Entretenimiento

Lilulí: satírica parábola contra la guerra y la intolerancia

El Programa de Formación de la Compañía Nacional de Teatro estrena, en el Foso de la Sala Anna Julia Rojas del Ateneo de Caracas,
esta ingeniosa comedia original del Premio Nóbel de Literatura 1915, Romain Rolland

Sátira de una secular tragedia que no necesita ser escrita, pues es la dolorosa comedia que ha repetido el mundo a través de su historia, Lilulí es el espectáculo que del 25 de septiembre al 12 de octubre, la Compañía Nacional de Teatro -principal institución dedicada a la proyección y difusión de las artes escénicas en el país- estará presentando en el Foso de la Sala Anna Julia Rojas del Ateneo de Caracas.

Única pieza teatral escrita por el genial Romain Rolland (Francia, 1866-1944), Lilulí (1919) nace de las profundidades del dolor en un intento por reaccionar, con risa, ironía y burla, contra la amarga y desesperanzada locura generada por la Primera Guerra Mundial.

Su estreno en Venezuela, dirigido por Gladys Prince, es un montaje de la promoción 2000-2003 del Programa de Formación Teatral de la Compañía Nacional de Teatro, del cual han egresado algunos de los más destacados actores del país en los últimos quince años como Dora Mazzone, Rafael Romero, Jaime Araque, Gabriela Martínez, Eliana López, Natalie Cortéz, Ana María Simon, Delbis Cardona, Yuri Rodríguez, María Isabella Méndez, y Javier Paredes, entre otros.

Para Prince, reconocida actriz y directora, representar esta obra en el foso de la Anna Julia Rojas es un interesante reto que contribuye a crear la atmósfera de desolación y aniquilamiento de esta ingeniosa comedia dramática que, en un sentimiento de contrapunto, mantiene el Yo en suspenso frente a la gravedad e impotencia producida por la guerra y la consecuente intolerancia y exclusión.

Enloquecido universo de personajes
Catalogado como uno de los más importantes autores franceses de los siglos XIX y XX, Romaní Rolland se da a conocer en 1895 cuando presenta dos ilustrativas memorias: “Curs ars picture apud Italos XVI” y “Origines du théâtre Iyrique moderne”. Estos trabajos fueron premiados por la Academia Francesa por su construcción literaria y por la prueba de la vastedad de sus conocimientos de la técnica y la historia de la música.

Con el reconocimiento de dicha tesis, el escritor obtuvo una plaza como profesor en La Sorbona de París. Miembro de la Academia Francesa de Roma, profesor de Historia del Arte de la Escuela Normal y profesor de la misma cátedra en La Sorbona, entre las obras más destacadas de este autor se encuentra: “Juan Cristóbal” (diez volúmenes), novela premiada por la Academia Francesa, considerada un verdadero evangelio de la literatura. En ella Rolland, narra la historia de un imaginario compositor alemán que criticó la sociedad de su época. La novela es considerada por muchos como un trabajo autobiográfico en el que el escritor reivindica la armonía entre las naciones.

Durante la Primera Guerra Mundial publicó sus ideas pacifistas en el Journal de Genéve. Por esta razón se vio obligado a exiliarse en Suiza. Durante su exilio escribe el controvertido ensayo “Por encima del conflicto” (1915), año en que es reconocido con el Premio Nóbel de Literatura. A esa etapa pertenece Lilulí, pieza que revela el carácter místico e idealista deun hombre entregado a la causa de la libertad intelectual y la paz mundial.

Para Stefan Zweig este texto es más cínico y sarcástico de lo que pudo ser la intención original del autor. «En su centro figura aquella escena, escrita por primera vez en el año 1917, de los dos amigos que, seducidos por la pícara diosa de la ilusión: Lilulí, se destrozan en la lucha contra su voluntad interior. Estos seres, en el proceso de construcción de la comedia, en el momento de su creación, dejan de ser príncipes de un cuento infantil para, de manera aguda, punzante y hasta grotesca, reaparecer como poetas guerreros, ridículos seres danzantes desfigurados, a través de las lágrimas, en muecas y caricaturas».

Ciertamente, Rolland retrata este enloquecido universo con colores chillones, furibundos trazos de la ira disueltos, descompuestos en la amarga alegría de la burla y el iracundo latigazo de la realidad.

Interpretada por Valentina Cabrera, quien también diseñó el vestuario; María Virginia Bitar, Gabriel Calderón, Karla Fermín, Luisa Maymo, Jesús Carreño y Marvin Berroterán, en los roles principales, en esta producción participan también otros diez actores que han estado involucrados en un intenso proceso de creación colectiva que definió, estética y conceptualmente, el montaje que tiene una importante presencia del elemento musical.

La obra cuenta con el diseño y realización escenográfica de Rafael Sequera; la música de Gonzalo Zubillaga; la formación y montaje vocal de Felicia Canetti y la producción general de Silvia Herrera.

La breve temporada de Lilulí inicia el 25 de septiembre y se prolonga hasta el domingo 12 de octubre, de jueves a sábado a las 5 PM, y los domingos a las 3 PM. Entrada general, Bs. 6 mil. Estudiantes, Ateneístas, Tercera Edad y Jueves Populares, mitad de precio. Información, Telf. 573.4400.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba