Cultura

Manuel Cabré en Galería Odalys: El Ávila caraqueño llega a Madrid

Nadie supo, como el pintor Manuel Cabré, representar en óleo la belleza cambiante del cerro que da forma al Valle de Caracas: el Ávila. Nacido en Barcelona, España en 1890 y fallecido en Caracas, en 1984, logró capturar de manera única la luminosidad de la montaña, sus colores, sus sombras y las formas que se desprenden de éstas y como se van transformando con el pasar de las horas del día.

Por algo el artista llegó a ser uno de los máximos representantes del paisajísmo en Venezuela, supo captar en sus cuadros esa policromía y, sobre todo, expresar su amor por el cerro El Ávila, hoy devenido en nostalgia, memoria y arraigo para quienes conforman la diáspora de venezolanos en otras partes del mundo.

Desde el 13 de julio, la Galería Odalys, en Madrid, presenta la exposición «Manuel Cabré. Pintor del Ávila», integrada por siete obras en las destaca el estilo único del que fuera uno de los fundadores del Círculo de Bellas Artes de Caracas, junto a su padre Ángel Cabré y a su amigo Antonio Edmundo Monsanto, y al que pertenecieron artistas como Armando Reverón, Luis Alfredo López Méndez y Federico Brandt, entre otras importantes figuras de la plástica venezolana.

En la muestra, que podrá ser visitada hasta el 12 de septiembre, figuran obras como «Subida del descanso Guarataro. San Juan. Caracas», de 1920; «Paisaje del Country Club», y «San Juan a Angelitos», de 1919, además de un retrato y otros paisajes naturales.

Todas las piezas de la exposición corroboran lo apuntado por el artista visual Juan Calzadilla: “Cabré es un naturalista no en relación con la realidad si no con el sentimiento objetivo de su experiencia visual de la realidad. Para él la naturaleza es un móvil más que un objeto tomado al pie de la letra como un tema. En sus paisajes él trata de configurar un orden paralelo al de la naturaleza, y en esta medida obliga al espectador no a reconocer en su obra un fragmento recortado del paisaje natural, tal como podría verse a través de una ventana, sino a enfrentarse a su capacidad inventiva del espacio”.

Así, Manuel Cabré. Pintor de El Ávila ofrecerá al público la posibilidad de acercarse a paisajes que más que reproducir la naturaleza, estimulan estados de ánimo. Como diría en alguna ocasión Alfredo Boulton: “Sus paisajes tienen un extraño sentido de fuerza emocional donde el tema alcanza ese mismo vigor en que el artista ha puesto su voluntad e inspiración en captarlo, en traducirlo, en presentarlo”.

La Galería Odalys, ubicada en Orfila 5, 28010, abre de martes a sábado, de las 11:00 a las 14:00 y de las 15:00 a las 20:00 horas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar