Entretenimiento

Fernando Arrabal: La cultura siempre tiene que estar en las catacumbas

EFE.-«Platón -explica a Efe el escritor- se quejaba de que la gente no iba al teatro cuando tenía a Sófocles o Eurípides, y de que prefería ir a los juegos, y en uno de sus diálogos Platón dice que un cura egipcio, al oír a los filósofos hacer esos comentarios, les dijo: ‘ustedes atenienses son como niños’, y yo creo que sí, que somos como niños, siempre diciendo lo mismo y quejándonos».

Y es que para Fernando Arrabal, de 81 años y todavía en proceso de recuperación del accidente cardiovascular que sufrió en noviembre pasado, «a lo largo de la historia siempre hemos pensado que la cultura  y todo lo demás, iba mal».

El novelista, pintor, realizador de cine y amante de las matemáticas y el ajedrez está estos días en Madrid para asistir al estreno mundial de su última obra dramática, «Dalí versus Picasso», en la que el autor enfrenta en escena a los dos genios en un intenso montaje.

Arrabal, que vive en París desde 1955, deja claro que no quiere volver a España, pero que tampoco se siente francés. «Ni francés no español», sino en su propia casa interna. «Vivo en el exilio, en la otra orilla. El artista tiene que tener su propia casa», apunta.

«Un día Houellebecq (el escritor francés amigo suyo y otro artista irreverente) me dijo que escribía mejor en francés cuando nadie hablaba francés a su alrededor, y yo igual creo que escribo mejor en español cuando nadie habla español», explica el autor de «El arquitecto y el emperador de Asiria» o «Carta de amor».

Fernando Arrabal, nacido el 11 de agosto en 1932 en Melilla (norte de África), pasó su infancia en Ciudad Rodrigo (oeste), donde se trasladó con su madre tras el arresto de su padre por no querer sumarse a la rebelión militar franquista en 1936 y mantenerse fiel a la República.

Un hecho que marcaría la vida del autor de «La torre herida por el rayo», ya que al padre, a quien le conmutaron la pena de muerte por la de cadena perpetua, se fugó del hospital donde estaba ingresado por una supuesta enfermedad mental, sin que se volviera a saber nada más de él.

Y una circunstancia que en muchas ocasiones le ha llevado al escritor a decir que toda su obra está escrita «contra un hecho funesto de la historia, la inquisición».

«Si es así, la inquisición es continúa; la inquisición siempre ha existido, no es algo nuevo, por ejemplo, el partido comunista era la inquisición. Cuando al ser humano se le deja libre pues crea una inquisición», concluye el dramaturgo, que volverá a París en breve

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba