Música

Una manera distinta de escuchar a Beethoven

Es indudable que Beethoven es, posiblemente, el genio más grande que ha producido la música académica. Toda su obra es maravillosa: desde sus 32 sonatas para piano, sus nueve sinfonías, su concierto para violín, las sonatas para violín, su música de cámara, su misa solemne y su ópera Fidelio, son todas obras fundamentales; no hay una sola que lo deje a uno indiferente.

Hoy quiero exponerles algo que nos lleva a escuchar las nueve sinfonías de una manera muy distinta a cómo nos las interpretaban los grandes directores de orquesta del siglo pasado, y aún hoy algunos. La única diferencia en el siglo XX, que yo conozca, fueron las versiones de Arturo Toscsnini y Herman Scherchen. Hoy, quienes descubrieron que los tiempos usados por Beethoven eran mucho más rápidos, fueron Errol Gardiner y Jordi Savall.

Como muestra de mi afirmación, les daré inicialmente tres versiones de la 5ta sinfonía, interpretadas en el siglo XX por Furtwangler y Toscanini, y en el XXI por Gardiner. Las otras se las presentaré en la versión actual.

Beethoven V Sinfonía : Wilhelm Furtwangler

Beethoven V Sinfonía: Arturo Toscanini

Beethoven V Sinfonía: Eliott Gardiner

Beethoven I Sinfonia: Gardiner

Beethoven Sinfonía II : Scherchen

Beethoven Sinfonía III : Jordi Savall

Beethoven IV Sinfonía: Gardiner

Beethoven VI Sinfonía: Toscanini

Beethoven VII Sinfonía: Gardiner

Beethoven: VIII Sinfonía: Scherchen

Beethoven IX Sinfonía 9 Toscanini

Beethoven IX Sinfonía: Furtwangler

Beethoven IX Sinfonía: Gardiner

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Un comentario

  1. Todas las sinfonías de Beethoven son muy buenas. En ellas percibimos a su creador, su modo de acentuar párrafos inesperados que sorprenden. Después de haber escuchado a Mozart la obra de Beethoven es única, sin compararse con ningún otro artista.
    Toscanini es a mi gusto el mejor: Por la fuerza de expresión y la velocidad del «Tempo». En la tercera: Heróica, podemos advertir la carrera de los instrumentos. Otro como toscanini fue Kubelik, inetenso con un tempo más corto. La claridad de Kubelik en las sinfonías de Beeethoven es como la de Toscanini.
    Pero todo queda a la apreciación de cada oyente.
    Gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba