Entretenimiento

“Jarabe de Lengua” un libro que refleja un particular estilo de vivir

Judith Possin presentó su libro “Jarabe de lengua”, en el cual ella muestra su filosofía de vida en sencillos y profundos enunciados que reflejan un particular estilo de proceder y de vivir. La colección del maestro Alejandro Otero fue el marco perfecto para el bautizo de dicho obra.

“Es una compilación de los 80 consejos más representativos que he podido ofrecer a mis allegados y amistades, con quienes compartí mi visión de vida desde que llegué de Bogotá a Caracas en 1976; en una época donde todo lucía mucho más fácil que en la convulsionada Colombia”, explica Possin al referirse a lo que la impulsó a escribir.

Desde que Possin migró a Venezuela, se enamoró del gentilicio y del clima fresco y cálido de la ciudad. “Es un honor vivir en un país de gente generosa y brillante. Fue en Venezuela donde redefiní mi proyecto de vida: fortalecí mi matrimonio, crié a mis dos hijos, forjé grades amistades y hoy siembro mi legado”.

“Una joya editorial”

En medio de una cálida velada con la presencia de más de 300 personas, la periodista Gladys Rodríguez presentó la obra a la que definió como una joya por la calidad editorial y porque su redacción es desde una muestra de valores universales.

“Es tan oportuno, tan conveniente y espero que este libro pueda llegar a las manos de muchísimas personas porque es un regalo perfecto, una pieza de colección”, dijo.

Pasearse por las coloridas páginas de “Jarabe de lengua” es un disfrute, una pausa, un oasis. “El libro conduce a descubrir que se puede vivir de una manera más plena y esto se traducirá en bienestar y felicidad. Me encanta ver como todos se sonríen cuando lo hojean ya que siempre me gusto dar felicidad”, comenta Judith Possin.

“Un ratico que es una eternidad”

«Jarabe de lengua se lee, se ve y se piensa una vez al día. Un ratico que a la final es una eternidad. Una idea sencilla, un concepto que la interpreta y de allí, un hecho: un regalo de ideas, colores y vida para todos», expresa el arquitecto, Diego Díaz.

Para la ilustradora del libro, Gisela Arévalo “el libro fue un reto por la gran cantidad de ideas a generar desde el punto de vista de las ilustraciones y muy complejo en cuanto al planteamiento de color”.

“Curiosamente, la obra fue cobrando vida propia. Mientras trabajaba me sentí aconsejada por él, por las palabras de Judith Possin, tan claras y fuertes. Nos sirvió de guía para que al final funcionara como un todo; como el maravilloso objeto que es”, agregó.

Es un libro ligero y profundo, fácil de leer, que llena de paz y alegría y a la vez te deja pensando. Es una obra para la familia, para educar a los niños y es también para la pareja, precisa la también erudita en artes.

Pensamientos como: “La vida bien llevada se disfruta en la vejez por segunda vez”; “Ten claridad en tus metas”; “Sigue tus sueños. Defiende tus puntos de vista”; “No sigas a los demás. Sigue tu buen juicio y no temas la crítica”; “Rodéate de personas apasionadas. Las personas luchadoras te salpican de buena energía y de ellas se aprende más”, son algunos de los consejos trazados en esta propuesta que combina el arte y las letras.

La coordinación editorial estuvo a cargo de Gisela Cappellin. La responsabilidad de la edición de textos fue de Silvia Beaujon, las ilustraciones son creación de Gisela Arévalo; el diseño gráfico de Aitor Muñoz Espinoza y la impresión fue en los talleres del Grupo La Galaxia.

Judith Possin confía que esta obra sirva para que la gente sea exitosa en su accionar: “Para estar bien en la vida y tener una vida buena se requiere de salud, amor, familia y logros. Esa es mi receta”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar