Entretenimiento

Libros que han desencadenado imágenes…

(%=Image(8504041,»C»)%)

__________________________________________________________


Revisa aquí las preguntas y respuestas anteriores:


(%=Link(«http://analitica.com/va/arte/descargarte»,»64.207.147.4/va/arte/descargarte/»)%)

__________________________________________________________
Pregunta de la semana:

¿Qué cualidades se requieren de un artista y cuáles son los mecanismos para que éste se inserte – o sea admitido- en el exigente circuito internacional del arte?


¿Qué creadores plásticos venezolanos han obtenido reconocimiento internacional?

(%=Link(«mailto:[email protected]»,»descá[email protected] aquí «)%)

__________________________________________________________
Pregunta anterior:

“¿Qué libros han desencadenado imágenes en ti?

¿Cómo llegaste a ellos, te los recomendaron, te los topaste en una vitrina?

Cita algunas una frases que hayas subrayado en esos libros.”


Obtuvimos las siguientes respuestas:

__________________________________________________________
Yolanda Pantin

“¿Qué libros han desencadenado imágenes en ti?


Ahora mismo El Testigo de Juan Villoro. Es una novela muy poderosa, profunda, reflexiva, con grandes personajes y una historia muy bien llevada. Está muy bien escrita, con imágenes tremendas, como la del ‘Batallón de los vientos’: ‘Cientos de estacas sostenían pálidos jirones de tela. Algunos estaban desfigurados, otros conservaban su inconcebible forma original. Eran camisas’ para hablar de la derrota de los cristeros en México. Toda la primera parte del libro recoge imagenes y situaciones de ese tenor, de la mano de la poesía de Ramón López Velarde. Me atrevería a comparar El testigo con otra gran novela, La guerra del fin del mundo de Vargas LLosa, pero escrita con el desencanto y la amargura de estos tiempos. Merecía Ganar el Premio Rómulo Gallegos, es muy superior, ni comparación, a El vano ayer de Isaac Rosa que es una novela ingeniosa, inteligente.

¿Cómo llegaste a ellos, te los recomendaron, te los topaste en una vitrina?

Hace tiempo que quería leerla, de hecho primero leí El vano ayer, dejando El testigo para más tarde.

Cita algunas una frases que hayas subrayado en esos libros.”

Subrayé la frase ‘posesión por pérdida’, una idea que tiene que ver con lo que estoy escribiendo. Otra idea que subrayé: ‘Aquí la palabra ha sido salvada por los conservadores ilustrados’, me pareció muy buena.

Yolanda Pantin
(%=Link(«mailto:[email protected] «,»[email protected] «)%)

__________________________________________________________
Carlos Yusti

“¿Qué libros han desencadenado imágenes en ti?

Me inicié en la lectura con las novelitas vaqueras. Con apenas doce años las novelas de Keith Luger, Silver Kane y Manuel Lafuente Estefanía me brindaron ese mundo de rudos pistoleros y vaqueros. Héroes a su modo en un mundo hostil. A los 15 años me fui interesando por la gran literatura. Julio Verne y ese mundo cerrado de viajes increíbles como Viaje al centro de la tierra y Veinte mil leguas de viaje submarino.

¿Cómo llegaste a ellos, te los recomendaron, te los topaste en una vitrina?

A las novelitas vaqueras llegué gracias a un amigo que tenía una biblioteca completa. A los libros de llegué gracias a las bibliotecas públicas. Otros libros como de Quevedo, Rimbaud y Baudelaire los robé en librerías. Era un reto juvenil robar libros en librerías y mientras más espejos y vigilancia más emocionante era leer a Henry Millar y Sartre.

Cita algunas una frases que hayas subrayado en esos libros.”

Detesto subrayar los libros y mucho menos doblar sus páginas, ensuciarlos, mancharlos o cualquier agresión por el estilo.

Hay una frase de un poeta judío Heinrich Heme, cuya obra también ardió en el bibliocausto nazi, rememora aquel episodio: “Ahí donde queman libros, terminan quemando hombres”.

De Quevedo: El que escribe para comer ni come ni escribe.

Aquel bello texto: «Chuang Tzu soñó que era una mariposa. Al despertar ignoraba si era Tzu que había soñado que era una mariposa o si era una mariposa y estaba soñando que era Tzu.»
Los cuentos de Quiroga y de José Rafael Pocaterra. Por supuesto Alicia en el país de las maravillas y aquel texto entre Humpty Dumpty y Alicia:

-Pero «gloria» no significa «un argumento que deja bien aplastado»–objetó Alicia.

Cuando yo uso una palabra –insistió Humpty Dumpty con un tono de voz más bien desdeñoso– quiere decir lo que yo quiero que diga…, ni más ni menos.

-La cuestión –insistió Alicia– es si se puede hacer que las palabras signifiquen tantas cosas diferentes.

-La cuestión –zanjó Humpty Dumpty– es saber quién es el que manda…, eso es todo.

Calos Yusti
(%=Link(«mailto:[email protected]»,»[email protected]»)%)

__________________________________________________________

Roberto Hernandez Motoya

“¿Qué libros han desencadenado imágenes en ti?

Bueno, será el Quijote, que es un libro que tiene mucho «vídeo», empezando por los Molinos de Viento. No sin razón a D. Quijote lo llamaban «el caballero de la triste figura», que es metáfora visual. Casi no hay pasaje en ese libro que no sea visual, sin contar conceptos intrincados y metáforas potentes. Lo visual juega un papel espectacular, con razón inspiró a Doré, sin contar la mar de pintores y varios cineastas.

¿Cómo llegaste a ellos, te los recomendaron, te los topaste en una vitrina?

Un día de mi niñez le pregunté a mi papá que qué era eso de Don Quijote de La Mancha, obviamente movido por la sonoridad del nombre. Me respondió:

—Ese es el libro más grande que se ha escrito. Yo lo he leído 17 veces.

Cita algunas una frases que hayas subrayado en esos libros.”

No recuerdo sino los ejemplos de queísmo y dequeísmo de Cervantes. Pura desviación profesional…


Roberto Hernandez Montoya
(%=Link(«mailto:[email protected]»,»[email protected]»)%)

__________________________________________________________

Carlos Barbarito

“¿Qué libros han desencadenado imágenes en ti?


Leo desde mi más tierna infancia, así que son numerosos los libros que puedo citar. Pero hay algunos que recuerdo especialmente, es más: de vez en cuando retorno a ellos con la misma pasión que cuando los frecuenté por primera vez. Los nombro: Viaje al centro de la tierra, de Julio Verne; Alicia en el País de las Maravillas, de Lewis Carroll; Historia cómica de los estados e imperios de la Luna, de Cyrano de Bergerac; Los viajes de Gulliver, de Jonathan Swift; Huesos de Jibia, de Eugenio Montale; La tierra Baldía, de T.S. Eliot; El pesanervios, de Antonin Artaud; Ecuador, de Henri Michaux; Memorias de Adriano, de Marguerite Yourcenar…

¿Cómo llegaste a ellos, te los recomendaron, te los topaste en una vitrina?

De las más diversas formas. Por recomendación de amigos, por mi eterna y apasionada busca de obras y autores, por puro azar.

Cita algunas una frases que hayas subrayado en esos libros.”

Sin duda, un poema que me convenció definitivamente de ser un poeta. Lo transcribo:

Tú no recuerdas la casa de los aduaneros
sobre el barranco a pico de la escollera.
Desolada te espera desde la noche
que en ella entró al enjambre de tus pensamientos
e inquieto se detuvo

La sudestada bate desde años los viejos muros
y no es alegre ya el sonido de tu risa;
la brújula se mueve enloquecida al ocaso
y el cálculo de los dados no es más exacto.
Tú no recuerdas; otro tiempo distrae
tu memoria; un hilo se devana.

Aún sostengo un extremo; mas se aleja
la casa y sobre el techo la veleta
ennegrecida gira sin piedad.
Tengo un extremo; pero tú estás sola,
ni respiras aquí en la oscuridad

¡Oh el horizonte en fuga, donde se enciende,
rara, la luz del petrolero!

¿El paso es éste? (Nuevamente el oleaje
pulula sobre el barranco que se hunde…)
Tú no recuerdas ya la casa de esta
noche mía. Y no sé quién se va ni quién se queda.

(La casa de los aduaneros, Eugenio Montale,
la traducción es de Horacio Armani)


Carlos Barbarito
(%=Link(«mailto:Carlos Barbarito»,»[email protected]»)%)

__________________________________________________________

Ana Teresa Torres

“¿Qué libros han desencadenado imágenes en ti?


La mayoría de las novelas y cuentos me despiertan imágenes, sería imposible mencionarlos todos. Precisamente uno de los placeres de la lectura para mí es que en la medida en que estoy leyendo «veo» los escenarios que la escritura sugiere. Cuando esos escenarios son desconocidos para mí es todavía más atractivo. Recuerdo mis lecturas infantiles, por ejemplo, a Mark Twain, imaginandome como era el Mississipi, y otros libros de aventuras y piratas que me abrían lugares desconocidos. Ese placer ha continuado. De mis lecturas recientes se me ocurre citar al escritor húngaro Sandor Marai.

¿Cómo llegaste a ellos, te los recomendaron, te los topaste en una vitrina?

Llegué a él por casualidad, me encontré en una librería de Caracas su novela breve «El último abrazo» que tiene lugar en paisajes completamente desconocidos para mí y además me pareció que es uno de los grandes novelistas del siglo XX. A partir de ese encuentro he seguido buscando sus libros y creo haberlos leído casi todos.

Cita algunas una frases que hayas subrayado en esos libros.”

Algunas frases de «La mujer justa» de Sandor Marai. Su primera parte me encantó porque es una larga conversación en un café de Budapest, y me emocionaba imaginarme esa atmósfera.

«La casa de los padres siempre forma parte del escenario del crimen, pues guarda las pruebas más importantes de la vida de cada uno».

«La mayoría de las personas no pueden vivir sin el deslumbramiento de la belleza».

«Como si vivieran más de una vida al mismo tiempo, la vida de los padres y la de sus hijos. Como si no fueran seres individuales, distintos de los otros, personas únicas e irrepetibles sino sólo momentos de una única y larga vida, vivida no tanto por los individuos como por la familia entera, la familia burguesa… Por eso guardaban las fotos.

Ana Teresa Torres
(%=Link(«mailto:Ana Teresa Torres «,»[email protected]»)%)

__________________________________________________________
José Tomás Angola Heredia

“¿Qué libros han desencadenado imágenes en ti?


Toda lectura, en mi caso, genera imágenes. Nunca he podido limitarme al bidimensional universo de la letra impresa como simple signo conceptual. Desde los malos libros, pasando por la prensa diaria, hasta las obras geniales, todo me causa ese estallido de formas, ilusiones plásticas, representaciones visuales. Más revelador es la asociación que hago de los colores y el recuerdo que los libros dejan en mí. Esa es una manera inconsciente, intuyo yo, de guardar en mi cabeza una ficha del texto y atribuirle a la malcriada selección de color una cualidad de crítica. Me ocurre algo parecido a lo que pregonaba el compositor ruso Alexander Scriabin sobre la música y el color. Sostenía Scriabin que cuando una nota generara una imagen de color habríamos quebrado los estados racionales de la mente en la comprensión de la música. Pues cambiando la música por la literatura, tengo en mi mente una guía de color cuando recuerdo algún libro. Por ejemplo, “País portátil” de Adriano González León, “Los caballos de la cólera” de Eduardo Casanova, “La piedra que era Cristo” de Miguel Otero Silva e incluso “La espiral y el círculo” y “La voz ahogada” de Alejandro Lasser, así como los poemarios “Aprendizaje de la muerte” de Dionisio Aymará, “Los cuadernos del destierro” de Rafael Cadenas y “Presencia del aire” de Luis Beltrán Mago, son todas obras que habitan los territorios del blanco y el amarillo. La luminosidad, la brillantez, la exultante intensidad de la pureza. En las dimensiones de los azules y los verdes son huéspedes títulos como “El discurso salvaje” de Briceño Guerrero, “Viaje al amanecer” de Mariano Picón Salas, “Los alegres desahuciados” de Andrés Mariño Palacio o “Poemas del escritor” de Yolanda Pantin. Colores sugerentes, poderosos, ricos en matices, según el estado anímico que haya tenido como lector. Por decoro no mencionaré ningún libro de los que duermen bajo el negro, el gris y el marrón.

¿Cómo llegaste a ellos, te los recomendaron, te los topaste en una vitrina?

No podría recordar cómo los descubrí. Me gusta pensar que más bien ellos me encontraron a mí. Que quizá soy simplemente una estación de paso, un cruce de caminos, en la vida de esos libros. El que me lo haya recomendado un amigo, me lo obsequiara un enemigo o lo haya comprado en la librería no condiciona el destino que tenía ese libro de terminar en mis manos. Debo, sin embargo, declarar mi absoluta fascinación por la literatura venezolana. Mientras más viejo me hago, más valioso me parece el tiempo, así que me interesa cada vez más leer libros que pueda considerar muy míos. Es por eso que en una decisión casi chauvinista, he optado por leer fundamentalmente literatura y pensamiento de Venezuela.

Cita algunas una frases que hayas subrayado en esos libros.”

Citaré un verso que ha sido una suerte de mantra de lector:
“Siempre llego tarde a las fiestas
y temprano a los funerales”
Dionisio Aymará (Aprendizaje de la muerte, Editorial Contemporánea, 1978)

Otro segmento, pero esta vez de una novela, me ha servido de linterna en el cuarto oscuro del poder:
“Ahora resulta que soy jardinero. De día soy Presidente de Venezuela y de noche jardinero. A las ocho, cuando termino de despachar en Miraflores, vengo a casa rendido, me acuesto y sueño que estoy en el jardín cortando malas yerbas. Pero no acabo de cortar una cuando nace otra, y otra y muchas más, y en vez de acabar con ellas, lo que hago es multiplicarlas cortándolas.”
Alejandro Lasser (“La espiral y el Círculo”, Editorial Fundamentos, 1992)

Finalmente, un párrafo de un libro de ensayo de Briceño Guerrero, “El discurso violento”, que más que una obra de pensamiento es el retrato fotográfico de una identidad:
“Quiero el incendio ya. La revolución violenta. Sangre derramada. La destrucción de todo este orden de cosas. Abajo cadenas. Victoria o muerte.

Pero este deseo ardoroso me ha hecho víctima de una nueva forma de opresión y explotación que se suma cruelmente a las otras mientras promete suprimirlas: la lucha revolucionaria.”
J. M. Briceño Guerrero (“El discurso salvaje”, 1980)

José Tomás Angola Heredia
(%=Link(«mailto:José Tomás Angola Heredia «,»[email protected]»)%)

__________________________________________________________
Carlos Zerpa

“¿Qué libros han desencadenado imágenes en ti?

-Todos los de Osho
-Todos los de Rubén Fonseca
-El libro de los cinco anillos de Miyamoto Musashi
-Los Cantos de Maldoror
-La Biblia…
-El Tao del Jeet Kune Do de Bruce Lee.
-Biografía de Frank Zappa.

¿Cómo llegaste a ellos, te los recomendaron, te los topaste en una vitrina?

Me he topado con ellos caminando por la vida, caminando por mis heridas cuan
largas son…

Cita algunas una frases que hayas subrayado en esos libros.”

a- Depende de ti. La vida en sí misma es un lienzo en blanco, se convierte
en cualquier cosa que tú pintes en él. Puedes pintar infelicidad, puedes
pintar felicidad.
Osho.

b- Cuando has comprendido el Camino de la Estrategia, no existe una sola
cosa que no seas capaz de comprender… puedes ver el Camino en todas las
cosas.
Miyamoto Musashi

c- El amor al dinero es la raíz de todos los males.
La Biblia.

d- A Dios lo que es de Dios y al César lo que es del César.
La Biblia.

e- Mi verdad puede no ser tu verdad.
Bruce Lee

f- La pintura, la escultura y las artes en general, están unidas por un
objetivo único, la subversión por la libertad total.

Frank Zappa


Carlos Zerpa
(%=Link(«mailto:carlos zerpa «,»[email protected]»)%)

_________________________________________________________


Eduardo Casanova

“¿Qué libros han desencadenado imágenes en ti?

En mi caso opera un fenómeno extraño: La primera categoría que tomo en cuenta para leer un libro es visual. Si un libro me gusta es porque puedo «ver» cada personaje, cada ambiente, cada situación. Si no despierta en mí todas esas imágenes, lo descarto en el acto. Después aparecen otras categorías, como el lenguaje, los tropos, etcétera. De modo que si tratara de enumerar los libros que han desencadenado imágenes en mí tendría que mencionar todos los libros que he leído en mi vida, que son muchos.

¿Cómo llegaste a ellos, te los recomendaron, te los topaste en una vitrina?

Muchos me fueron indicados por Arturo Uslar Pietri, por Julia Brandt, o por Rafael Vegas, en mi adolescencia. Muchos me fueron señalados por amigos y compañeros a lo largo de mi vida. Y muchos se me atravesaron en el camino, o me llamaron desde alguna vitrina.

Cita algunas una frases que hayas subrayado en esos libros.”

La memoria no me da para tanto. Me han llamado la atención muchos pasajes de autores como Tosltoi, Flaubert, Mann, Rolland, Borges, Martin du Gard, Uslar Pietri, Carpentier, Vargas Llosa, y recientemente de algunos jóvenes como José Tomás Angola, Juan Carlos Chirinos, Roberto Echeto. Pero mi respeto, casi fetichista, por los libros, no me permite subrayarlos.

Eduardo Casanova
(%=Link(«mailto:[email protected]»,»[email protected]»)%)
_________________________________________________________

Federico Vegas


Acabo de terminar «El telón», de Milan Kundera. Contiene un «ensayo en siete
partes» que me sacudió una docena de veces.

Analiza Kundera una frase de Julien Gracq: «Una historia de la literatura,
contrariamente a la historia a secas, debería consistir sólo en nombres de
victorias, ya que en ella las derrotas no son una victoria para nadie.»
Veamos sus comentarios: «La historia «a secas» de la humanidad, es la
historia de las cosas que ya no son y que no participan directamente en
nuestra vida. La historia del arte, puesto que es la historia de los
valores, por tanto de las cosas que nos son necesarias, está siempre
presente, siempre con nosotros; podemos escuchar a Monteverdi y a Stravinski
en un mismo concierto.»

No estoy de acuerdo con eso de que el arte trata de las cosas que nos son
necesarias, pienso que el arte trata justamente de lo que, siendo
innecesario, es sin embargo permanente y fundamental. Lo importante es que
gracias a Kundera he podido sostener esta discusión, hasta ahora, conmigo
mismo.


Federico Vegas
(%=Link(«mailto:[email protected]»,»[email protected]»)%)

_________________________________________________________

Berta Elena Tamayo


Con respecto a la primera pregunta que parece simple pero a través de la respuesta puedes abrir las puertas del conocimiento del otro, que le gusta, cuales son sus inclinaciones a que dedica su tiempo. Para mí el libro de todos los tiempos es La Sagrada Biblia, es una biblioteca entera llena de sabiduría, es una de las vías para amar a Dios Padre Creador de todas las cosas. Está llena de imágenes e historias tan extraordinarias desde el Génesis hasta el Apocalipsis de San Juan permitiéndonos a los cristianos a través de Los Evangelios tener la certeza que Jesús resucitó para redimir a la humanidad.

Una de las enseñanzas mas hermosas de Jesús es cuando dice: Les doy un mandamiento nuevo Ámense los unos a los otros como Yo os he amado.

Otros libros que para mi son de referencia son los libros de Historia del Arte desde los principios hasta la modernidad, tengo EL PRADO, Colecciones de Pintura, lo adquirí en el propio museo en una visita que hice a solas pasé todo el día hasta que cerraron el museo, estuve en éxtasis desde la entrada hasta la salida.

«España vive hoy en la conciencia de los pueblos civilizados merced a su historia y a su Museo del Prado. La historia de España pesa como un bloque abrumador sobre la memoria del mundo; pero la historia es cosa muerta . Si nada mas que historia poseyese España, las gentes no se acordarían de ella. Tiene España su Museo y gracias a él se mantiene viva en la conciencia del mundo. Sin embargo, el Prado, a pesar del abandono, de la incultura y desidia de muchos de los gobernantes, mantiene casi indemne y solemnemente su primigenia dignidad. Desde el fallecimiento de Fernando VII sus colecciones han permanecido casi inalterables. Por suerte en este siglo algunos legados y adquisiciones han comenzado a paliar las lagunas que tiene nuestro museo.»

Cito esto para que el venezolano se sienta parte de su historia, cuide y aprecie nuestro acervo cultural que tan mancillado a través de los siglos ha estado sometido, la cultura son las raíces de un pueblo para que florezcan en las nuevas generaciones por venir.

Otro libro referencial es LEONARDO DA VINCI Genios de la Pintura. «Artista, científico y pensador Leonardo» ( 1452 – 1519 ) es el personaje mas fascinante del Renacimiento. En el recorrido por su obra se muestra al Leonardo pintor, sin olvidar al inventor y al teórico del arte, aspectos que conforman su relevante personalidad.»

Para mi trabajo estudio muchísimo los dibujos de Da Vinci son perfectos y seguirlo es muy fácil a pesar de su complejidad, lo encuentro fascinante. Lo compré en los Museos Vaticanos en Roma.

Otro libro hermoso con un gran texto y grandiosas imágenes es La Imagen de la Mujer GOYA, lo adquirí en el Museo del Prado en una magnífica exposición sobre Goya.

Los Caprichos 1799.

«El tantas veces citado anuncio, que salió en el Diario de Madrid el 6 de febrero de 1799 y nuevamente el 19 del mismo mes, los describía así:

Colección de estampas de asuntos caprichosos, inventadas y grabadas al aguafuerte por D. Francisco de Goya. Persuadido el autor de que la censura de los errores y vicios humanos ( aun que parezca peculiar de la eloqüencia y la poesía) puede también ser objeto de la pintura: ha escogido como asuntos proporcionados para su obra, entre la multitud de extravagancias y desaciertos, que son comunes en toda sociedad civil, y entre las preocupaciones y embustes vulgares, autorizados por la costumbre, la ignorancia o el interés, aquellos que ha creído mas aptos a subministrar materia para el ridículo, y exercitar al mismo tiempo la fantasía del artífice.»

Cito lo de los Capricho de Goya para exaltar lo mas sagrado del ser humano La Libertad, y en una mente creadora no hay límites ni fronteras.

Otro texto maravilloso es MATISSE His Art and His Public. Alfred H. Barr, Jr. The Museum of Modern Art New York, es un préstamo de un amigo que cuando me lo pida se lo devuelvo. El libro trata de la vida de Henry Matisse narrada por él, su experiencia es una enseñanza para todas las generaciones con un lema el que quiere puede y lo logra con la ayuda de los amigos. Matisse rezaba antes de ejecutar una obra……

Para culminar aunque este es un tema para desarrollarlo ampliamente otro libro que me marcó es PICASSO Portrait of Picasso as a Young Man by Norman Mailler, me lo recomendaron y lo adquirí, contiene aspectos de la vida de Picasso que no son tan difundidos como por ejemplo todas las penurias que pasó en sus comienzos en Paris, su amigo Casagemas y él solo tenían un par de guantes para el frío invierno uno utilizaba el derecho y el otro utilizaba el izquierdo y la mano descubierta la guardaban en el viejo bolsillo del abrigo, en otra oportunidad llegó el gato a la buhardilla en el que vivían con un pedazo de salchicha, los dos le cayeron encima a el gato para arrebatarle el alimento. Picasso de espíritu libre hizo todo lo que le vino en gana.

Berta Elena Briceño de Tamayo
(%=Link(«berta tamayo «,»[email protected]»)%)

_________________________________________________________

Eva Feld

“¿Qué libros han desencadenado imágenes en ti?


Curiosamente las únicas imágenes poderosas que guardo de mis lecturas son aquellas que desencadenan las ideas, el pensamiento, la imbricada naturaleza humana. Todo ello me produce un estado alterado capaz de crearme abstracciones e inferencias múltiples. Por ejemplo Maurice Blanchot al escribir sobre Kafka coloca al lector en un andamio metafórico extraordinario. O Nietzsche o Sloterijk o Cioran. Incluso en poesía son las palabras contenciosas las que desencadenan imagenes en mi, tal vez por eso prefiero la densidad de T.S. Eliot o los desvaríos de Mallarmé y en narrativa la capacidad apalabrada de Lídia Jorge en «La costa de los murmullos» y la inmensa armadura de los escritores polacos de la entreguerra. Estas preferencias responden al presente inmediato y al espacio limitado. La incompletud radica en que ni aun haciendo más larga la lista de los libros le haría justicia a mis lecturas, pues en verdad lo que cuenta para mi no es la imagen que hayan desencadenado en mi sino la transformación que hayan operado en mi.

¿Cómo llegaste a ellos, te los recomendaron, te los topaste en una vitrina?

De manera ecléctica, por casualidades, por causalidades. Los libros recomendados vienen cargados de empatía y de prejuicios en el buen sentido de la palabra. A veces, aunque no estén subrayados, uno puede ver entrelíneas los guiños de los amigos, o las manías de los profesores, o las vanidades de los críticos. Últimamente las vitrinas son malas consejeras para el buen lector pues despliegan más libros de autoayuda, de literatura chatarra y productos estéticos. Soy de las que leen paradas frente a las estanterías ocultas de las librerías; de las que urgan, de las que se quedan hasta la hora del cierre. Pueden dar fe de ello, los pocos libreros que quedan en Caracas, pero también las paredes de la FNAC de España y de Francia y pequeños libreros de Guadalajara, Barcelona o Montpellier.

Cita algunas una frases que hayas subrayado en esos libros.

(De Kafka a Kafka. Maurice Blanchot)

… el hombre del exilio se ve obligado a hacer del error un medio de verdad y de aquello que lo engaña indefinidamente la posibilidad última del captar el infinito.

( Esferas. Peter Sloterdijk)

De pronto, masas desespiritualizadas se encuentran a la intemperie sin que jamás se les haya aclarado correctamente el sentido de su destierro. decepcionadas, resfriadas y huérfanas se cobijan en sucedáneos de antiguas imágenes del mundo mientras éstas parezcan conservar todavía un hálito de la calidez de las viejas ilusiones humanas de circundación

(De los aforismos de Más allá del bien y del mal. Friedrich Nietzsche)

68
«Yo he hecho eso» dice mi memoria. «Yo no puedo haber hecho eso»-dice mi orgullo y permence inflexible. al final- la memoria cede.

146
Quien con monstruos lucha cuide de no convertirse a su vez en monstruo. Cuando miras largo tiempo a un abismo, también éste mira dentro de ti.

(De La costa de los murmullos. Lidia Jorge)

¿ Y para qué conocer directamente? Querer no saber, no es una cobardía, es apenas colaborar con la realidad más amplia y más profunda que es el desconocimiento…

Eva Feld
(%=Link(«mailto:[email protected]»,»[email protected]»)%)

__________________________________________________________


Anna Gradowska

Me sorprendió la pregunta. Es verdad, que algunos libros mas que otros provocan la imaginación visual, sin embargo creo que lo primordial es la sensibilidad con la que uno nace. Esta sensibilidad evoluciona con el tiempo en relación a las experiencias que tenemos en la vida.

Recuerdo que como estudiante del 2-do año de Historia de Arte quedé sorprendida e intimidada cuando durante el recorrido estudiantil por el Museo mi muy apreciado profesor alabó las obras de una pintora del principio del siglo XX, considerándolas mejores en esta sala. Yo prefería otras, las que me parecían mas descriptivas y elocuentes, pero no me atreví oponerme. Me sentía muy confusa. Algunos años mas tarde, cuando ya trabajé en el mismo Museo, realicé la exposición de esta artista, y ya pude ver con mis propios ojos lo buena que era. Pues no le interesaban narraciones literarias sino las sutilezas de los pocos tonos empleados y el carácter general, muy sintético del motivo. Trabajando sobre esta exposición crecí un poquito dentro de mi profesión. Creo, que entré en la mas sensible etapa de la apreciación visual.

Así como lo planteaba en sus tiempos Gothold Ephraim Lessing (1729-1781), creo que la literatura y la pintura deberían referirse a sus propios campos expresivos, la primera a lo cambiante y accesible a través de palabras, y la otra a lo visual apreciable a través de la luz y color. Esto no excluye, por supuesto, algunas relaciones mas o menos prolongadas con otros campos vecinos, pero lo principal de cada campo debería permanecer por encima del tiempo, como su elemento básico de la comunicación. Ya Alexander Calder, y después muchos otros, introdujeron el movimiento a las artes plásticas y hay que decir que lograron resoluciones estupendas. Lo mismo se refiere a lo narrativo ( ej. arte conceptual) y a muchas otras experiencias, todas válidas.

Sin embargo, me parece que a pesar de que las artes plásticas cambian sus formas en búsqueda de nuevos medios expresivos, existe a la vez un lenguaje básico propio, al que siempre regresamos, como un péndulo que se mueve aquí y allá. Por lo menos, yo lo siento así, pero cada quien tiene derecho de diferir, pues nuestra sensibilidad debe responder al arte libremente

Anna Gradowska.
(%=Link(«Anna Gradowska «,»[email protected]»)%)

_________________________________________________________

Carmen Cristina Wolf

«¿Qué libros han desencadenado imágenes en ti?

La biblioteca de Babel de Jorge Luis Borges; Prometeo encadenado de Esquilo; Cien años de soledad de Gabriel García Márquez; Hojas de hierba de Walt Whitman; Poemas de Emily Dickinson en la traducción de Silvina Ocampo; las Tragedias de Sófocles; El Taller de al lado, Traducciones de Rafael Cadenas; Antología poética de Eugenio Montejo (bid &co).

¿Cómo llegaste a ellos, te los recomendaron, te los topaste en una vitrina?

Recomendaciones leídas en prensa y a través de mis profesores

Cita algunas una frases que hayas subrayado en esos libros».

De la novela La última muerte de Simón el triste de Eduardo Casanova:
¡cómo saldré de este opaco laberinto! siento que me envuelven espirales de colores dibujados
dibujados por las manos de la muerte mientras cantan una fúnebre tonada las almas de los que
creyeron en mis ojos…miles de idiotas festejarán mis victorias y me harán monumentos y
cantarán mi gloria sin darse cuenta de que en realidad he sido un fracasado o se aprovecharán de
mi nombre para saciar sus pequeñas ambiciones y seguir engañando a los miserables (…)

De La novela latinoamericana en vísperas de un nuevo siglo de Alejo Carpentier:
«Yo diría que cultura es: el acopio de conocimientos que permiten a un hombre establecer
relaciones, por encima del tiempo y del espcio, entre dos realidades semejantes o análogas,
explicando una en función de sus similitudes con otra que puede haberse producido muchos
siglos atrás … esa facultad de pensar inmediatamente en otra cosa cuando se mira una cosa
determinada, es la facultad mayor que puede conferirnos una cultura verdadera»…

De El taller de al lado, traducción de dos poemas de D. H. Lawrence:

Triunfo:
Me pareceante cinco mil años por lo menos
los hombres han querido triunfar, triunfar, triunfar
triunfar sobre sus semejantes, triunfar sobre obstáculos, triunfar
sobre el mal,
hasta que ahora la palabra misma resulta asqueante, no la podemos oír
más.

Si miráramos nuestros corazones, veríamos
que detestamos la idea de triunfo,
estamos hartos de eso.

Un hombre:
Lo que me importa de un hombre
es aquella inquebrantable chispa interior
donde es él mismo
intrepidamente
(…)

Carmen Cristina Wolf
(%=Link(«mailto:[email protected]»,»[email protected]»)%)

__________________________________________________________

Patricia Van Dalen

Hablaré de un libro aún no leído. Encontré esta maravilla en la librería El Buscón: «De Eros y Psique», escrito por Rafael López-Pedraza con prólogo de María Fernanda Palacios (2005). Un tesoro para todos aquéllos privilegiados asistentes a su Seminario de Mitología en la Escuela de Letras de la UCV. Yo fui una de las personas que nos apiñábamos en un salón -cuyo número no recuerdo- lleno de muchos mas oyentes que de estudiantes inscritos por créditos, y llamaba a esa experiencia la «fábrica de imágenes».

Cotejaré las notas que tomé durante ese año, 1978, con el libro recién adquirido, recordando las inflexiones de voz de López-Pedraza, sus gestos, los silencios, los «oséase», y el aliento contenido alternado con expresiones de asombro de todos nosotros. Pregunto, hoy en día, ¿quiénes en las universidades de Caracas hacen posible las fábricas de imágenes? Me gustaría saber.

De las notas de mi cuaderno:
«Psique no es convencional, ni para vivir en la mediocridad. Ella se niega, y espera por otros designios que la llenen. ¿Intuye su destino? Espera peculiar.»

«Para los orientales, un factor básico es la incomodidad (material-espiritual). El confort bloquea a la psique.»

«Banquete nupcial entre Eros y Psique: minuto de orden, de balance psíquico de marcado orden arquetipal, cada uno ocupa su sitio. Boda olímpica. Misterio de la conjunción de opuestos. En esta boda hay color, y toda una imageniería presente.»

Patricia Van Dalen
(%=Link(«mailto:[email protected]»,»[email protected]»)%)

__________________________________________________________


Revisa aquí las preguntas y respuestas anteriores:


(%=Link(«http://analitica.com/va/arte/descargarte»,»64.207.147.4/va/arte/descargarte/»)%)

__________________________________________________________

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba