Entretenimiento

Fundación Grupo Madera presenta la Colección de Música Popular Venezolana

Esta colección, integrada por 12 trabajos musicales en la que resuenan nombres tanto de veteranos de la tarima como de noveles talentos, se presenta como una iniciativa que revolucionará el mercado discográfico, al ofrecer al melómano la posibilidad de adquirir un catálogo compuesto por distintas tendencias y ritmos musicales en una presentación de calidad a precios módicos.

Movida por su constante interés en la promoción y difusión de los elementos que conforman la identidad, los valores y expresiones culturales de nuestro país, la Fundación Grupo Madera presentó el pasado martes 21 de febrero su Colección de Música Popular Venezolana la cual, enmarcada en el concepto del “disco social”, se presenta como una iniciativa que revolucionará el mercado discográfico nacional porque ofrecerá al melómano la posibilidad de adquirir un catálogo compuesto por distintas tendencias y ritmos musicales en una presentación de calidad a precios que oscilarán entre 7 mil y 8 mil 500 bolívares.

La Colección de Música Popular Venezolana está integrada por 12 trabajos musicales y en la misma resuenan nombres de talentos como el de Joel “Pibo” Márquez, José Conde, Los tambores de Martín Mata Show, La Descarga Criolla, el Grupo Madera, Isidro Salom (joven valor de la música llanera); Pancho Prin hijo (exponente de la música tuyera); Natalia (balada-pop); la 7ma (hip-hop revolución); William Vázquez (sus soneros), Jorge Borgogno (creador del género Guaguanfunk, que es una mezcla salsa tradicional y el funky) y Frederik “El Coco” (salsa).

Esta iniciativa, que apunta al rescate y fortalecimiento de la industria discográfica nacional, nació de la necesidad de abrir espacios de participación en la sociedad venezolana en cuanto a la producción y disfrute de los bienes culturales. No obstante, lo relevante de la Colección de Música Popular Venezolana es que es una iniciativa que proviene de los artistas, de los músicos que decidieron unirse para abrir un espacio para crear y difundir su propia obra, bajo los parámetros alternativos del disco social.

En este sentido, es importante señalar que las producciones que integran la Colección de Música Popular Venezolana son resultado del trabajo en equipo y las mismas guardan estrictos cánones de calidad en cuanto a empaque y diseño, así como en lo referente a la selección de temas, modalidad de grabación y por supuesto en la ejecución artística, lo que lleva a presentarle al público un elaborado producto en diversidad de géneros y tendencias.

El concepto de disco social ha sido posible gracias al formato de producción artística en cooperativa musical en el que cada artista aportó su talento para tener un buen producto. “El disco social explica el director de la Fundación Grupo Madera, Noel Márquez- tiene como característica llegar al grueso de la población con precios muy por debajo a los de las producciones que se comercializan actualmente en el mercado, y pudiera creerse que ello implica una disminución en la calidad de la producción. Por fortuna, trabajar como una cooperativa de intercambio entre artistas, en la que cada cual aportó su talento para tener un buen producto, es lo que hace posible esto”.

Evidentemente, también a ello contribuyó el hecho de que la Fundación Grupo Madera cuenta con un estudio de grabación de alta tecnología lo cual hace que la producción -desde el punto de vista del valor /hora de grabación- se abarate. Otro factor que abarata el disco es que con el mismo no se persigue un fin eminentemente lucrativo. Todos los artistas que participan en esta colección creen que la música juega un papel importante en la sociedad y que a través de la misma se generan lazos de amor, de unión y arraigo tan necesarios en un país como el nuestro. Sin embargo, si bien los factores técnicos y humanos conjugados en el disco social son los que hacen posible su concreción, el incentivo que para la producción fonográfica ha representado la puesta en vigencia de la Ley de Responsabilidad Social en Radio y Televisión, es lo que hará posible que tal iniciativa pueda ser un sólido paso adelante a favor de la producción musical hecha en Venezuela.

El director de la Fundación Grupo Madera cree firmemente en que todo este trabajo que han adelantado generará un cambio en la industria, lo cual la llevará hacia la racionalidad de la inversión y al encuentro de formas asociativas. “Es tiempo de analizar por qué en Venezuela un disco de oro son tan sólo 5 mil unidades; por qué la gente no está comprando disco. Y es que a estas interrogantes la respuesta que asalta es una ecuación muy simple: a menor costo mayor venta”.

El disco social no se queda solamente en la producción del CD. Esta iniciativa contempla toda una estrategia de mercadeo, promoción y distribución, para lo cual se adelantan conversaciones tanto con promotores independientes como con empresas discográficas de trayectoria. “Adicionalmente –añade Márquez- estamos en capacidad de producir videos clip para cada producto, pues todos sabemos la importancia de unir la imagen al sonido en la promoción de los artistas”.

A esta primera Colección de Música Popular Venezolana le seguirán otras que serán lanzadas bajo el mismo concepto. Ya se está preparando la segunda entrega y la cual será lanzada en el segundo semestre de este año. En el futuro se aspira a hacer más de dos entregas anuales y para ello la Fundación Grupo Madera trabaja incansablemente para nutrir el catálogo y ampliar las capacidades técnicas.

Adicionalmente, las diversas ediciones que se lancen de la Colección de Música Popular Venezolana, el público podrá adquirir desde música clásica, pasando por la salsa tradicional, salsa brava, merengue caraqueño, el joropo, los tambores, hasta música de fusión, es decir, toda la variedad y la gama musical creativa que se geste en el país. De igual modo, a través del disco social se pretende apoyar el talento joven, así que también habrá espacio para planteamientos de géneros como el hip –hop, reggae, ska, etc.

Dadas sus características (calidad musical, variedad, excelentes precios), el disco social es una forma no declarativa de combatir la piratería. Este es un producto original, que no dañará los equipos del melómano; que tendrá permanencia en el tiempo por que no se borrará; poseerá la literatura específica del artista (fotos, textos, biografía etc.) y además tendrá incorporado un video. En pocas palabras, será un gran aporte cuyo mayor beneficiario será el público consumidor.

En este sentido, y viendo que en esta iniciativa está latente el afianzamiento de la conciencia impositiva, el Seniat -institución encargada de recaudar tributos nacionales-, decidió apoyarla ya que la misma, adicionalmente, reactiva un sector que en los últimos años ha ido en franco deterioro. Pero así como el Seniat, existen otras instituciones gubernamentales como el Conac, la Oficina Nacional del Tesoro, el Ministerio de la Cultura, Radio Nacional de Venezuela y Venezolana de Televisión que están prestando apoyo de diversa índole. Mención a parte merece el apoyo que Foncrei (Fondo de Crédito Industrial) ha dado al disco social, en el marco del programa Emprendedores Industriales y Socioculturales, el cual forma parte de las políticas de estimulación de la industria nacional adelantadas por el gobierno.

“Pensamos que esta iniciativa generará interés en otras instituciones públicas y privadas que estén conscientes de lo importante que es mantener una industria discográfica y de hacer país a través de la música. Para todos ellos estamos abiertos, este es un país con mucho talento que necesita solo un buen y verdadero respaldo” –concluye el director de la Fundación Grupo Madera.

(%=Image(6352231,»C»)%) (%=link(1400379,image(4528638,»N»))%)

Fundación Grupo Madera

El Grupo Madera surgió en 1978, producto de un intenso movimiento cultural originado en el barrio San Agustín de Caracas. Esta agrupación -que representa las herencias africanas que perduran y están vigentes en la sociedad venezolana- se trasformó en la Fundación Grupo Madera hace 26 años, tiempo desde el cual trabaja en la búsqueda de la consolidación de los elementos que conforman la identidad y los valores de los pueblos latinoamericanos, la promoción y disfunción de la música venezolana y latinoamericana, la danza y el folklore.

A lo largo de su historia ha participado en diversos festivales internacionales, múltiples giras por el Caribe, América del Sur y Europa. La Fundación Grupo Madera cuenta entre sus logros integrar el amplio circuito de difusión internacional de la música; ser parte de la colección Harmony Mundi; haber hecho percusión para artistas internacionales e impulsando el talento joven a través del Grupo Maderita. Actualmente impulsa la Colección de Música Popular Venezolana.

(%=Image(2379987,»C»)%)

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba