EntretenimientoEspectáculos

Duque de Edimburgo, el controvertido pilar de la reina Isabel II

El príncipe Felipe, marido de Isabel II, murió este viernes a los 99 años tras una vida en la que puso su personalidad fuerte y controvertida al servicio de la reina y de la Corona.

Convertido en el consorte más longevo de la monarquía británica tras 73 años de matrimonio, el duque de Edimburgo deja un indiscutible legado como pilar de Isabel II, quien ya había sellado así su trascendencia para la historia: «Simplemente, ha sido mi fuerza y mi soporte».

Un breve comunicado difundido por el Palacio de Buckingham a las 12.01 hora local (11.01 GMT) dio la noticia del fallecimiento.

Es con gran pesar que Su Majestad la Reina anuncia la muerte de su amado esposo, Su Alteza Real el príncipe Felipe, duque de Edimburgo (…) Falleció pacíficamente esta mañana en el castillo de Windsor.

señaló la nota.

Nunca fue el personaje más apreciado de la Casa de los Windsor. Sus procacidades divertían a algunos e irritaban todavía a más. Pero nadie discutió la importancia de su papel en la sombra para una reina que, ella sí, cuenta a sus 94 años con un respeto casi reverencial en el país.

Le gustaba bromear, siempre entre la socarronería y la amargura, con su papel secundario en el Palacio de Buckingham -«soy el desvelador de placas más experto del mundo«-, aunque entre bambalinas contribuyó a capear algunos de los peores temporales a los que se ha enfrentado la monarquía.

El príncipe griego que renunció a su título heleno

Felipe de Edimburgo, sexto hijo y único varón del príncipe Andrés de Grecia y la princesa Alicia de Battenberg, nació el 10 de junio de 1921, en el Palacio de Mon Repos, que hoy día es el Museo de Paleópolis de la isla griega de Corfú.

Su estancia en esa isla y en el país heleno fue corta, pues cuando tan solo contaba 18 meses, su padre tuvo que abandonar Grecia después de ser condenado a muerte al ser considerado uno de los principales responsables de la desastrosa campaña del Ejército heleno en Turquía.

Ante la presión del Reino Unido, la pena no fue ejecutada con la condición de que Andrés de Grecia se exiliara del país para siempre.

Tras pasar unos años en Francia, la familia se comenzó a dispersar. Él se fue a estudiar a Inglaterra y todas sus hermanas se casaron con príncipes alemanes, con dos de los cuales Felipe se enfrentaría durante la Segunda Guerra Mundial.

Felipe estudiaba en Inglaterra, en Francia y en Alemania, y a sus 18 años, entró en la Armada del Reino Unido.

Poco después de alcanzar la mayoría de edad y tras enterrar a una de sus hermanas, los caminos del futuro duque de Edimburgo le volvieron a llevar a Grecia con la intención de vivir con su madre que había vuelto a ese país un año antes para trabajar con los pobres.

Solo pudo estar un mes con ella pues su tío, el rey Jorge II de Grecia, le pidió que regresase al Reino Unido y continuase su servicio en la Royal Navy.

Ante el estallido de la Segunda Guerra Mundial sirvió primero en el acorazado HMS Ramillies en el océano Indico y, tras la entrada de Grecia en la guerra, en octubre de 1940, en el acorazado HMS Valiant en el Mediterráneo.

La historia griega de Felipe concluye el 21 de noviembre de 1947, antes de casarse con Isabel II, cuando renuncia a su título real heleno, toma el apellido de la familia de su madre (Mountbatten) y se convierte en ciudadano británico.

En la Grecia postmonárquica, los mensajes de dolor han sido hoy exiguos: la presidenta de Grecia, Katerina Sakellaropolu, envió su pésame a través de Twitter, unas condolencias a las que se ha sumado el presidente del Parlamento griego mediante una nota en nombre de todos los diputados.

Funeral privado

Felipe había dejado el hospital el pasado 16 de marzo. Tras pasar ingresado un mes por una afección cardíaca y salir con un aspecto muy desmejorado, el país era consciente de su fragilidad, pero confiaba en que el duque de Edimburgo pudiese celebrar su centenario, dentro de solo dos meses.

Su muerte pone en marcha la Operación «Forth Bridge», que estipula con precisión cuáles serán los pasos que se seguirán para despedirle.

A petición del propio Felipe, su cuerpo no será velado en público, sino que yacerá en Windsor hasta su funeral privado en la capilla de San Jorge.

Las banderas deberán ondean a media asta desde ahora hasta las 8 de la mañana del día después del funeral, los miembros del Gobierno paralizarán sus intervenciones públicas y se suspenderán los actos de campaña electoral para las elecciones locales y escocesas de mayo.

Además, el Gobierno ha pedido a la ciudadanía que «no asista o participe en ningún evento» relacionado con el funeral o entierro, y que tampoco deposite ofrendas de flores delante de los palacios.

Homenaje desde las instituciones

El primer ministro, Boris Johnson, no ahorró elogios al glosar su figura delante de su residencia de Downing Street.

El duque «se ganó el afecto de generaciones aquí en el Reino Unido, a lo largo de la Commonwealth y en todo el mundo«, a juicio del jefe del Gobierno.

Para el conservador Johnson, su papel como miembro de la familia real contribuyó durante décadas a que la monarquía británica «se mantenga como una institución vital para el equilibrio y la felicidad de nuestra vida nacional».

Tras resaltar que el esposo de la reina Isabel II era «una de las últimas personas en este país que sirvieron durante la Segunda Guerra Mundial«, Johnson recordó que «era un ambientalista y un defensor del mundo natural mucho antes de que estuviera de moda».

Recordamos al duque por todo esto y, sobre todo, por su firme apoyo a Su Majestad la reina.

dijO el primer ministro.

El líder de la oposición, el laborista Keir Starmer, expresó que con la muerte del duque se ha perdido a «un extraordinario servidor público», mientras que por su lado la ministra principal de Escocia, la independentista Nicola Sturgeon, manifestó su «tristeza» y expresó sus «profundas condolencias» a la reina Isabel II y a la familia real británica.

La vida «será completamente diferente»

La princesa Ana de Inglaterra ha admitido que la vida sin su padre, el duque de Edimburgo, «será completamente diferente«, en declaraciones durante una entrevista grabada antes de la muerte, este viernes, del príncipe Felipe por el canal ITV News.

Durante esa charla, difundida tras conocerse la noticia, la princesa Ana habló sobre varios aspectos de la longeva existencia de su progenitor.

Entre ellos, compartió sus impresiones sobre la posición que ocupó su padre como príncipe consorte, acompañando a la soberana británica, y reconoció que tal y como estaba entonces estructurada la monarquía en este país, «nadie había pensado en qué es lo que él iba a hacer«.

«Llevó un tiempo encontrar a quienes comprendieran que (el duque) tenía una experiencia y unas habilidades extraordinarias que se podrían emplear. Pero también (él) halló la manera de ayudar«, reflexionó su hija.

La princesa también subrayó los «sacrificios» que su padre tuvo que hacer por el hecho de estar casado con la reina, como abandonar su carrera en la Armada.

Según la hija del fallecido, ello «muestra un verdadero entendimiento sobre la presión que la reina afrontaba, y (también) que la mejor manera en que él podría apoyarla era renunciando a su carrera».

Recordó además el «estilo de vida nómada» que llevó el príncipe Felipe durante los primeros años de su infancia en Grecia.

Tenía una forma de vida nómada, que debió haberle resultado bastante difícil porque él era mucho más joven que sus hermanas.

consideró la princesa Ana.

Por otra parte, El príncipe Enrique de Inglaterra y la duquesa de Sussex, Meghan Markle, agradecieron este viernes al príncipe Felipe de Edimburgo «su servicio», en la web de su fundación, Archewell.

En un escueto mensaje, los duques de Sussex subrayaron que el príncipe Felipe, abuelo de Enrique, será muy echado de menos.

«En cariñoso recuerdo a su majestad el duque de Edimburgo 1921-2021. Gracias por su servicio… Se le echará mucho de menos«, dice el texto.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba