EntretenimientoEspectáculos

Marjorie de Sousa: «los príncipes azules no existen, pero los bebés perfectos sí»

El primer Día de la Madre de la actriz venezolana Marjorie de Sousa no será quizás como lo soñó durante su «dulce espera». La controversial separación del actor Julián Gil, padre de su hijo Matías, y la batalla legal por la custodia enturbian un momento que ha debido ser único y especial.

Pero hagamos un recuento de este mediático embarazo que convirtió a la actriz venezolana, de 36 años,  en madre primeriza hace menos de 6 meses.

La historia de este par se remonta hace más de diez años, cuando se conocieron y trabajaron juntos en algunos proyectos: una cosa llevó a la otra y terminaron saliendo en 2011. A los 5 meses ya vivían juntos… pero en un momento se separaron abruptamente y Julián se mudó de Miami a México.

El destino volvió a juntarlos en México en 2014 para grabar la telenovela “Hasta el fin del mundo”. Marjorie confiesa que era muy dura en el trato con Julián, dolida aún por la manera en que terminó todo.

Sin embargo, los malos tratos cesaron cuando se convirtieron en vecinos. De Sousa y su mamá necesitaban un apartamento y en el edificio de Gil alquilaban uno, así se hicieron amigos y hasta empezaron a ir al gimnasio juntos.

El rápido llamado de la cigueña

Según contó a la revista People en Español, el 21 de mayo de 2016, recién llegando de filmar una película en España, De Sousa tuvo una cena romántica con Julián Gil, el exnovio del cual llegó a convertirse en la mejor amiga. Esa noche, por «exceso de amor», de acuerdo con la versión del galán y empresario argentino, ella quedó embarazada.

“Fue una sorpresa. Fue una sola noche que estuvimos juntos, nada más”, confesó la actriz a la revista People en Español, que tuvo la primicia de esta relación.

Ella percibió un retraso que atribuyó al jetlag. Sin embargo, pasaban los días y el ajuste no se daba. “¡Ay, este cambio de horario está muy largo! Yo creo que algo raro hay aquí'», dijo De Sousa a Univision.

“Para entonces yo tenía ya un presentimiento”, admitió De Sousa, quien al percibir la demora mandó a su asistente a comprar una prueba para hacérsela en su camerino. «Fue corriendo, la compró y nos metimos las dos en el camerino», contó. En medio de la espera, la venezolana vio que el resultado de la prueba era positivo y de los nervios, le dio un ataque de risa que no podía detener.

La actriz decidió confirmar su embarazo con una prueba de sangre que le practicó un amigo enfermero. «A las 8:15 de la mañana suena el teléfono y me dice, ‘Siéntate’. Ahí yo me dije , ‘Ay, sí estoy embarazada», narró la exreina de belleza.

El anuncio público de su reconciliación vino entonces acompañado del no menos sorpresivo anuncio del embarazo, que convertiría a De Sousa en madre primeriza.

“En el fondo me daba susto. ¿Qué tanto compromiso quiero en esta relación?”, se planteaba entonces la futura mamá. La duda duró poco, en agosto de 2016 la pareja anunció futuro matrimonio.

El embarazo

De Sousa compartió por los medios todos los pormenores de su embarazo. Sus seguidores la podían ver comprando ropita para el bebé, haciendo ejercicios con su barriga, el cuidado que llevaba con su alimentación.

Los fans se enteraron, por ejemplo, que el mayor antojo de la actriz durante su embarazo eran las papas con salsa Valentina y que no podía tolerar el olor a café.

Los vieron descubrir el sexo del bebé y discutir sobre la ciudad en la que habría de nacer el pequeño, resultando finalmente Ciudad de Mèxico como la escogida.

Durante ese tiempo Julián Gil tuvo que viajar a España para grabar un película ambientada en tiempos de Jesús de Nazareth, y los mensajes que se dedicaban en las redes sociales hacían presumir que todo era felicidad entre este par.

La llegada de Matias

A finales de enero de este año llegó al mundo Matías Gregorio Gil de Sousa, convirtiéndose en el primogénito de la protagonista de «Ser bonita no basta» y el tercero para Gil, que ya tenía dos descendientes de relaciones previas: Nicolle y Julián Jr.

El pequeño nació, según lo acordado, en Ciudad de México, en perfecto estado de salud, y el orgulloso padre no tardó en publicar en su cuenta de Instagram una fotografía que importalizaba el momento, donde la pareja unía sus manos junto a la del pequeño recién nacido

La separación

La convivencia duró menos de dos meses después del nacimiento de Matías. Sorpresivamente, la pareja dio por terminada la relación, sin dar ningún tipo de explicaciones. Gil se fue de viaje a Japón con sus dos hijos mayores y Marjorie  desapareció de los medios y de las redes sociales, a las que recientemente ha regresado.

Durante una entrevista con ‘Despierta América’ la actriz afirmó que «los príncipes azules no existen, pero los bebés perfectos sí». Cuando se prepara para celebrar su primer Día de la Madre, la venezolana describe a su Matías Gregorio como «el que cada día me despierta con una sonrisa llena de esperanza, el que hace tocar tierra… mi ilusión… mi ahora… mi maestro».

Matias Gil De Sousa

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar