realizado en el Museo Alejandro Otero (Caracas, 2002) bajo la curaduría de María Teresa Govea, se realiza musicalización y proyecciones multimedia.

Su primera exposición individual se tituló “Cuadernos 1995- 2007” en el espacio de arte de Valerie Bradwhaite del Hotel Paseo las Mercedes de Caracas a finales de 2007, donde se desarmaron dos cuadernos ilustrados profusamente con diversos pigmentos y ensamblados con collages. En la clausura se realizó un recital de poesía a cargo de Nidia Hernández, creadora del segmento radial La Maja Desnuda.

En 2011 se presentaron pinturas y collages en un espacio no convencional de Barcelona (España) bajo los auspicios de La Embajada tropical (comandada por los venezolanos Reinaldo Rojas y Estrella Benito Menchaca) quienes habilitaron un amplio apartamento del siglo XIX en la calle de El Angel (esquina con Pintor Fortuny y a pocos metros del MACBA) como centro expositivo temporal y se realizaron además performances y proyecciones durante la temporada de festivales musicales entre mayo y junio. Tres años más tarde, Lebon realiza pequeña individual en el Espacio SofoKo (Calle Mundaitz, San Sebastián, Gipuzkoa, España), un amplio loft artístico de Miguel Balliaci a pocos metros del nuevo centro cultural Tabacalería y el Parque Cristina Enea.

Finalmente, en el mes de septiembre de este año se realiza la exposición Individual “Visiones Nocturnas” en Museo de Arte Contemporáneo del Zulia, MACZUL, Maracaibo. Una treintena de obras originales e impresiones sobre papel artesanal, enmarcadas en diversos tamaños, plenan la Sala Alternativa del MACZUL, acompañadas por la proyección de un video original. Exhibición inaugurada el mismo día que el XIX Salón Jóvenes con FIA.

exposición Intervenciones Noctámbulas1

 

Poesía en torno a la exposición

Un cuaderno de anotaciones

exquisitas

un diálogo intimista

entre dos

-el color, el artista-

una caligrafía rítmica

espejada

anotada

en el papel que sostiene

al cuaderno de artista

II

Los rojos, los azules,

los naranja

algo de olas

algo de agua

algo tonal

belleza (la belleza de las tramas)

escritura de los trazos

en el cuaderno

belleza anotada

III

Imantado

evanescente

el borde

que de la luz emana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar