Entretenimiento

El príncipe

Hay varios tipos de príncipe: el príncipe Maquiavelo, el principito, el príncipe de las tinieblas, los príncipes propiamente dichos, que abundan en las revistas del corazón y el príncipe negro, Rolando Peña, cuyo título figura en el arte contemporáneo y en el universo de la joda más ácida y contestataria.

(%=Image(6588026,»C»)%)

Este príncipe venezolano, que se la pasa entre Europa, Asia, Nueva York y Bello Monte, ha figurado cientos de veces en la prensa internacional con sus propuestas artísticas, que siempre han incorporado el tema del petróleo, inclusive cuando nadie lo tomaba en cuenta como elemento expresivo fuera de la literatura.

Rolando Peña, enfant terrible, cuya madurez no le ha mermado la tremendura, fue, junto con su amigo Andy Warhol, uno de los artistas que ayudó más en la breve, efímera e impactante formación de Jean Mitchell Basquiat, el artista neoyorkino, quien todavía es motivo de análisis y discusiones, porque fue un celaje maravilloso, que llegó y se fue como un relámpago.

Basquiat fue surgiendo a partir de los graffittis, del arte callejero, y muy pronto sus obras se vendían a precio de oro. La gente, inclusive, arrancaba las puertas y los botes de basura donde él había pintado y estas piezas entraban después al mercado, valorándose a precios altísimos.

Rolando Peña y Andy Warhol lo aconsejaban, lo orientaban en todo lo que podían. Basquiat apareció muerto en su taller, vestido con un traje de Giorgio Armani, con los pies descalzos y el piso regado con billetes. Tenía unos 27 años de edad cuando murió. Ese es uno de los recuerdos tristes que guarda el príncipe Rolando Peña, en una memoria atiborrada de historias luminosas que sólo él puede contar algún día.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba