Cultura

José Vivenes: La pintura de lo simbólico…..

“La pintura puede ser para los iletrados lo mismo que la escritura para los que saben leer.»

                                                        Papa Gregorio El Grande (540-604)

“La pintura siempre ha sido un registro de la época de su creador, por eso   creo metáforas y crónicas visuales para que una forma cree más significados sobre lo que me preocupa que, en este caso, es el desgaste de lo simbólico»(José Vivenes). (1)

El expresionismo de José Vivenes se  afirma como herramienta estética, y  simbólica,  como eco de la sociedad,  en personajes paradójicos  que brotan   entre nostálgicas  pinceladas  a través del recurso de la  ropa como cascaron del ser. Cada lienzo de la serie “Basta de Falsos Héroes”    evidencia  rastros del proceso creativo  en manchas y trazos que    revelan   algunos de  los secretos de este oficio intimista.  A  través de  este lenguaje visual  se  busca recuperar la fuerza arquetipal y trasgresora de lo simbólico, como es el arquetipo de Bolívar desgastado por el uso monetario, su  avasallante presencia en los espacios públicos y el    proselitismo  hecho por  el Socialismo del siglo XXI.

El joven  artista nacido en Maturín   buscar recuperar el impacto emocional y simbólico de estas imágenes,   tal como ocurre con sus  objetos humanizados, ecos de la fragilidad y del devenir, entre amarres de tela y patinas oceánicas.    Oscila este discurso visual,  por tanto,  entre  la vanguardia expresionista y lo  conceptual, como   se observa en  el uso    del objeto encontrado,  tal como lo hacen las tendencias derivadas  del  ready made (1913). Pero  a su vez  tiene como referencia   la historia plástica de Venezuela, como son los objetos creados por Reverón (1889-1954), en el Castillete de Macuto;  e  indaga acuciosamente en  la  pintura de Arturo Michelena (1863-1898). Y asume algunos de los rasgos del pintor valenciano, como es el  rol que desempeña el ropaje en cuadros como  “Miranda en la Barraca”, (1896), potenciando este  elemento hasta aislarlo y convertirlo en una herramienta simbólica y estética de su lenguaje personal. A su vez  se nutre de la figuración de los sesenta y los ochenta representada en artistas como Jacobo Borges (1931) y Pedro León Zapata (1929-2015). Se está por tanto  ante una muestra pictórica que se recrea y enriquece a sí misma a través de investigar, recrear y afirmar los logros de la historia del arte.

Para Vivenes  es fundamental el concreto histórico. La serie “Basta de Falsos Héroes” está vinculada a un proceso  que nace de  un  atávico retorno al culto del héroe independentista,   al militarismo y al socialismo mesiánico que degrada la función simbólica de Bolívar, a través de la manipulación ideológica. Es un discurso  visual  que  se compromete con la realidad   y se transforma en una posible respuesta a las incertidumbres que plantea.  El artista   asume  la búsqueda estética  con rigurosidad y disciplina  a través de la experimentación y del trabajo de taller, tal como se evidencia en estos cuadros, collages, dibujos  y bocetos. La inquietud por la comprensión y  crítica  del  abismo socio- económico  en que se debate Venezuela, es una motivación del artista que se encuentra  presente en su obra desde principios del 2000, como se evidencia en  el objeto ensamblado Prócer (de los  mutilados), 2005, que recrea un busto heroico, donde, se  materializa  el  arquetipo   independentista que incorporará  a su propuesta.

Una muestra   del proceso investigativo y  creativo que da nacimiento a esta obra, es   el estudio y la indagación que hace el artista de la iconografía del  Libertador, que tiene como referencia fundamental   los aportes  de Alfredo Boulton en   su  libro “El Rostro de Bolívar” (1982) ejemplar que el artista interviene y dibuja anotando en sus páginas bocetos y reflexiones. Incluso reescribe el título y de manera irónica estampa su nombre en la portada.

La figuración de seres antropomorfos y animalizados de Vivenes están vinculados a la figuración del Bosco (1450-1515), en  pinturas como el tríptico del Jardín de las Delicias (1485-1505), donde los principios religiosos y moralizantes del  pintor se recrean en personajes y seres fantásticos,  que fusionan e intercambian lo humano con   partes de insectos  para enfatizar la dimensión ética y simbólica. Afirmando de manera inequívoca como el héroe movido por el militarismo  lleva a la sociedad  al caos,   y  da nacimiento a sociedades y economías cerradas, que niega los valores de la democracia y del liberalismo   y corrompe la sociedad tal como se evidencia en la animalización y fusión de reinos de sus personajes. Pues el retrato de un héroe independista  junto a una nube de moscas, tal como dibuja en uno de sus diarios es una metáfora del trágico proceso histórico que ha llevado a Venezuela a la actual crisis.

 “La pintura siempre ha sido un registro de la época de su creador, por eso yo creo metáforas y crónicas visuales para que una forma cree más significados sobre lo que me preocupa que, en este caso, es el desgaste de lo simbólico» (2).

La presencia del lenguaje visual de Francisco  Goya (1746-1828)  se revela determinante  en la sintaxis plástica de Vivenes, al asumirse como cronista de una época con una mirada crítica y satírica, tal como se percibe en los 80 grabados de los Caprichos (1799).  Recrea así el joven, elementos del artista español, tanto de  estampas como  de obras paradigmáticas  de  la historia del arte,   como  es el caso del  cuadro 3 de Mayo en Madrid (1814).  Estas búsquedas se revelan  en los  diarios del artista donde la forma responde a sus motivaciones libremente, y   crea de manera espontánea los contenidos que comunica. Este proceso  se  observa  en diversos   bocetos,  como en el  que  dibuja     a  un  líder político  con  cabeza  de  burro, en un anfiteatro en alusión al congreso de la república, cuando era dominado  por el régimen, dejando por tanto de cumplir su función   legislativa. Esta sumisión e ignorancia la potencia al  rodear  al burro-líder de  focas uniformadas aplaudiendo, junto a ovejas y ratas.

El creador    centra su  atención por tanto en  la historia que se construye día a día. Es esta una de las dimensiones de las que brotan  los  falsos héroes. Se  vinculan estas piezas  a la  serie pictórica   “Cuerpos oblicuos”,  donde indaga en el discurso retórico, y las formas  de la insurgencia   que brotan a raíz de  las marchas y protestas del 2014. El desarrollo de la investigación  iconográfica  por la cual   delimita y recrea estos elementos heroicos, se registra también en sus diarios  en anotaciones, y dibujos. Se observa esta recuperación de la imagen en estas páginas al  fusionar la indumentaria  militar, con  la   del ballet.  Así crea personajes híbridos que a través  del  humor y la burla visual, develan la ambigüedad de su naturaleza y  transmiten contenidos emocionales a la imagen   mostrando  dimensiones ignoradas. Pues las pulsiones y rasgos del militar unen en un mismo fenómeno  una  indumentaria y parafernalia que reflejan la disciplina y  la cruda violencia,  mezclados con toques de  refinamiento, y coquetería.

Los collages hechos sobre rompecabezas de héroes,  son una referencia  estética e investigativa para los  presentados    en la serie “Basta de Falsos Héroes”,  estos tienen como base y soporte rompecabezas  de ídolos de la independencia,  intervenidos a través de la sobre posición de elementos visuales para potenciar los sentidos de  estas imágenes  recuperando así  su poder trasgresor.  En este proceso de investigación, los retratos  se sobreponen, se entrelazan  y se pierden entre laberintos,   expresión  del caos que generaron tanto la independencia como la revolución bonita.  Estos sentidos se potencian al  sobreponerles  recortes que animalizan   a los  héroes, y   de  moscas de plástico   que denuncian   la  descomposición ética del régimen. Estos elementos  se integran en los bocetos de sus diarios  en  rostros de retratos manchados,  enmascarados, y rodeados de  insectos, herramientas  que crean los elementos estéticos   que direccionan la significación de cada uno de estos iconos.

La triada de collages sobre papel blanco de la serie, derivan de   su investigación visual  en donde   destaca   la sintaxis plástica y simbólica  creada por el artista. Así en uno de ellos, recrea los adornos de la parte frontal del uniforme,  recortados sobre un mapa de Venezuela, con ubicaciones geográficas significativas de la épica de la  independencia.  Se enriquece de esa manera la dimensión histórica y geográfica  al plasmar estos elementos que ha ido ganando para su propuesta.

El autoritarismo y la intolerancia que caracterizan al socialismo, podrían ser   representados por collages con  elementos del pasado y del presente. Este sentido lo recrea el artista en los  creados sobre portadas del Cojo Ilustrado (1892  -1915), fuente de referencia obligatoria para la investigación de las primeras décadas del siglo XX. Es esta  la  primera revista en Venezuela  en la que se une la palabra y la imagen en un mismo discurso, y  a través de la relación idea-imagen   da a  estas  piezas  el clima de temporalidad. Uno de estos collages  es    un homenaje al director de la revista, lo cual  se evidencia al crear un juego entre la imagen y la palabra a través de un marco en forma de ovalo recortado, y sobrepuesto que  modifica el título del  “Cojo Ilustrado” por el  de “ojo Ilustrado”, y en el interior del marco  destaca el nombre de su director: J.R.Herrera Irigoyen.

Uno de los objetivos de la estética de Vivenes es  hacer densa la percepción,  al abrir las valencias  de los  partes de la obra. En la serie gráfica incorpora  elementos simbólicos, y el uniforme militar es una presencia  constante a la que  le va sobreponiendo otras imágenes que le dan nuevas connotaciones al militarismo, como ocurre con la cúpula asociada al Congreso Nacional, al poder, y a las roscas partidistas;  la dianas de tiro las relaciona a la violencia y la represión como vía de gobernar para  dominar de manera dictatorial la sociedad. Les incorpora también elementos eróticos como los senos y pezones, que hacen referencia a  la sexualización   de la trama política.

En estos cuadros el espectador se enfrenta a una búsqueda estética  inquietante y problematizadora. De ahí la emocionalidad de la pincelada expresiva, con  fuertes cargas matéricas salpican un gracioso tutú, que rodea la cintura del icono de un héroe independista como señal de la fatuidad de su ser y de quienes los emulan. El humor negro  de los cuadros de militares con tutú      genera una  paradoja visual   plena de  interrogantes. Y la pintura del uniformado ahogado, refuerza  uno de los rasgos conceptuales  de esta figuración:   degollados  que  afirman   la falta de   creatividad y capacidad de pensamiento crítico  de   la humanidad   dominada por   el militarismo y la violencia.  Estos  ahogados, descerebrados se   vinculan  de igual manera al aislamiento y la imposibilidad del libre albedrio de los personajes dominados por este arquetipo.

Las manos maniatadas detrás de la espalda de uno de estos cuadros podrían ser señal de la falta de libertad, y evidencia de la ausencia de autonomía al ser el individuo poseído ideológicamente. Se crean obras con valencias que se despliegan como abanicos, potenciadas por elementos estéticos y   subjetivos que el espectador proyectara. Tal como ocurre con uno de los cuadros con las manos amarradas titulado: “Héroes con pivote de lo que sucederá, 2016”, por una ambigüedad formal y del manejo de la perspectiva lo que podría ser una cola de caballo, que hace referencia a la moda masculina del siglo XVIII, también guarda semejanzas con un fragmento de una máscara antigás. Por tanto se transforma la obra a través de la subjetividad del otro, y la significación de la pieza hace referencia al siglo XVIII o a los sucesos que se desencadenaron a raíz de las protestas y manifestaciones   del 2014. Está figuración expresionista se transforma en un lenguaje simbólico, y cada uno de los cuadros de estos  falsos héroes esconde mensajes para  para ser interpretados por el espectador. Por tanto la pintura se continúa en  la imaginación.

En el  cuadro “Cuando un sacerdote demasiado entusiasta se empeña en que el héroe forma parte de nuestra vida no nos ofrece una panacea, sino un incordio, 2016” el recurso  de la  mancha, y la pincelada expresionista  entran en tensión  con  pinceladas  delineadas horizontalmente,  creando  una atmósfera de  enclaustramiento y auto-censura.   Se está por tanto ante un lenguaje plástico comprometido con su contexto histórico,  que asume los aportes de la historia del arte para crear una estética donde la búsqueda y la materialización de la  belleza sea rica  en contenidos.  Y a su vez  se plantea el rexamen crítico  de  nuestro  pasado, enfrentado al presente para  vislumbrar posibles salidas   a nuestros laberintos históricos.  Se representa en el proyecto investigativo de “Basta de Falsos Héroes” la realidad  con toques de burla y de  ironía,  de ahí estos héroes con tutú  de bailarina, y ahogados que se muestran como lo que son: un espectáculo en  la trágico-comedia en que se ha convertido el  presente.

No es el arte contemporáneo lo que define si está en vigencia una propuesta. Es el artista. Son sus obsesiones llenas de convicción. Eso es lo que tiene que visualizarse desde el mismo proceso de taller, desde las prácticas experimentales. Y a la hora de revisar, entonces, el hacedor de los nuevos discursos podrá despojarse de esas pretensiones discursivas, sin importar el tiempo ni la fecha, sino las posibilidades de redimensionar el discurso a futuro presente” (3)

Cortometraje:

José Vivenes: Tallereando

 

 

Citas:

(1)   María Gabriela, Fernández, José Vivenes Desmonta los Falsos Héroe, El Universal 21/8/2016

(2)   http://prodavinci.com/blogs/6-jose-vivenes-entrevistas-a-los-participantes-en-el-premio-eugenio-mendoza-121/

(3)   http://prodavinci.com/blogs/6-jose-vivenes-entrevistas-a-los-participantes-en-el-premio-eugenio-mendoza-121/

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba