Entretenimiento

La batalla de la transexual que cambió de sexo y quiere volver a ser hombre (Fotos)

Ser mujer no es fácil. Así lo comprobó Chelsea Attonley, una transexual británica de 30 años de edad, quien le pidió al sistema de salud de su país ayudarla a volver a ser un hombre.

Ella confiesa que actuar como mujer, maquillarse, vestirse , usar tacones y demás, es muy complicado, según lo confesó a The Mirror.

Matthew se convirtió en Chelsea hace seis años. Su cambio de sexo lo realizó en Tailandia en 2008. Desde entonces, es más conocida como ‘miss Malibú’ y trabaja haciendo shows en una discoteca de Gran Bretaña.

Chelsea está solicitándole al gobierno que le costeé la cirugía para recuperar su identidad masculina. Pretende que el Estado, con el fondo de contribuyentes, le financie la reconstrucción del pene, así como también el quitarse los senos que se implantó.

Las intervenciones que Mathew se realizó para convertirse en Chelsea Attonley, fueron financiadas con dineros de la salud pública. Por tal razón su petición de volver a ser hombre generó polémica en Reino Unido.

Según la transexual, en una entrevista televisiva, siempre quiso y pretendió ser una mujer, pero después de estos largos años se dio cuenta que estaba viviendo una mentira, ya que por más cirugías que se haga nunca conseguirá un cuerpo femenino real.

Para realizarse las cirugías que pide Mathew requiere un capital superior a los 18.000 euros, unos 50 millones de pesos colombianos. Basada en depresiones permanentes, ansiedad, desespero, imposibilidad psicológica de trabajar, y el no poder costearse las operaciones, el transexual le exigió al gobierno le costee las operaciones, pero la respuesta va por mal camino.

El director de investigaciones de la Alianza de Contribuyentes, Alex Wild, le dijo al portal Mirror que el dinero de los contribuyentes se debe usar para servicios de primera necesidad y no en ridículas operaciones de vanidad. Las operaciones que Chealse exige, según la Asociación de Contribuyentes no es un problema de salud pública.

Según Wild ,el proceso de Mathew a Chelsea le ha costado mucho dinero al gobierno. Su cambio de sexo tuvo un valor de 16 mil dólares. Wild también indicó que este tipo de ayudas se deben eliminar, si se le quiere dar un buen uso al dinero de los contribuyentes.

Mathew nació en Chesterfield, Derbyshire y ahora vive en Londres. Cuando se sintió atrapado en el cuerpo de una mujer, se convirtió en Drag Queen y se hacía llamar Miss Malibú, inspirada en su ídolo, la modelo de glamour inglesa Katie Price, así lo dio a conocer Daily Mirror.

A finales de 2007, en una discoteca, Mathew se encontró con la verdadera Price y según Mirror, la famosa modelo la instó para buscar lo que en ese momento quería él: ser una mujer. Fue así que Mathew fue a donde un médico y logró que él aceptara avalar, ante el Estado, su cambio de sexo.

Chelsea dijo: “Siempre he deseado ser una mujer, pero ninguna cantidad de cirugías me puede dar un cuerpo femenino real; me siento como que estoy viviendo una mentira”.

Por su cuenta, y mientras espera la respuesta final del Sistema Nacional de Salud, Chelsea se está aplicando inyecciones de testosterona para volver a obtener los rasgos del hombre que quiere ser de nuevo

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba