Entretenimiento

Gustavo Dudamel dirigio el “Silvester Concert de año nuevo

Simón Rattle-director titular de la orquesta alemana-, solicitó al barquisimetano que dirigiera el “Silvester Concert”, la presentación mundial más importante de estas fechas. Desde el podio berlinés, Dudamel dedicará su actuación a los damnificados por las lluvias, y a la niñez y juventud soñadora de Venezuela.

La Orquesta Filarmónica de Berlín no dudó -y mucho menos su director titular,
el maestro Sir Simon Rattle-, en que la batuta más impactante para despedir el
2010 y darle la bienvenida al Año Nuevo 2011 para los alemanes y para el mundo
entero, debía ser la del joven maestro venezolano Gustavo Dudamel, convertido
hoy día en la figura mundial más solicitada de la música sinfónica contemporánea.

Así ocurrirá este viernes 31 de diciembre (5:00 pm hora alemana) cuando Gustavo
Dudamel materialice otro de sus sueños de la infancia y alce su prodigiosa batuta
frente a la prestigiosa orquesta berlinesa para dirigir un exquisito programa que
incluye, entre otras obras, la Obertura El Carnaval Romano de Berlioz; El Segundo
y Tercer Acto de la Opera Sansón y Dalila, de Saint-Saëns, teniendo como solista
a la mezzo-soprano Elina Garanca, y pasajes de Carmen, de Bizet, y del ballet El
Sombrero de Tres Picos, de Manuel de Falla.

Este tradicional concierto, que será visto por millones de personas pues es
transmitido en directo por una cadena de televisión alemana y llega por satélite a
cientos de países (y en vivo a través de la página web de la Filarmónica de Berlín),
es conocido como el “Silvester Concert” y junto al que ofrece la Filarmónica de
Viena, representa la programación musical más importante del mundo en estas
fechas y es una oportunidad codiciada por muchos grandes directores.

Así lo asume el propio Gustavo Dudamel. “Para mi -declaró desde Berlín-, es un
inmenso honor conducir este concierto, y siento que la razón de haber llegado
a este maravilloso momento está en Venezuela y en El Sistema Nacional de
Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles, que me brindó la posibilidad de hacer
realidad esos sueños y juegos de mi infancia, cuando dirigía a la Filarmónica de
Berlín valiéndome de un disco y con mis juguetes enfrente, que representaban a
los músicos. Y que hoy tenga la posibilidad de hacerlo “en la vida real” , es algo
que me llena de una profunda alegría, la cual quiero compartir con mis hermanos
venezolanos, en especial con aquellos que están pasando por momentos difíciles
por causa de las intensas lluvias recientes”, dijo.

El famoso barquisimetano añadió que dedica este concierto “a la niñez y a la
juventud soñadora de Venezuela, deseándoles máxima felicidad para este año
nuevo en unión de sus honorables familias, haciéndoles llegar el sentimiento de mi
incondicional solidaridad, amor, optimismo y paz a través de la música”.

2010 maratónico y 2011 en ascenso

Esta nueva presentación con la Filarmónica de Berlín, confirma el reconocimiento
y respeto que sus músicos y Rattle tienen hacia Gustavo Dudamel, quien a
pesar de sus “hazañas” musicales de este año 2010 –dirigió no menos de 10
orquestas de altísimo nivel en el mundo y ofreció una tanda de aproximadamente
60 conciertos en más de 10 países-, sigue siendo el joven director favorito de los
alemanes, ante quienes debutó en 2005.

En este tono se insertan las recientes declaraciones de Sir Simon Rattle –el
promotor más ferviente de Dudamel en el mundo-, durante una entrevista que le
hiciera el especialista en música, Charlie Rose. “Hay una generación de jóvenes
directores, de la cual Gustavo es un increíble ejemplo… He escuchado conciertos
de él (Gustavo) que son magistrales. El tiene una increíble habilidad física para
transmitir lo que desea, tal encanto para la Orquesta que lo que una orquesta no
haga por Gustavo, no lo hará por nadie”, dijo Rattle.

Pero no sólo por ese encanto del que habla Rattle, sino gracias al crecimiento
profesional y artístico experimentado en los últimos años, Dudamel logró cumplir
en 2010 una agenda sin parangón: comenzó a exhibir a profundidad su talento
con la Filarmónica de Los Ángeles –como su director musical-; renovó contrato
con la Sinfónica de Gotemburgo (Suecia), dirigió a la Filarmónica de Viena y, entre
otros hitos en su carrera, condujo nada menos que nueve funciones de la Opera
Carmen, en el Teatro alla Scala, en Milán.

Además, Dudamel pisó su suelo nativo durante todo este año para seguir fiel
al modelo musical y social del que emergió. Con su Orquesta Sinfónica de la
Juventud Venezolana Simón Bolívar y con las juveniles de Caracas y la Teresa
Carreño, continuó con el Programa Académico Orquestal, y, además, acompañó
a la OJVSB en sus más importantes giras nacionales e internacionales, para
finalizar este mes de diciembre con la conducción de la Orquesta Juvenil
Colombo-Venezolana Simón Bolívar, que debutó en Bogotá.

El horizonte artístico de la batuta venezolana sigue pleno de oportunidades y 2011
no será la excepción. Apenas en una semana estará listo para abrir enero con
la nueva temporada de la Filarmónica de Los Ángeles, que incluye una gira por
Madrid, Lisboa, Colonia, Londres, París, Budapest y Viena; en abril estará con la
Sinfónica de Gotemburgo y volverá a conducir a la Filarmónica de Berlín, entre
muchas otras presentaciones. Sin embargo, esta agenda tiene bien reservadas las
fechas de sus compromisos más íntimos y familiares: el nacimiento de su primer
hijo, y sus temporadas de conciertos, grabaciones y giras con su Orquesta Simón
Bolívar.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba