Entretenimiento

El Marqués de Pombal, amado y odiado por las mujeres

EFE.-La reconstrucción de la céntrica «baixa», la zona baja de Lisboa, tras el terremoto de 1755 que devastó la ciudad, le inmortalizó ante los ojos de los portugueses.

Sin embargo, más allá de su papel de arquitecto, estadista y político, es muy poco lo que se sabe de la vida privada de Sebastião José, más conocido como el Marqués de Pombal (1699-1782).

Esa es precisamente la faceta que analiza la escritora e historiadora española, María Pilar Queralt, en su nuevo libro «Las mujeres del marqués de Pombal», publicado este mes.

«Las mujeres tuvieron una presencia muy activa en su vida, ya sea como protectoras o como enemigas», explica Queralt en una entrevista con Efe.

Entre su primer matrimonio secreto y por amor con una mujer diez años mayor y de una clase social muy superior, como Teresa de Mendonça e Almada, y un segundo por conveniencia con Maria Leonor Ernestina Daun, con la que tuvo cuatro hijos, el marqués de Pombal ascendió vertiginosamente en su carrera diplomática.

Cada vez más próximo de la corte, fue allí donde encontró a su mayor protectora y a la mujer que le colocó definitivamente en el poder, la reina María Ana de Austria.

Con el sufrimiento que le causaba su marido, el rey João V, y con la madre del Marqués de Pombal en su reducido círculo de confianza, la reina «admiraba en él su conducta de esposo enamorado y fiel pero, sobre todo, su cultura , su formación, su voluntad de superación y su evidente desprecio por la ostentación cortesana», cuenta Queralt en su obra.

Pero la reina no podía imaginar entonces que sería su propia nieta la que, más tarde, sentenciaría la desgracia del Marqués, influenciada por el odio que le tenía su madre, la nuera de la reina, Mariana Vitória de Borbón, llegada de España para desposar a José I.

Nada más llegar, la española comenzó a sentir antipatía por el Marqués, al que responsabilizaba de la creciente rigidez de la reina hacia ella. «Mariana Vitória era reprendida continuamente por su deseo de vivir y divertirse», describe Queralt.

La antipatía se convirtió en odio a causa de sus celos enfermizos porque creía que era el Marqués de Pombal quien ayudaba a su marido a encubrir su relación extra conyugal con Teresa de Távora.

Además, se dice que el rey José I regresaba de la casa de su amante en 1758 cuando fue objetivo de un supuesto intento de regicidio, episodio que marcó el inicio de la caída del Marqués de Pombal, entonces primer ministro y, como tal, encargado de depurar responsabilidades.

Bajo tortura, los autores del atentado apuntaron como cabecilla a una mujer de la familia Távora, de la nobleza, amiga de la reina y, como ella, enemiga del Marqués.

Como intelectual ilustrado que era, el primer ministro defendía la monarquía absoluta pero al mismo tiempo reformista, tratando de mejorar la vida de los súbditos, políticas que «perjudicaban a la nobleza por lo que sus enemigos fueron los conservadores que pretendían el poder absoluto sin reformas», relata Queral.

La intolerancia del Marqués, que condenó a muerte por tentativa de regicidio a la sospechosa y su familia, constituyó uno de los mayores escándalos políticos en Portugal y un espectáculo público tan sangriento que tuvo repercusiones en toda Europa.

De hecho, la hija de los reyes María Vitória y Joao I, María I, tenía apenas 25 años cuando asistió a la terrible masacre que le marcó profundamente.

Tras la muerte de su padre, la reina María Vitória «tenía un único objetivo: conseguir que su hija, la nueva reina, hiciese pagar al Marqués de Pombal todas las afrentas que, según ella consideraba, él le había infringido».

Y cuando subió al trono, «de inmediato, la nueva reina dio muestras de estar dispuesta a tomar las medidas que conducirían al Marqués de Pombal al ostracismo», cuenta la autora.

Tras declarar inocentes a los Távora, el estadista fue alejado de la corte y desterrado a Pombal, (centro del país) donde falleció en 1782.

El Marqués dejaba tras de sí no solo una herencia material, la conocida aún hoy como la baja pombalina, sino también intelectual, con sus ideas ilustradas que fueron posteriormente cultivadas en círculos literarios.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba