Entretenimiento

Marianni López, melismas que atrapan

Ella abre su boca y la sala se impregna de paz. Melismas, rubatos, falsetes y apoyaturas, entre otros adornos vocales, salen por doquier. Es difícil escucharla y no quedar cautivado con su voz. Es que su talento es, sencillamente, ¡sorprendente! Para quienes no la conocen, su nombre es Marianni López, una yaracuyana de 23 años que acaba de ser admitida para estudiar en Berklee College of Music.

Pudiera decirse que esta chica cantaba desde el vientre de su madre, pues su progenitora era la cantante principal de una iglesia evangélica en San Felipe. «Yo crecí rodeada de música», dice sin pretensiones. No es de extrañar, entonces, que a los dos años ya tuviera presentaciones frente a los micrófonos y que a los nueve compusiera su primera canción.

«Recuerdo que yo no sabía tocar ningún instrumento con el que pudiera acompañar mi tema, así que un amigo me ayudó con la armonía. Terminamos llevando la canción a un festival nacional en el que quedé de tercer lugar».

A pesar de su grandiosa voz, esta joven no se visualizaba estudiando canto de manera profesional. De hecho, desde los ocho años hasta los dieciséis se especializó únicamente en el violín. «Sin embargo, sí tenía la convicción de que algún día iba a hacer algo con el canto, porque me daba cuenta que de alguna manera destacaba».

Cuando estaba por finalizar el bachillerato se enteró de la existencia de una licenciatura en canto popular en la Universidad de las Artes y fue allí cuando, realmente, decidió formarse.

Fue así como la entonces adolescente sustituyó el ritmo tranquilo de San Felipe por el ajetreo de Caracas. Y la verdad, el cambio no le molestó. «Cuando me mudé recibí muchísimo apoyo de varias personas que se habían venido antes que yo, así que, sinceramente, no me sentí nada mal», cuenta.

De peldaño en peldaño

Desde su llegada a la capital, López ha recibido clases con grandes maestros que la han ayudado a crecer como artista. Entre ellos puede mencionarse a Marisela Leal, Biella Da Costa, Gioconda Cabrera y Francisco Salazar.

Quienes la conocen, saben que esta muchacha es intérprete del jazz, «aunque todavía me falta mucho por conocer sobre este género, por lo que no me considero jazzista».

Es que, en realidad, ella no creció escuchando este estilo musical. Sin embargo, en su primer semestre le pidieron que estudiara el tema At last, de Etta James, para su examen final. El resultado fue todo un descubrimiento de cualidades vocales que López no sabía que tenía.

Fue así como poco a poco fue incursionando en el género. Tiempo después ingresó a las filas de la Simón Bolívar Big Band Jazz, agrupación con la que en 2015 pisó las tablas del Lincoln Center de Nueva York. En el concierto estuvo Rubén Blades de público, quien al finalizar se acercó a los camerinos para felicitarla.

Pero a pesar de tener una gran agilidad con el ritmo norteamericano, sus creaciones se inclinan más hacia lo pop. La razón es que, aunque sabe tocar guitarra, no conoce a plenitud este instrumento. «De hecho, tengo bastante tiempo que no compongo, porque no quiero saturarme y que todo me suene igual. Más bien voy a seguir preparándome para ir a otro nivel».

Es por ello que en septiembre tomará sus maletas para irse a Boston, con el fin de hacer las carreras de Performance y Composición en la universidad de música más grande del mundo.

«Estoy a la expectativa de lo que Dios tiene preparado para mí allá. Voy a absorber cual esponja el conocimiento y el arte de otras culturas, como la india, china, africana, tailandesa… de todas sacaré lo que me gusta y las adaptaré a mi propuesta». Por eso piensa que en unos años sus composiciones serán sumamente experimentales y eclécticas.

No paran los sueños

«Quiero alcanzar un Grammy, ¿por qué razón? Porque  deseo llegar a plataformas mediante las cuales pueda llevar el mensaje de Jesús; en las que yo pueda decirle a la gente: soy cristiana y puedo ser excelente, al igual que los demás».

Esto demuestra que para ella Dios lo es todo. A él le debe lo que es, lo que ha alcanzado hasta ahora y lo que vendrá. Por eso se encuentra en etapa de preproducción de su disco, el cual, obviamente, estará dedicado al Todopoderoso.

Sin duda, ella no nació el día de las barreras. Lo que se propone, lo alcanza. Seguramente, dentro de un tiempo formará parte de la lista de venezolanos que están dejando el nombre del país en alto.

https://www.youtube.com/watch?v=AkiSqJ9NcBc&feature=youtu.be

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba