Entretenimiento

Francia devuelve 3 cuadros a las familias a las que los nazis las expoliaron

EFE.-Se trata de «Retrato de mujer», de un autor anónimo francés del siglo XVIII, devuelto a la familia Oppenheimer; de un «Paisaje montañoso (con una capilla)», del pintor flamenco Joos de Momper (1564-1635), para los herederos del barón Cassel, y «La Virgen con el niño», de un artista del círculo de Lippo Nemmi, de la segunda mitad del siglo XIV, para los sucesores de Richard Soepkez.

La titular de Cultura , Aurélie Filippetti, destacó en el discurso divulgado por su departamento que «estas restituciones son muy importantes», en primer lugar para las familias, porque constituyen «un verdadero reconocimiento de las atrocidades sufridas durante la Segunda Guerra Mundial».

Pero también, porque «muestran un indispensable trabajo de memoria, 70 años después de los horrores de la barbarie nazi», señaló Filippetti, que dijo estar convencida de «la virtud pedagógica» del acto de hoy, que muestra «la determinación del Estado para restituir obras de las que sólo es el guardián provisional».

A ese respecto, señaló que en total Francia ha devuelto a las familias diez obras de arte en un año y recordó la iniciativa de crear un grupo de trabajo para buscar a los legítimos propietarios de diversas piezas catalogadas en los Museos Nacionales Recuperación (MNR), sin esperar a que se manifiesten.

Esa instancia constituida en marzo de 2013, que está trabajando sobre el origen de 153 obras de los MNR, que se considera fueron expoliadas a propietarios judíos, debe presentar sus conclusiones el próximo mes de junio.

La ministra justificó el plazo dado al grupo de trabajo por la dificultad para averiguar la identidad de las personas, ya que el servicio especializado de los nazis, el Möbel Aktion, «vaciaba los apartamentos de los judíos de Francia sin disponer de un registro, lo que deja, de hecho, muy pocas posibilidades para conocer su origen».

«Retrato de mujer», de un autor anónimo del siglo XVIII, había pertenecido a Jakob Oppenheimer y a su mujer Rosa Silberstein, galeristas en Berlín que huyeron a Francia en 1933 y cuyos bienes en Alemania fueron confiscados en 1935 y subastados.

Él falleció en Francia en 1941, mientras ella fue deportada al campo de Auschwitz, donde murió en 1943. Gracias a una reproducción de la venta forzada de la obra se pudo determinar su historia y la restitución a la nieta de los marchantes, Anne Oppenheimer.

En cuanto al paisaje de Joos de Momper, pertenecía al barón Jean Germain Léon Cassel van Doorn, que tras la ocupación de Bélgica por los alemanes escapó a Estados Unidos, mientras su colección de arte se quedó en dos propiedades del sur de Francia, de donde fue expoliada por los nazis en diciembre de 1943.

Después de un largo periplo, ahora la pintura se la queda la nieta, Jacqueline Domeyko.

El tercer óleo fue confiscado en Cannes en junio de 1944 en la residencia de la viuda del banquero rumano judío Richard Soepkez y llevado a Múnich antes de volver a Francia en 1947. Filippetti lo entregó a su bisnieto, Ion Florescu.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar