Entretenimiento

El ABC de Miguel Von Dangel

A diferencia de los políticos, el artista quiere poder para hacer. Venezuela está atravesando una situación muy difícil. Es época de trabajar y formar gente. Hay que explicarle a la gente que esto no es más que dolores de parto y que lo que viene es bueno, indica el pintor que presenta “La ciudad de Dios” en el Museo de Petare.

 

Ya ha perdido la cuenta de las exposiciones en las que ha participado y en estos días mantiene una muestra muy especial, en homenaje al Petare donde creció que cumple 393  años la cual tituló De Civitate Dei, inspirada en La ciudad de Dios, una obra escrita por San Agustín de Hipona que constituye una apología del cristianismo en la que se confronta la ciudad celestial con la pagana. No pertenece al grupo que utiliza el arte para escalar socialmente o darse buena vida.  Le fue concedido el Premio Nacional de Pintura, sin embargo no tiene obsesión por elevar el precio de sus cuadros. Su postura como artista comprometido y crítico contrasta con un entorno cultural agachado y silente.

 

Hace año y medio, el Centro de Estudios Latinoamericanos Arturo Uslar Pietri de la Universidad Metropolitana ha publicado el libroMiguel Von Dangel y el renacimiento de un arte latinoamericano, escrito por el crítico de artes plásticas Eddy Reyes Torres. A lo largo de casi 600 página se narra la vida y la creación del pintor y escultor de Petare, considerado unos de los artistas contemporáneos más importantes de nuestro país y de Latinoamérica. Según el autor,  “La vida de este creador tiene rasgos novelescos, lo que constituye un importante atractivo de la investigación. A eso se suman dos hechos significativos: la obra realizada por Miguel rompe formalismos en las artes, ubicándose en el selecto grupo de las de mayor originalidad; y él es de esos pocos artistas con una amplia formación cultural. Miguel se ha proyectado como intelectual de peso, como hombre dedicado también al cultivo de las ideas y las letras, rara avis en su medio”.

 

Nació en Bayreuth, Alemania, pero desde 1950, cuando tenía dos años de edad, vive en Venezuela. Aunque recibió clases de dibujo, su formación es principalmente autodidacta, en contacto con la naturaleza y con Bárbaro Rivas, quien fue vecino de Petare y a quien el Museo de Arte Popular debe su nombre. Von Dangel es un artista que impone por su hablar pausado que comunica un espíritu en permanente reflexión arropado por una vasta cultura. Habla de filosofía, de sánscrito y esperanto como si tomara un pincel y se sumergiera en sus lienzos.  Estas son sus reflexiones para los lectores de ABC de la Semana.

 

—  ¿De dónde viene el nombre tan sugerente que ha escogido para su exposición en el museo petareño?

 

—  San Agustín de Hipona era un obispo. En Roma entran los bárbaros y esa era por excelencia “La Ciudad de Dios”.  Verás que las metáforas nos retrotraen a nuestra realidad de una manera bastante directa. Los vándalos toman Roma y lo curioso es esto: los romanos cristianos –más allá de que los vándalos son muy “generosos” pues los mandan al exilio… y cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia– se van a Cartago convencidos de que si se hubieran plegado al paganismo no estarían pasando por esas penurias. Fue allí donde el San Agustín, con toda su paciencia, les replica que no es así, que el mal les venía de raíz. Razonaba que no debían chillar por su suerte ya que el mal procedía, precisamente, del paganismo y los vicios estaban con todos, desde el inicio de Roma. El Dios cristiano no es un traje a la medida, más bien pasemos revista a nuestra historia –recomendaba-  y establezcamos las responsabilidades.

 

—  ¿Cómo sirve la creación artística para superar la descomposición social?

 

—  Mi confusión desde siempre es entre la fe y la creación. Para mí son casi equivalentes. En los años 60, cuando yo estaba en la escuela de Artes Plásticas, era obligado que todos teníamos que ser revolucionarios y tira-piedras, estimulados por profesores que hoy en día son grandes paradigmas de la cultura plástica venezolana. Nos conminaban a ser revolucionarios y militar en contra de la oligarquía. Allí también encuentro paralelos con San Agustín, por la manera cómo ello hace reflexionar acerca del origen de nuestros males.

 

—  ¿Cómo se inserta eso en el Petare de hoy?

 

—  Uno se pregunta qué es Petare hoy en día, cuál fue el Petare que uno conoció de muchacho y con esto volvemos a ese juego del tiempo. ¿Cómo rendir homenaje a un pueblo que se ha convertido en un barrio de Caracas, que se lo devora poco a poco, a partir de un concepto urbano destrozado?

 

—  Uno solo de sus barrios es más grande que algún Estado del país…

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba