Cultura

Sylvia Constantinidis: Opera Adventure acerca a los niños al mundo de la ópera

La pianista y compositora venezolana, Sylvia Constantinidis, quien ha vivido un exitoso 2018, no ha dejado de trabajar ni un  un instante en promover todas las bondades que ofrece la ópera, especialmente en los más pequeños.

Para Constantinidis, los beneficios de la Ópera en los niños son muchos: acelera el desarrollo cognitivo, facilita el proceso de aprendizaje de idiomas; ayuda a reducir el miedo escénico y por tanto fomenta la seguridad en sí mismo, mejorando también su autoestima; aumenta el nivel cultural del niño ofreciéndole conocimientos de diferentes materias como historia, geografía, idioma, religión, etc.; pero además, dependiendo del contenido de la ópera los involucrados tienden a adquirir más valores, es por ello que dio vida al proyecto Opera Adventure, el cual sueña con traer a Venezuela.

Vale recordar que esta pianista, compositora y directora de orquestas, quien vivió parte de su infancia entre las islas de Coche y Margarita, además de Caracas, entre sus óperas, música para orquestas sinfónicas, orquestas de cámara, música para coros, ensambles, piezas para piano e instrumentos solistas ha escrito ya más de 100 obras. Tiene 8 producciones discográficas y 3 bandas sonoras para películas; a lo largo de toda su carrera ha recibido más de 60 premios y honores, entre condecoraciones, reconocimientos, galardones, diplomas, becas y órdenes gubernamentales e institucionales.

Las tres primeras óperas compuestas por la venezolana fueron infantiles. Todo comenzó con el proyecto Opera Adventure, que creó con financiamiento institucional, que le fue asignado tras ganar un concurso académico para promover la ópera en las escuelas. “La idea era buscar nuevas audiencias dentro del mundo de la ópera a través de educar a los más pequeños, con ese objetivo comenzó su primera ópera llamada Lincoln. Realicé tanto el guión como la música, participaron más de 150 niños y jóvenes, más una orquesta juvenil porque el objetivo era pedagógico”.

“Gracias a esta primera ópera y su resultado, se llevó a escena 6 veces más dada la demanda, los patrocinantes tomaron más interés y me solicitaron un guión para crear otros dos proyectos similares, ya que les pareció una idea muy buena, en consecuencia me dieron otro financiamiento con el que terminé componiendo dos óperas más para niños: El Primer día de gracias y Ponce de Leon”, explicó.

“El proyecto Opera Adventure es una experiencia que involucra muchas cosas, acerca el niño al mundo de la ópera y de las artes y lo motiva a amar la música, pero con la preparación y el estudio que requiere, pasando por seminarios, ensayos, llevarlos a ver óperas profesionales, etc. Al final, las tres óperas se llevaron a escena y durante tres años participaron más de 900 niños en Florida, EEUU”, agregó la artista que sueña con realizar este proyecto para beneficiar a los niños de su Venezuela natal en 2019.

El éxito obtenido hizo que Opera Adventure fue absorbida institucionalmente y Constantinidis pasó a ser diseminadora, sus óperas infantiles se hicieron 5 veces más en EEUU y ella solo supervisaba, hacía ponencias en congresos educativos y promovía su trabajo, que hasta la actualidad viene realizándose. Además, la margariteña presenta ahora seminarios y talleres para la formación de jóvenes músicos en el difícil campo de la ópera contemporánea. Compuso Amaranta, una ópera corta estrenada en Inglaterra y dos más de larga duración, profesionales y para un público más amplio. Actualmente promueve Afrodita (una ópera en 6 idiomas), presentada en conciertos en Francia, Inglaterra, Italia, EEUU y que seguirá en escena en 2019, año en el que conjuntamente prepara el estreno mundial de su sexta ópera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar