Entretenimiento

Decadencia de la Vida Privada

Marialejandra Martín y Ricardo Nortier desbordantes de sensualidad, comicidad e irreverencia al sumergirse en las aguas de “Decadencia de la vida privada” y para vida a cuatro personajes insólitos, perversos e hilarantes.

(%=Image(3996154,»L»)%) Desde el próximo 18 de septiembre llegan a la Sala de Conciertos del Ateneo de Caracas Marialejandra Martín y el actor brasileño-venezolano Ricardo Nortier donde desnudan el lado oscuro del ser humano de la mano del destacado director de teatro venezolano Orlando Arocha.

Esta pieza nos sumerge en la vida de un particular matrimonio burgués que vivirá las consecuencias del juego entre los placeres, la diversión, el dinero y el aburrimiento: “Hay humor negro, sarcasmo, ironía, irreverencia, la fuerza no está en lo que ves sino en todo lo que viven y se dicen estos personajes”, acota el director.

Escrita en versos, la pieza realiza una gran crítica a la hipocresía de la censura y la moral a través de cuatro personajes: Sybil ( Marialejandra Martín), una mujer adinerada descubre que su esposo Steve (Ricardo Nortier) tiene un amorío con Helen (Marialejandra Martín) y decide contratar a Les (Ricardo Nortier), un detective que lo investiga buscando pruebas de la infidelidad pero con quien termina involucrada en un juego erótico que la llevará hasta límites insospechados.

“Ellos gozan de la vida, no tienen límite. Es un retrato de los de abajo, los resentidos, pero también de los de arriba, que son, en cierto modo, intocables, y de esas vidas sin sentido”, refiere Marialejandra, quien suma más de 20 años de carrera y una nutrida lista de películas y telenovelas entre las que destacan “Ifigenia”, “Señor Presidente” y la siempre recordada “Por estas calles”. “Esta obra es una bofetada al moralismo y dice las cosas que no se pueden decir en el escenario aunque ocurren a diario”, acota Nortier, actor, director y dramaturgo fundador de la agrupación Circuito de Artes Cénica Teatro Multimedia, en Brasil, cuya trayectoria y trabajo histriónico ha sido reconocida por los premios AMPARC al Mejor Director y el SATED como Mejor Actor mientras su montaje “A Insólita Cocina de Leonardo da Vinci” fue mencionada por El Globo entre las tres mejores obras del año 2007. Recientemente recibió por obra “Parece que va a temblar” una mención en los premios municipales.

La producción de este montaje está a cargo del Circuito de Arte Cénica y la Caja Teatro. “Se presentará a partir del 18 de septiembre, de jueves a sábado a las 8:00 de la noche y los domingos a las 6:00 p.m. en la Sala de Conciertos del Ateneo de Caracas. La temporada será de un mes y las entradas se pueden adquirir en preventa a Bs. 38 (general) y Bs. 33 (jueves populares).

DECADENCIA DE LA VIDA PRIVADA
(UNA COMEDIA ÁCIDA, IRÓNICA, INTELIGENTE Y SENSUAL)

ACTÚAN: MARIALEJANDRA MARTÍN Y RICARDO NORTIER

DIRECCIÓN DE ORLANDO AROCHA

PRODUCCIÓN: CIRCUITO DE ARTE CÉNICA(TEATRO MULTIMEDIA)

ESTRENO EL 18 DE SEPTIMEBRE HASTA EL 12 DE OCTUBRE

SALA ANNA JULIA ROJAS: ATENEO DE CARACAS
DE JUEVES A SÁBADOS 8 PM , DOMINGOS 6 PM

TERCERA TEMPORADA DE ÉXITO DE PÚBLICO Y CRÍTICA

SINOPSIS:

A partir de las relaciones del matrimonio de Sybil y Steve con sus respectivos amantes –Les y Helen-, la obra distingue dos niveles sociales internos a la burguesía: uno tradicional, de “linaje”, heredado de padres a hijos (al que pertenecen Helen y Steve), y otro producto de la movilidad social, fruto del trabajo y el ascenso gracias al dinero (el correspondiente a Sybil y Les). La distinción vale: el primero se caracteriza por su corrupción e improductividad, pero también por su “clase”, por su naturaleza atractiva y “encantadora”, que sin esfuerzo manifiesta superioridad sobre los otros hombres. El segundo aspira a ser igualmente parasitario y corrupto, pero resulta burdo, tosco, brutal, sin el encanto del otro. El segundo odia, envidia, compite y sueña con volverse el primero: “lo que este mundo anhela es el poder, la clase y la forma”.

La obra construye una imagen graciosa y negativa de la alta burguesía, con el objetivo de enfrentar -por extensión- a la clase dirigente y el conservadorismo, cumpliendo una función desenmascaradora del pensamiento racista, xenófobo y sectario, propio de la alta burguesía. Desenmascara además formas de educación e impugna la dinámica de los vínculos familiares. Los dos niveles son mostrados “de puertas adentro”, en cuartos privados, los personajes aparecen en su intimidad, puestos en evidencia en sus pensamientos y ética detrás de una “cuarta pared” invisible: allí son seres feroces, agresivos, cínicos, brutales, malhablados, groseros, irónicos, malintencionados, sin una pizca de amor hacia el prójimo, dotados de una violencia suprema. La obra devela esa intimidad como obscenidad, es decir, como aquello que no debería ser dicho en escena: el teatro revela aquello que se trata de ocultar en la escena social.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba