Entretenimiento

El concierto fue lo máximo

(%=Image(8962857,»R»)%) «En la puerta del sol, como el año que fue….» siete años esperando escuchar
nuevamente la voz de Ana en directo!!!! De esa manera, comenzó en el Poliedro de Caracas GIRADOS, un concierto que dará mucho que decir en los próximos once meses de gira.

No puedo describir como me sentí y como me siento despues de haber presenciado a dos gigantes del espectaculo.

Ana, bella, alegre, sensual, demostró que su talento no terminó cuando Mecano se separó momentáneamente. Y aunque no puedes olvidar más de doce años de carrera (por alguna razón cantó temas de Mecano), fueron sus canciones muy coreadas por los asistentes (sobre todo las del primer disco) las que dejaron constancia de ello. El manejo del escenario, su voz, el acoplamiento con la banda y los coros, todo en perfecta armonia para ofrecer más de dos horas de concierto.

Después de delirar con Un año más se escucharon las notas de Jugando al escondite para luego pasar a La fuerza del destino. Ana saludó a Caracas de manera muy emotiva por lo que significaba para ella el Poliedro, además de solidarizarse con la tragedia del mes de diciembre en nuestro país. Con un sofá verde en el escenario interpretó A contratiempo para luego dar la bienvenida a Miguel y cantar el primer dúo con «Pequeña rosa». Finalizada la canción, Miguel comienza su espectáculo con Salamandra.

Duende interactuando con los presentes en una especie de coreagrafía
con las manos y Bandido 99. Esta tiene mención especial: quedó demostrado el profesionalismo de altura que tiene Miguel Bosé al detener la canción a la mitad. La razón: se cruzó con la banda y se equivocó. Se disculpó con la banda, con el público, se llamó «bruto» a sí mismo y se puso a ensayar el coro con todos nosotros. Este gesto de humildad arrancó fuertes aplausos que cada vez que Miguel se llamaba bruto la gente le gritaba «NO!!». Luego del pequeño ensayo, arrancó de nuevo la canción.

Como tú fue muy bien utilizada entre los dos para presentar a todos los músicos, además de sonar muchisimo mejor que en el disco. Ya no te quiero, Diosa del cobre y Dulce Pesadilla a duo, Cómo sueñan las
Sirenas
.

A partir de aquí no tengo memoria del orden de las canciones, pero sí les puedo contar lo que para mi fueron los momentos más emotivos del concierto.

Primero, Miguel interpretando junto a Ana Muro del cubano Carlos Varela. Ana
tambien impactó con una soberbia Mujer contra mujer en una especie de
perfomance con las dos coristas que dio como resultado una expresión de belleza
artística extraordinaria. Otro momento muy emotivo para recordar (todo el
concierto es para recordarlo) fue el duo de Miguel y Ana con Nada Particular.

Pero quizás el momento más espectacular, único y emotivo del concierto fue cuando Ana y Miguel, junto con la banda al frente del escenario se despedían por segunda vez, el público pedía a rabiar Aire y Ana, muy emocionada (se le veía en la cara) nos complació. Empezó con el coro, luego preguntó cómo comenzaba para que le dieramos la entrada y arrancamos con la primera estrofa y el coro. Aplausos a rabiar.

(%=Image(4672284,»L»)%) Le tocó a Miguel complacer a los asistentes que le pedían Te Amaré, comenzamos con el coro para pasar con la primera estrofa y luego nuevamente el coro. El delirio era indescriptible hasta que Ana empezó Me cuesta tanto olvidarte y allí ya era más que delirio, era una especie de locura musical colectiva y por supuesto al final «…me cuesta tanto, olvidaros». Las lágrimas ya no se podían detener en mis ojos.

Luego de un largo aplauso, los asistentes coreaban Partisano y Miguel nos
complació. Después de este extasis, ya estaba satisfecho.

Para finalizar, Ana y Miguel interpretaron Partir y allí ternimó todo.

Ahora queda la esperanza que abran otra fecha para Caracas para volverlos a
ver y si no, esperar por el video y el disco.

Gracias Ana Torroja.
Gracias Miguel Bosé.

Y fuera del concierto…

Definitivamente, cuando las cosas se hacen con profesionalismo, responsabilidad
y con un mismo objetivo, los resultados son óptimos. Esto lo demostró Producciones María Gómez y Big Show Producctions el domingo en la tarde con la producción para Venezuela de «GiraDos», la gira de dos españoles de alto quilate artístico como lo son Ana Torroja y Miguel Bosé.

Desde el primer momento de llegar al Poliedro de Caracas, estacionar, hacer la
acostumbrada pero bien ordenada cola, los asistentes entraron al Poliedro con
gran tranquilidad y comodidad. Dentro del Recinto, y sin mucha espera, comenzó
la compensación nacional, para que después de una breve pausa, comenzará
uno de los mejores conciertos de este año. La salida del coso de la Rinconada,
igualmente ordenada y tranquila como la entrada y la fluidez vehicular, hizo
parecer que no estubiesemos en el Poliedro, sino en otra sala de conciertos.

Cabe recalcar, que toda esta organización no hubiese sido efectiva sin el comportamiento de los asistentes. Quedó demostrado que cuando las personas
asisten al Poliedro a disfrutar de un concierto, no deja tiempo para peleas, abuso y otros tantos desmanes a los cuales estamos acostumbrados.

Producciones María Gómez y Big Show Productions se anotaron otro gran éxito en
la producción de este espectáculo. Los amantes de los buenos espectáculos les
agradecen el compromiso y el profesionalismo con la que llevaron a cabo este
concierto y los espectadores se anotaron un ¡Bravo! por el comportamiento
demostrado el día domingo 30 de abril.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba