Entretenimiento

La música popular de habla hispana en la voz de Soledad Bravo

(%=Image(8300931,»L»)%) No lejos de L’Ecluse, aquel legendario café concert del Quai des Grands Augustins desde donde Bárbara conquistará el corazón del París de fines de los 50, y a pocos pasos de L’Escale, la cave que sirviera de refugio a Violeta Parra por esos mismos años de bohemia francesa, una joven universitaria venezolana que no soñaba siquiera en convertirse en cantante profesional ganaba los primeros francos de su vida sobre las aceras de Saint-Germain-des-Prés, acompañándose con su propia guitarra. La mención de Barbara y de Violeta no son casuales: representaban las dos referencias musicales más importantes en la vida de esa joven estudiante de letras llamada Soledad Bravo. Entonces, cuando se incubaba la rebelión del mayo francés y la revolución encendía al recién así bautizado Tercer Mundo, Bárbara se hallaba en el pináculo de la gloria y Violeta animaba las tristes tardes santiaguinas desde una pobre carpa que le servía de modesto anfiteatro. Pero Soledad soñaba con conocer a Bárbara y escuchar a Violeta, por quienes jamás dejó de sentir verdadera adoración, mientras cantaba esas bellas y sencillas canciones mexicanas, peruanas o ecuatorianas causando el asombro de los apresurados pasantes que se detenían a escuchar su voz privilegiada, echando luego algunas monedas en el estuche de la guitarra, para solaz de los amigos latinoamericanos que le servían de compañía.

Han pasado más de 30 años desde entonces. Violeta Parra y Bárbara ya no están entre nosotros. Y Soledad se convirtió en una de las figuras más emblemáticas de la canción latinoamericana. Después de un periplo musical que la ha llevado por el romancero español, la canción testimonial, la trova, el canto sefardi, el jazz, la salsa, el folklore, la ranchera y el bolero, desarrollando una de las más deslumbrantes carreras artísticas de América Latina, Soledad nos vuelve a cantar esas canciones simples, dulces, profundas y conmovedoras que cantara entonces sobre las aceras de París. Pertenecen al acervo popular de toda una comunidad de pueblos, unidos por la tradición, el lenguaje, la cultura y el sentimiento. Y expresan como pocas las alegrías e infortunios de la gente sencilla de todo un continente. Ellas integran «PALOMA NEGRA». Salvo «Entre Rosas» e «Interludio», todos los restantes títulos permanecieron inéditos, la mayor parte de ellos desde Junio de 1979, fecha en que fueran grabados por Soledad Bravo con el acompañamiento de su guitarrista Dioni Velásquez en Madrid con el único y exclusivo propósito de regalárselo a una media docena de amigos repartidos por el mundo. Hubieran permanecido inéditos si Egon Kragel, director artístico de Last Call, no los hubiera escuchado en París por azar y no hubiera insistido en su publicación. Soledad decidió entonces incorporar algunos títulos que, aunque han formado parte de su repertorio, jamás fueron grabados. Para ello volvió a contar con la colaboración de Dioni Velásquez, con quien ha recorrido muchísimos escenarios del mundo en casi un cuarto de siglo. En su estudio de Madrid grabaron otros cinco temas que dan testimonio de la sobriedad, la economía y la hondura de su talento de músico y guitarrista acompañante.

A pesar de la sencillez y su extrema austeridad, «PALOMA NEGRA» es uno de los más rigurosos testimonios de la maravillosa voz, la inteligencia interpretativa y la sorprendente versatilidad de Soledad Bravo, una de las voces más importantes – si no la más importante – de la música popular de habla hispana. Su grandeza, expuesta en esta docena de sencillas y hermosas canciones populares de Cuba, de México, de Ecuador, de Brasil, de Argentina y Venezuela – entre ellas tangos, pasillos, boleros, rancheras, baladas y trovas- es proverbial y pertenece ya al acerbocultural de este continente en perpetua ebullición creativa.

Es para Fonart Venezuela un orgullo presentarle al público francés, de la mano de Last Call, «PALOMA NEGRA».

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba