Entretenimiento

Kagemusha

No voy a intentar crítica de cine, esa la hace con mucha inteligencia y cultura Héctor Concari. Se trata de una de las grandes películas de Akira Kurosawa, donde cuenta de un famoso caudillo militar, Shingen, «rápido como el viento, sereno como el bosque, fiero como el fuego, inmóvil como la montaña». Herido de muerte, hace pasar por él a uno que se le parece, no solo para engañar al enemigo que le teme, sino para moralizar en el combate a sus guerreros samuráis. Es en el Japón del siglo XVI, drama de una guerra que Shingen quiere ganar aun después de muerto. 

LAVALLE. En el centro de Buenos Aires hay una calle peatonal llamada Lavalle. Es un homenaje al General Juan Lavalle, quien fue héroe de la Guerra de Independencia. Más tarde sería un caudillo político y militar en las guerras civiles que sufrió Argentina. En 1840 representaba a los Unitarios contra el General Juan Manuel de Rosas, de los Federales. El escritor Ernesto Sábato tiene una gran novela, Sobre héroes y tumbas, donde relata las peripecias finales del General Lavalle. Éste, arengando a sus tropas, dice: «¡La hora de la venganza ha llegado! ¡Vamos a humillar el orgullo de esos cobardes asesinos! Se engañarían los bárbaros si en su desesperación imploran nuestra clemencia. Es preciso degollarlos a todos. Purguemos a la sociedad de esos monstruos. Muerte, muerte sin piedad. Derramad a torrentes la inhumana sangre para que esta raza maldita de Dios y de los hombres no tenga sucesión». Herido de muerte en Salvador de Jujuy, los Unitarios cubrieron sus restos con un poncho y una bandera para engañar a los Federales, haciéndoles creer que estaba vivo al frente de sus huestes. 

Durante días el cuerpo ya podrido cabalgaba al frente, huyendo hacia el norte de los enemigos que temían atacarlos. 

EL CID CAMPEADOR. María Teresa León, durante años esposa de Rafael Alberti, escribió un emotivo libro sobre Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid Campeador. Figura legendaria de la Reconquista española, conquistador de Valencia, donde estableció un Principado independiente. Se distinguía por sus capacidades bélicas («el que nunca fue vencido»), por su firmeza política y también por su crueldad. La literatura ha hecho de él un personaje de epopeya, el héroe castellano por excelencia. La leyenda dice que fue capaz de hazañas póstumas, cuando muerto ya lo mantienen sobre su caballo para influir en el desánimo de los enemigos, los reyes moros, los cuales terminan derrotados, y estimular la combatividad de las fuerzas cristianas. «De estos treinta y seis reyes, veintidós murieron en el campo;/ los vencí en Valencia después de muerto encima de mi caballo» (del epitafio en su tumba). 

película completa con subíitulos en ingles



Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba