EntretenimientoEspectáculos

El humor de luto: Fallece Marcos Mundstock, mítico fundador de Les Luthiers

¡Nadie nos quita lo “sonreído”! Ese es el consuelo de los admiradores del legendario actor y humorista argentino Marcos Mundstock, uno de los fundadores del grupo Les Luthiers, quien falleció este miércoles en su domicilio de la localidad bonaerense de Vicente López a los 77 años.

«Después de más de un año de lidiar con un problema de salud que se tornó irreversible, Marcos, nuestro compañero y amigo, finalmente partió», plasma un comunicado oficial que da cuenta del deceso.

«De ahora en más, cada uno de nosotros deberá empezar a transitar el doloroso camino de aprender a convivir con su ausencia. Pero no hoy. Pensar hoy en partidas o ausencias nos resulta demasiado triste. Hoy preferimos evocar todo lo que Marcos nos brindó y conservaremos con nosotros para siempre», añade el comunicado emitido este miércoles.

En enero pasado, se anunció que Mundstock, quien además era locutor radiofónico y participó como actor en diversas películas, debería prolongar durante todo 2020 la licencia médica que lo mantenía alejado de los escenarios, debido a una enfermedad que no se desveló, y guardar reposo.

Con su desaparición física, son tres los miembros fundadores de Les Luthiers fallecidos, después de Gerardo Masana, en 1973, y Daniel Rabinovich, en 2015.

Un talento innato

Nacido en Santa Fe el 25 de mayo de 1942, Marcos, apodado ‘Pelado’, era el locutor de Les Luthiers, grupo de músicos-actores-humoristas muy popular no solo en Argentina, sino en el resto de Latinoamérica y en España, que junto a Masana, Rabinovich y Jorge Maronna fundó en 1967.

Mundstock, que junto a su familia se mudó a Buenos Aires a los seis años, comenzó de joven la carrera de Ingeniería -que abandonó en tercer año- y estudió locución, al tiempo que ingresaba al coro de Ingeniería, donde conoció a los futuros integrantes de Les Luthiers.

En el grupo canalizó su vocación por la escritura y el humor, y era el encargado de leer las introducciones de las obras.

«Su grave y profunda voz, su porte serio (aunque a veces también muestra su lado payaso) y sus grandes cualidades para escribir e interpretar textos humorísticos son algunas de sus múltiples cualidades», subraya el obituario oficial.

Sentido del humor y compañerismo

Considerado el integrante menos musical de la formación, ya que solo tocaba algún instrumento de viento (como el gom-horn, una especie de trompeta hecha con una manguera y un embudo creada por los propios Les Luthiers) y algunos de percusión, destacaba su capacidad actoral.

«Nos quedará su profesionalismo. Su autoexigencia, su ética de trabajo y su respeto extremo por el público, valores que todos compartimos y que él defendió desde el momento de la creación misma de Les Luthiers», añade el comunicado.

Su entorno remarca también su «compañerismo», tanto en lo profesional y en lo personal y su capacidad para respetar las opiniones ajenas, «aún en la disidencia», así como sus «chistes cotidianos, rápidos y asombrosamente ingeniosos».

«Nos quedarán tantas cosas de Marcos, que aun en medio de la tristeza y el dolor que estamos viviendo, no podemos dejar de agradecer a la vida, y de sentirnos privilegiados de haber recorrido con él todo este tramo del camino», concluye el texto difundido este miércoles a manera de despedida.

Aquí una pequeña muestra de su hilarante parsimonia e ingenio humorístico:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar