Entretenimiento

George Wittels, el joyero mesías de Venezuela

Si bien se dice que los artistas tienen la característica de ser personas sensitivas, hay muchos otros que tal vez no son de esta manera, pero aun así son capaces de crear piezas que estimulan los sentidos y que reflejan la belleza de un trabajo que se creó con pasión, precisión y espiritualidad.

Discreto y sencillo, pero con mucho brillo y elegancia, el diseñador de joyas venezolano George Wittels ha sido el encargado de coronar con garbo a las mujeres más bellas de Venezuela, así como también a otras reinas de belleza de países tan remotos como Letonia y Eslovaquia, y otros más cercanos como El Salvador, ya que es el orfebre encargado de crear las diademas que utilizan las ganadoras de los diversos certámenes, así como también los accesorios que lucen en las pasarelas.

Este joyero, oriundo de Maracaibo, estado Zulia, se ha mantenido siempre bajo perfil, dejando que el protagonismo lo tengan sus joyas convertidas en arte, pero sus intereses no solo se han basado en la joyería.

En principio, Wittels estudió Ingeniería en Sistemas en Syracuse University, en Nueva York, Administración de Empresas en State University of New York y, posteriormente, haciendo un cambio del mundo de ciencias al ámbito artístico, estudió -aunque con ciertas dudas- Gemología y Diseño de Joyas en el GIA (Gemological Institute of America), también en NY. Asimismo, tiene estudios de Escultura y Taller Libre de Joyería en la Escuela Técnica de Artes Visuales Cristóbal Rojas, en Caracas.

De la ciencia al arte

El marabino afirma que cuando era niño nunca imaginó su vida entorno al arte. Incluso, cuando estudió diseño de joyas no se destacó entre los mejores; sus gustos estaban en los deportes y la ciencia. Sin embargo, la cercanía con el espacio artístico siempre estuvo presente, debido a que su madre, Sulamita Giberstein, maracucha descendiente de familia de Europa del este, lo mantenía en contacto con exposiciones artísticas. Mientras que su padre, Alfons Wittels, de origen austriaco y criado en Londres, era dueño de uno de los primeros ateliers de novias en Maracaibo, por lo cual también estaba en contacto con el diseño.

“Yo no sentía gusto por la costura, pero sí me gustaban mucho los cristales, las gemas, los diamantes y los efectos del prisma”, asegura el maracucho, que al hablar se le nota dificultad para pronunciar las erres.

En cuanto a otras expresiones artísticas, Wittels ha incursionado en la pintura, iniciándose de manera fallida en el Salón Nacional de Arte Aragua; consecutivamente, participó en la galería de arte Agora en Nueva York, en la que resultó ganador del segundo premio y el derecho a crear una exposición.

Así, estuvo trabajando por un año como artista, pero fue un trabajo que “no disfrutó” porque fue un “esfuerzo enorme” y que solo le trajo alegría una vez terminado. “Quedé tan agotado mentalmente, que me di cuenta de que eso no era lo que yo quería hacer”, asegura el artista.

Wittels, un hombre que ni siquiera usa joyas, considera que lo mejor de su trabajo es la capacidad que tiene para crear, que sus piezas les gusten a las personas y que lo acepten, pero por otro lado, el orfebre también dice sentirse satisfecho realizando otros trabajos que muchas personas desconocen de él: “Por ejemplo, ayudo a recuperar piezas que se han perdido o que se han robado. O también he realizado joyas para la Divina Pastora, pero no la de Barquisimeto, sino otra que se encuentra en un pueblito del estado Cojedes y que muchos no conocen”.

Un hombre de sabiduría y espiritualidadYo Mesías, George Wittels

Entre otros tantos trabajos realizados por el orfebre, se encuentra que recientemente se estrenó como escritor del libro “Yo Mesías”, un texto que parte de tres premisas: mente, cuerpo y espíritu en equilibrio, a través del campo de la física cuántica y la sabiduría de la cábala.

“La idea de escribir un libro surgió porque a mí me gusta escribir frases motivacionales y espirituales en mis redes sociales, por allí la gente siempre me pedía consejos (…). También porque hubo un problema familiar que me afectó muchísimo y sentía la necesidad de retomar el equilibrio”, explica el escritor.

También influyeron en ello sus conocimientos sobre religiones, pues afirma que en algún momento de su vida practicó el judaísmo y estudió la religión cristiana, pero que dejó de creer en la religiosidad.

“Dejé de creer en las religiones, pero no dejé de creer en la esencia de ellas, que es la espiritualidad. Las religiones no me convencieron (…). La gente decía que no debía dudar, pero yo insistí ‘¿por qué no puedo?’ Si tengo una mente es para pensar. De ahí aprendí que cuando uno se conecta con su ‘yo’ interno, con esa energía que te da paz, la fe no se puede perder”, expuso Wittels.

“Yo Mesías” trata de enseñar que las personas no deben depender de nadie, sino que en el interior de cada quien está todo lo que se necesita y que interiormente se puede tener control para guiar la vida y ser feliz, sin precisar nada más.

“El libro consta de once capítulos que no están ni enumerados porque son independientes y fáciles de entender. Además tienen luz en gotas, que son como unos pequeños resúmenes que te dicen de qué trata el libro”, detalla el autor.

En los próximos planes de Wittels se encuentra el lanzamiento de otras publicaciones que irán por la misma línea espiritual de su ópera prima, entre ellos, uno será sobre cuentos infantiles que tendrá por nombre “El pequeño mesías”. Por otro lado, también se enfocará en su trabajo internacional, pero sin dejar Venezuela.

A pesar de las diferentes facetas de este venezolano, según sus propias palabras, todo está conectado y todo tiene una razón de ser. “Hay que pensar positivo, actuar positivo y mantener un espíritu equilibrado y así, por supuesto, voy a lograr hacer un mejor trabajo en todo lo que haga porque tendré a mi alrededor energías positivas”, finaliza George Wittels.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba