Entretenimiento

El conserje que se graduó de ingeniero en la universidad que limpiaba

Cierto que en muchas universidades existe la figura de los “Beca-trabajo”, estudiantes que una vez que ingresan a su casa de estudios, a la par de sus clases, laboran en el campus. Pero en el caso de Michael Vaudreuil, primero fue la gallina que el huevo.
Y es que este hombre maduro fue primero conserje del Instituto Politécnico Worcester, de la universidad de Massachusetts, antes de sacar la carrera de Ingeniería Mecánica a los 54 años.

Su historia se inicia tras un desafortunado giro en su vida: En 2008 el negocio en el que había trabajado durante 24 años cerró inesperadamente, dejándolo en la calle y consumiéndose sus ahorros, hasta que consiguió una plaza como conserje en la universidad, en donde trabajó tiempo completo por varios años.

«En realidad empecé a tomar clases para ocupar mi tiempo libre de manera constructiva y así dejar de pensar en toda la porquería que me estaba ocurriendo», explicó Vaudreuil a The Washington Post.

Reconociendo una oportunidad

El trabajador, empezó a asistir a clases de psicología, una especialidad que siempre le había llamado la atención, hasta que se dio cuenta de que podría hacer con estas clases mucho más que ampliar su sabiduría. ¡Podía sacarse una carrera con la que buscar un trabajo mejor!

Así que el hombre, aprovechando que a principios de los ochenta se había sacado un grado técnico en ingeniería aeronáutica, decidió matricularse en Ingeniería Mecánica.

Durante total la carrera, Vaudreuil asistió a clases por la mañana y realizó sus tareas de conserje desde las 3pm hasta las 11pm. Mientras sus compañeros estudiaban en la biblioteca, él pasaba la aspiradora o vaciaba la basura de las papeleras. Mientras preparaban trabajos en grupo, él limpiaba la pizarra.

Pero el camino no fue fácil. El conserje reconoce haberse estancado en la asignatura de cálculo por tener «álgebra demasiado oxidada». El hombre se vió en la necesidad de apoyarse en tutoriales de YouTube para poder aprobar. Además, a medida que avanzaba la carrera, más difícil se le hacía llevar adelante el turno de 8 horas.

Su vida familiar se redujo drásticamente y el poco tiempo libre que le quedaba lo dedicaba a estudiar. Afortunadamente contaba con el apoyo de su esposa. «Ambos venimos de familias que nos inculcaron el valor de levantarnos cuando nos derriban. Te quitas el polvo y sigues adelante», declaró Joyce Vaudreuil, la esposa de Michael a The Washington Post.

La clase del 2016

El 14 de mayo de este año, finalmente se colocó la toga y el birrete y pasó a recoger su diploma. En el discurso de apertura de la graduación, el rector de la universidad se refirió a Vaudreuil como » un ejemplo de perseverancia». Y, cuando subió a recoger su título, el público le brindó una ovación digna de un ganador de Oscar.

El recién graduado no pudo evitar soltar algunas lágrimas en el momento y hoy afirma que todo el sacrificio valió la pena, porque finalmente ha podido dedicar el título a su madre, quien falleció en enero de 2008, justo cuando su vida estaba pasando por el peor momento… y que hoy tiene un hijo Ingeniero.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba