Entretenimiento

Isabelle Huppert y Julia Jentsch, actrices favoritas para el Oso de Plata en la Berdinale 2016

Corresponsal para analítca desde Berlin, Martha Escalona Zerpa

 

 

Dos joyas del cine francés

Ya ayer en el tercer dia del festival de cine de Berlín fascinó la actuación de la actriz francesa Isabelle Huppert, como profesora de filosofía en la película L’avenir de la joven directora Mia Hansen-Løve.

El Día de San Valentín iluminó la pantalla la actuación de la también actriz francesa Sandrine Kiberlain con su actuación de Marianne en la película Quand on a 17 ans del director francés André Téchiné.

Si se quiere, ambas películas ofrecen una interesante muestra del cine francés actúal con dos temáticas ciertamente burguesas e intelectuales, pero narradas con humor y fineza.

En L’avenir Isabelle Huppert interpreta a Nathalie una profesora de filosofía y escritora cuya vida pierde los sustentos casi de forma simultánea. Su madre luego de repetidos episodios depresivos e intentos de suicidio, muere repentinamente en el ancianato donde tuvo que ser recluída. Su marido la abandona de la noche a la mañana después de 25 años de matrimonio y una vida en apariencia estable y satisfactoria. La casa de la playa y el jardín que ha sido parte de su vida, es una pérdida inconmesurable para ella. La editorial que edita sus libros, ya no está más interesada en seguir publicando sus libros de filosofía, porque ya no son modernos, ni se venden bien.

Y, pese a todas éstas pérdidas, lo que queda de todo ello son las frutas de su propia cosecha: una relación amistosa con un estudiante de doctorado a quien ella siempre asesoró y tutoreó, la gata negra Pandora (legado de la madre), sus dos hijos casi adultos, una nieta recién nacida y sobre todo, la nueva y ganada libertad para vivir. El amor hacia la filosofía y hacia el pensamiento racional, la alimentan, y ella, puede, claro que sí, llevar una vida sin un hombre al lado. ¿Quién mejor que Isabelle Huppert para representar este rol?

Ya lo comentó la propia actriz en la conferencia de prensa: “Creo que es un personaje que, en el fondo, goza de una eterna juventud a pesar de que vive en el mundo de las ideas, de que enseña la filosofía, y, de hecho, eso es lo que le da la fuerza para seguir adelante en la vida”.

En Quand on a 17 ans, el director André Techiné logra un aguzado estudio de la adolescencia de dos jóvenes bachilleres Demian y Thomas (los actores Kacey Mottet Klein y Corentin Fila) que descubren la atracción homosexual del uno por el otro en un duro proceso de autoconocimiento. Se trata de un muchacho magrebí, adoptado por una pareja de campesinos en una granja perdida hundida en la nieve a los pies de los Pirineos. Su compañero de escuela, es el hijo de una pareja de la alta clase media francesa. Entre ellos, la figura que une a los contrarios y enemistados adolescentes es la madre Marianne (la actriz Sandrine Kiberlain), que los insta a hacer las paces y hacerse amigos.

El director francés André Techiné ya ha estado presente en la sección competición en la Berlinale en 2005 con Les temps qui changent y de nuevo en 2007 con Les témoins.

Con éstas dos películas, el cine frances cuenta con buenas opciones para llevarse uno de los Oso de Plata del festival.

 

El cine alemán confronta con un tabú

El cine alemán trajo con la película 24 Wochen (24 semanas) de la directora Anne Zohra Berrached un tema nada convencional, sin tapujos ni convenciones que desató un llanto prácticamente colectivo en la sala de cine.

Se trata de la comediante Astrid (la actriz Julia Jentsch), a quien durante un exámen rutinario de su embarazo, se le diagnóstica un feto con síndrome de down o trisonomia 21. Junto con su marido Markus deciden, luego de pensarlo y hablarlo intensamente, tener a su hijo, bajo la premisa, de que el destino lo ha querido así y juntos podrán vencer todas las dificultades para aprender a cuidarlo.

Sin embargo, durante el siguiente examen de rutina, el médico le detecta una gravísima deficiencia cardíaca. A partir de este momento, la decisión tomada como pareja parece perder estabilidad y los lleva a una gran crisis matrimonial, en la que ella decide abortar al niño bajo asistencia médica. Será la semana 24, en la que el niño tendrá que primero morir para luego proceder con el aborto inducido.

La joven directora Anne Zora Berrached hizo referencia en la conferencia de prensa al dilema extremo en el que se encuentran parejas en esa situación, bajo la presión de tomar la decisión adecuada, mientras que el bebé va creciendo cada día más y más.

Al culminó de la película, con los ojos aún rojos y llenos de lágrimas el público presente en la sala recibió con ovaciones este duro drama, con el que ni hombres, ni mujeres, no podrían no sentirse identificados. La actuación de Julia Jentsch es más que excelente y la hace una potencial candidata al Oso de Plata.

Por demás, la actriz alemana Julia Jentsch estuvo ya presente en la Berlinale 2005 con la película Sophie Scholl, un biopic sobre ésta estudiante universitaria, quien formó, junto con su hermano y otros estudiantes, el grupo de resistencia La rosa blanca contra la dictadura nazi.

 

 

Berdinale 2016
Berdinale 2016

 

 

Ver más: www.berlinale.de

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba