CulturaEspecial PaísEspectáculos

Salvador Garmendia: la pluma que redescubrió la urbanidad venezolana

Los más de 20 libros de cuentos, novelas, ensayos y crónicas publicados en vida por Salvador Garmendia sumaron a este destacado escritor al famoso boom literario de la segunda mitad del siglo XX, cuyos exponentes más sobresalientes fueron Gabriel García Márquez, Mario Vargas Llosa y otros notables latinoamericanos.

Garmendia, junto a otros miembros de esa generación, se destacaron por integrar por el desarrollo en sus obras de uno de los principales recursos literarios de ese boom literario: El realismo mágico.

El inquieto Salvador

Garmendia nació en Barquisimeto, en el centro-occidente venezolano, el 11 de junio de 1928 y murió en Caracas el 13 de mayo de 2001, a los 73 años de edad.

A pesar de las  carencias económicas, que le obligaron a dejar los estudios, y de la tuberculosis que lo aquejó cuando aún no había llegado a la adolescencia, se convirtió en uno de los escritores venezolanos que mejor desarrolló la literatura urbana, lo que se refleja en sus novelas, cuentos y crónicas.

Durante los tres años que Garmendia pasó en cama por la enfermedad, se dedicó a tener largas jornadas de lecturas, en las que se forjó una sólida base literaria y en 1946, a la edad de 18 años, publicó en su ciudad natal su primera novela: «El Parque».

A esa edad mantenía amistad con poetas y otros escritores que llegaron a ser grandes personalidades de las letras venezolanas, como es el caso del poeta Rafael Cadenas, y publicaba permanentemente en diarios y revistas literarias de Barquisimeto y Caracas.

Posteriormente se mudó a Caracas. Trabajaba en radio y escribía. En 1958 se integró al reconocido grupo literario Sardio que editaba una revista con el mismo nombre de la organización. Al año siguiente publicó su segunda novela, Los pequeños seres.

Del Techo de la Ballena al escándalo anacobero

Luego de desintegrarse el grupo Sardio, creó junto a otros poetas y narradores, la organización llamada El Techo de la Ballena en los rebeldes años 60.

En esta década mantuvo una pletórica producción literaria. Publicó las novelas Los habitantes, Días de cenizas  y La mala vida. También su primer libro de cuentos: Doble fondo y la monografía La novela en Venezuela.

En esa época Garmendia ya era un escritor reconocido. En 1972 publicó el libro de cuentos Los escondites, con el que obtuvo el Premio Nacional de Literatura. Dos años antes había salido otro volumen de relatos, titulado Difuntos extraños.

En 1974 el escritor publicó el cuento El inquieto Anacobero, relato que desató una polémica por el uso de palabras que ofendieron a un sector de poder de la sociedad venezolana: el gremio de la prensa. El Bloque de Prensa Venezolano (BPV) llegó, incluso, a denunciarlo en el Juzgado Segundo de Primera Instancia en lo Penal de Caracas por el delito de «ultraje al pudor público, lesionador de los principios morales de la sociedad venezolana». 

Entre 1976 y 1978 escribe el guión de la película Fiebre, adaptación de la novela de Miguel Otero Silva, dirigida por Juan Santana; y el libreto de la telenovela La hija de Juana Crespo.

En 1997 escribe los guiones de los documentales El General López Contreras y La voz del corazón, ambos dirigidos por Carlos Oteyza; además de esto, se desempeña como colaborador semanal en el diario El Nacional.

Buena parte de la literatura del narrador refleja las dos ciudades que siempre fueron suyas, Barquisimeto, la ciudad de su niñez y adolescencia, y Caracas, la ciudad de su desarrollo profesional. Ambas urbes fueron desnudadas por su pluma que reflejaba lo real, maravilloso y fantástico de la calle latinoamericana y de sus personajes, muchas veces hermosamente absurdos.

Garmendia murió en Caracas el 13 de mayo de 2001. Su veintena de libros son un legado para la literatura urbana venezolana y latinoamericana. Entre sus textos más notables destacan:

Fundado hace 23 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar