Entretenimiento

El encuentro es la clave

El ser humano es un ser de encuentro. Vive como persona, se desarrolla, se perfecciona, creando encuentros. Encuentro con la madre, con el padre, con hermanos, con el hogar. Con la escuela. Con la patria, con la universidad, con la sociedad. La clave es la comprensión del encuentro, de cada encuentro. Comprender bien el encuentro, a fondo.

 

Cada persona es un mundo, un campo de realidad, un ámbito de realidad, va y viene entre proyectos, recuerdos, talento, expectativa, desengaño, soledad, afecto. Campo de realidad que puede y debe relacionarse. Fuente de posibilidades, con experiencias no sólo lineales, sino reversibles. Así que el encuentro es un enriquecimiento mutuo, voluntad de ir juntos. Creación de un campo de juego común, un campo de libertad común. Fusión de gozos, alegrías y problemas. Mirada junta, en una  misma dirección.

 

El encuentro es fuente de energía. Da luz, sentido, madurez. Da alegría. Fuerza para vivir. Entusiasmo. Da felicidad, plenitud. El encuentro es la clave. Todas las proezas, todos los triunfos todas las fiestas vienen siempre de un encuentro. Puesto que el encuentro es relación; como los valores, las virtudes, las capacidades y posibilidades dependen de la relación. Tal como todo el universo está interrelacionado, tal como la relación es el fundamento de la vida, así el hombre tiene que vivir la relación,  en relación, creando y multiplicando esa relación.

 

Definitivamente, el hombre es un ser de encuentro. Vivimos como personas, nos desarrollamos y maduramos como tales creando diversos modos de encuentro. A diario nos entretejemos y enriquecemos. Entretejerse o entreverarse implica intercambiar posibilidades, expectativas y proyectos, en lo físico, afectivo – espiritual, simbólico, sociológico, político, cultural.

 

Hemos de crear modos elevados de realidad. Venimos del encuentro y nos sentimos llamados al encuentro. El encuentro es un entreveramiento de ámbitos y valores. El hombre vive como persona, se desarrolla, perfecciona como tal al entretejer su ámbito de vida con el de los demás, con el de otras personas. Pudiéndose decir con sobrada razón que el hombre no tiene un solo centro, como la circunferencia, sino dos, como la elipse: el yo y el tú. La vida del hombre es encuentro.

 

De donde se deriva y explica el carácter dialógico del ser humano, homo loquens, por antonomasia.  Tener el sentido de la palabra significa vivir dialógicamente, mantenerse atento a la llamada de los valores y estar dispuestos a asumirlos activamente. Vivir en diálogo implica: ajustarnos a la condición de seres que deben realizarse en un entorno de ámbitos: vivir de forma creativa, responsable, valiosa; hallarnos siempre en camino hacia  nuestro pleno desarrollo personal, prestos a las posibilidades que se nos ofrezcan en orden a realizar nuestro verdadero ideal.

 

La vida dialógica, relacional, fuente de paz y amparo espiritual, nos otorga una plena identidad personal, nos abre horizontes de insospechada novedad y riqueza. La vida dialógica nos permite una permanente actitud creadora, con posibilidades y horizontes inéditos, siempre nuevos. Dentro del denso tejido de actitudes, anhelos, alegrías, penas, situaciones de unidad solidaria o de soledad amarga, que forman el proceso del hombre hacia la plenitud socio – personal.

 

Ante la propia experiencia, áspera y arriesgada; ante el apabullante desconcierto cotidiano; ante tantas diferentes posibilidades, a menudo desgarradoras, que pugnan por imponerse, a pueblos y hombres no les queda sino el encuentro como clave de existencia, experiencia, sobrevivencia.  Abrirse y crear unidad. Esta es la clave. Este el camino. Este es el futuro.

 

FUENTE: Alfonso López Quintás: Literatura, Creatividad y Formación Ética.    

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba