Entretenimiento

El cine local festeja su día entre copas y reflexión

(%=Image(4498234,»R»)%) ¿Hay razones para celebrar hoy el Día Nacional del Cine? Para algunos, no, sobre todo con devaluación, nuevo tipo de cambio y aumento de costos sobre la mesa; para otros, el simple hecho de que se sigan haciendo películas en el país, a pesar de las dificultades, es una razón de peso para festejar.

El 28 de enero de 1897 se proyectaron en el Teatro Baralt de Maracaibo las primeras imágenes cinematográficas hechas en Venezuela: Un célebre especialista sacando muelas en el Gran Hotel Europa y Muchachas bañándose en la Laguna de Maracaibo. Por ello, se tomó ese día para conmemorar al cine local.

Elia Schneider (Punto y raya) celebraría la cantidad de películas que se está haciendo en Venezuela, mas no su calidad. «Hemos avanzado en número, no en contenido», apunta. «Si es con respecto a la libertad de creación y expresión, yo no celebraría, pues vivimos el cierre de canales de comunicación. Si bien eso no aplica para el cine, hay realizadores que trabajan en esos medios y como trabajadora de éstos no puedo celebrar».

En torno al tema de la calidad, la cineasta sugiere que debe crearse una escuela nacional de cine donde realmente se toquen los temas importantes en esta materia. Además, una política estatal que apoye la excelencia, la calidad, y no solo la cantidad de películas, «una política que nos permita saber qué estamos haciendo, a quién le damos el dinero, no tanto controlar los temas porque creo que todo tiene cabida. Hay que mejorar los guiones y, sobre todo, la dirección de actores».

La cineasta agrega además que es urgente «tener el financiamiento cuando lo necesitas y no después». Recomienda una sólida política de exhibición y distribución, «que no se trate al cine venezolano como al hollywoodense». Finalmente, cree que es urgente cambiar los porcentajes de ganancias, «actualmente es 70% para la distribuidora y 30% para la productora, y estamos en gran desventaja; si cambiamos eso a 30% para la distribuidora y 70% para la productora, eso garantizaría más películas».

Devaluación en el cine Schneider, quien estrena próximamente Des-Autorizados, agregó que la devaluación y el nuevo tipo de cambio afectarán fuertemente a la producción nacional. «Todos los proyectos entran ahora en un tema de inseguridad por no saber los problemas que vas a tener, además si tienes coproducciones es peor la situación».

En efecto, uno de los laboratorios fílmicos de Venezuela ha anunciado el incremento de 5% en materia de revelado; para copiado no habrá cambios. Florinda Correa, gerente de Futuro Films, informó que su principal proveedor es Kodak de Venezuela, que ha incrementado los precios de algunos de los químicos para este proceso.

«Si aumentamos más de la cuenta, los pocos clientes que tenemos se van fuera del país», señala Correa, quien espera que los laboratorios puedan tener acceso al menos al dólar de 4,30.

La gerente de Futuro hizo un llamado al CNAC (Centro Nacional de Cine) para que se cumplan las cuotas de copias de películas extranjeras que deben hacerse en el país. «Hemos hecho copias pero no las que están estipuladas en la Ley».

A pesar de todo, Correa es optimista. «Yo creo que sí hay razones para celebrar porque sigue existiendo el cine, vemos muchos jóvenes con sus primeras películas, algunas con cierto éxito».

Carlos Caridad Montero, cineasta, decía recientemente a El Universal que la devaluación y el nuevo tipo de cambio afectarán además todas las fases de la producción. «En Venezuela el catering (servicio de comidas) es extremadamente caro, puede llevarte 30% del presupuesto. Luego, una película virgen va a costar el doble y todos los insumos para la posproducción son importados… Conozco un cineasta que estima que la transferencia a 35 mm pase de BsF 120 mil a 250 mil».

La gerente cultural Carlota Vivas también señalaba hace poco a El Universal que uno de los más afectados por la devaluación es precisamente el sector cine, «porque hay producciones que todavía no han entrado en la posproducción, que es la más costosa», y recomendaba: «El CNAC debería tratar de solventar la brecha que se abre entre lo que eran los presupuestos y aportes otorgados y esta nueva situación».

Si bien las principales exhibidoras de cine de Venezuela no contemplan por ahora un incremento en el precio de la entrada es posible que en algún momento se produzca, lo cual se traduciría en una reducción del número de espectadores y de recursos para el Fondo de Promoción y Financiamiento del Cine.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba