Entretenimiento

Literalia: Saludo a Fina Torres

Para la Fundación “Francisco Herrera Luque” está es una tarde de honda alegría por poder dedicar la sesión de “Los tertulieros se reúnen” a conversar con Fina Torres y además por ser la primera vez que estos coloquios, cuyas temáticas hemos ido extendiendo mes a mes, recibe un cineasta, en este caso el mayor de los nuestros.

Y lo decimos porque fue Fina Torres la creadora de Oriana(1985) la mejor película venezolana de todos los tiempos, nunca superada por nadie, cinta, protagonizada por nuestra inolvidable Doris Wells(1945-1988), para quien fue especialmente escrita, film que además de la bella película que es ha pasado a formar parte del patrimonio sentimental de los venezolanos como lo son varias de nuestras grandes creaciones en las letras y en las artes. Y al referirnos a la literatura lo hacemos a propósito porque al crear su película Fina Torres nos permitió descubrir a la escritora colombiana Marvel Moreno(1939-1995), desgraciadamente desaparecida prematuramente y dueña de aquel talento sin par especialmente en el cultivo del  cuento. Precisamente en su haz de narraciones Algo tan feo en la vida de una señora bien(Bogotá: Pluma, 1980), sin duda su mejor libro, descubrió nuestra cineasta la narración que metamorfoseada por ella, pues fue Fina Torres también la guionista del film, no dio tal película, tan amada se puede decir por los aquí nacidos.

Las historias de mujer han seguido en las películas de Fina Torres tanto en Mecánicas celestes(1984), protagonizada por la gran Aridna Gil o Las mujeres arriba(2000) encabezada por la inigualable Penélope Cruz. Eso ha sido hasta ahora aunque en estos momentos nos está prometiendo una nueva película que será encarnada por hombres, sucederá en los días de nuestra emancipación. La esperamos.

Esas historias de mujeres siguen ahora otra vez en el trabajo de Fina Torres en Havana Eva, la película que nos ha llevado a reunirnos esta tarde tanto para interrogar a Fina Torres sobre el sentido de su hacer creador como para dialogar con ella sobre esta sobresaliente obra, una película que Fina Torres nos debía,  la cual estábamos esperando y ahora gozamos en las repetidas veces que la han visto muchas personas.

El hecho que Havana Eva suceda en la martirizada capital cubana, en donde la vida es casi imposible, pues la situación que viven sus habitantes es insostenible, de hecho la revolución les ha robado la libertad y toda posibilidad de desarrollo, como lo hemos comprobado quienes hemos estado en ella. Por suceder en la ciudad de La Habana en estas horas le da un sesgo especial a Havana Eva.

Aunque es una historia afectiva que conmueve a todo espectador sensible, como nos sucedió a nosotros, la película significa un acto de amor de sus personajes por aquella ciudad en ruinas en la que viven revivida por la cámara de Fina Torres que en forma silente todo lo registra, sin dejar de retratarla una y otra vez por medio de sus protagonistas, los venezolanos Pakriti Maduro y Juan Carlos García, sus protagonistas y especialmente por la fascinante actriz cubana Yuliet Cruz(Teresa) la coprotagonista quien con su maestría se hace dueños de varios grandes momentos del film, que son para nuestro gusto inolvidables como aquella memorable escena en el baño de un restaurat habanero que no tiene pérdida pues además de ser aquella plena actuación se entrelazan la realidad y la fantasía, los deseos de otros días. Es impecable en todo sentido, sobre todo como creación actoral que no podría haber sido lo que es sin la base del guión que Fina Torres les ha puesto en las manos a sus actores, a las dos actrices en este caso. También son encantatorias las actuaciones de las dos actrices cubanas mayores, tías del protagonista en la trama, quienes viven en aquella vieja bella mansión salvada quien sabe cómo, Herminia Sánchez(Dulce) y Elsa Cant(María).

Pero Havana Eva es especialmente una gran película política de esta hora de congojas de nuestra América Latina. Pero como Havana Eva está hecha en la tradición de la magistral Buena Vista Social Club(1999) de Win Wenders(1945), en ella  solo la mirada de lo que se ve, sin comentario alguno, sin glosa, sin algún asomo de denuncia, nos permite ver descarnadamente a lo que el socialismo ha llevado a Cuba, lo que podemos ver en el inmenso deterioro de La Habana y en lo que tienen que hacer para sobrevivir sus personajes, varios de ellos profesionales universitarios sin trabajo, como algunos de los que conocimos en nuestro periplo por Santiago de Cuba y La Habana. Y hay en la película un momento, magistral a nuestro entender en que uno de los personajes se asoma a una ventana y ve un afiche con la cara del dictador en donde se lee: “Ningún poder sobre la tierra podrá doblegarnos”, así puede el espectador comprender, sin palabras, sacando en silencio sus propias conclusiones, el drama de aquel pueblo, en verdad derrotado, pues antes la cineasta nos ha mostrado en todos sus recovecos, sin dejar de mirar como artista, como ha sido vencido aquel pueblo por los modos inhumanos de aquella autocracia, ya anacrónica en un mundo donde ni el marxismo ni el socialismo existen, al menos desde el 10 de Noviembre de 1989 cuando cayó el Muro de Berlín. Hoy sabemos, como lo dijo Winston Churchill(1874-1965), que “El socialismo es la filosofía del fracaso, el credo de la ignorancia, el evangelio de la envidia, su virtud inherente es la repartición igualitaria de la miseria”. Eso sucede en Cuba desde hace más de medio siglo.

Havana Eva ha encantado mucho entre nosotros y lo seguirá siendo porque es una obra impecable. Pero le han salido sus antagonistas, que no ofrecen en sus palabreos una mirada crítica, sino una diatriba: sin conocer La Habana piensan que lo que Fina Torres nos ofrece es inverosímil, o rechazan la película por suceder en aquella isla o se oponen a todo lo que nos dice con el temor que invade a los venezolanos demócratas cada vez que se menciona la palabra socialismo. Son estos los que llenos de temor utilizan la política de la avestruz: esconder la cara ante el peligro, el que termina arrasándolos, en vez de mirar con valentía la gravedad de lo que tenemos a la vista, única manera de enfrentar, desde estos días trágicos que vivimos, la construcción del futuro que con miedo, o con solo sátiras, no podremos edificar.

Así veamos la película de Fina Torres que vamos a discutir ahora, detengámonos ante tan singular creación y dejemos que se nos llene el alma con lo que el film dice a nuestro corazón.

 

(Leído en la sesión de “Los tertulieros se reúnen” de la Fundación Francisco Herrera Luque, celebrada la tarde del martes 17 de Agosto de 2010 en la Sala Cabrujas de la Fundación Cultural Chacao).

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba